Aquí les dejo a ustedes una pieza de la mejor retórica de nuestra derecha, que nos regala el tal Jake, en un comentario a mi entrada anterior:

terroristas?
resistencia?
ejército invasor?
pero de que vas, hijo de la gran puta?
¿¿¿que EEUU e Israel no quieren países árabes democráticos??? jajajaja se ve que la añoranza del Gulag te destruye las neuronas, puto miserable.
Aqui quien no quiere países árabes democráticos y libres son los teocratas, los corruptos, los terroristas, los ayatolas y los dictadores de los países árabes no moderados, o sea, la mayoría.
Y eso es algo en lo que están de acuerdo la inmensa mayoría de analistas . Solo radicales pirados como tú piensan lo contrario.
una prueba entre muchas: ¿por qué crees si no que fue asesinado el presidente egipcio Sadat unos meses depués de haber firmado la paz con Israel?
Ahhh claroooo. debió ser el Mossad o la CIA.. jajajaja
¿Y por qué crees que un país que tiene reservas de petróleo para varios cientos de años quiere desarrollar “energía” nuclear? ehh pobre islamoprogre iluso patético
Tú Si eres un antisemita de mil pares de narices.
Los que iban a volar diez aviones llevándose por delante a miles de inocentes también deben ser “resistentes” en tu jerga islamofascista, no?
que asco das, ignorante hijo de la gran puta.
Si escribieses un alegato en defensa de los palestinos sería respetable pero escribir la basura que escribes para defender a un hatajo de nazis como hezbolah te retrata.
por cierto, ¿a ti también te gusta desfilar brazo en alto gritando ‘Sig Heil’ como ellos?

Ahora lo analizamos.

Dejando de lado la brillantez de los planteamientos, la solidez de las argumentaciones y el notable y patriótico esfuerzo de Jake por mejorarse a sí mismo en el uso de la lengua de Cervantes, así como el innovador uso de las normas de puntuación, y su audaz reinterpretación de las reglas de la ortografía española, es muy llamativo todo lo que nos dice Jake, sin decírnoslo, sobre la derecha española.

Porque, probablemente, Jake sepa escribir con corrección. Es posible que tenga su bachillerato terminado, y que sea capaz de escribir textos legibles y comprensibles. Sin embargo, y aquí aparece la primera característica de nuestra derecha: es un cobarde. Por eso, en lugar de firmar con su nombre y con sus apellidos, como hago yo, y por eso pienso mucho lo que digo antes de decirlo, firma con un pseudónimo Esta circunstancia le coloca en una cómoda posición que le permite no releer, no pensar lo que escribe y dejarlo como le salió. Pues todos contentos, porque si a él le resulta cómodo, a nosotros nos permite analizar a nuestra derecha y ponernos alerta contra la inmensa mayoría de sus acólitos, que, cuando no se ponen el traje de pijines del PP, son como Jake.

Lo siguiente que nos llama la atención es la violencia verbal con la que se expresan. No sólo Jake, también Defensa y otros se expresan de esta manera que tanto recuerda a los ignorantes matones falangistas y a los nazis, ya saben ustedes, aquellos amiguitos de la derecha española de los años cuarenta que gasearon a tantos judíos.

También se deduce del texto de Jake y de su forma de expresarse que no sólo profesan culto a la violencia verbal. Serían entusiastas de la violencia física, como lo fueron sus precursores, los franquistas, si no fuera porque, a diferencia de ellos, y como he señalado en el primer punto, son unos cobardes. Eso les impide hacer lo que quisieran hacer. Ir por la calle apaleando a aquellos que no les gustan, a aquellos cuyas ideas no son lo suficientemente liberales.

Debo dar gracias a Jake, porque pensando sobre su intervención, he llegado a resolver una duda que desde hace algún tiempo me asalta regularmente. ¿Cómo es posible que nuestra derecha, una de las más miserablemente antisemita de todas las europeas, adoradora de los Reyes Católicos, que limpiaron el suelo patrio de hebreos usureros, sea ahora tan incomprensiblemente servil a los intereses de Israel?. Sin duda, parte de la respuesta está en el carácter violento y racista del estado de Israel. Quienes hoy en España hablan de moracos y sudacas, como en el pasado hablaban de “perros judíos” admiran a Israel porque es un estado extremadamente violento y tiene un comportamiento extremadamente racista. No digo que no haya otros componentes, como la obediencia a los Estados Unidos, ya saben ustedes, el país ese que electrocuta en la “old Spasky” a los negros y a los chicanos, pero sin duda el culto a la violencia y a la raza del estado de Israel es una de las razones que ha borrado el antisemitismo del brillante catálogo de ideas de nuestra derecha.

Al final, tengo que dar las gracias a Jake, ese grosero ignorante prototipo de la derecha española, que al desnudarse de las normas básicas de educación nos ha ayudado tanto a conocer al liberalismo patrio.

Es una pena, pero, salvo honrosas excepciones, es así.

Tagged with →