¡¡Cuidado, Labordeta, que Esperanza quiere secar el Ebro!! Acaba de decir que es una pena que e Ebro desemboque en el mar sin provecho para nadie, mientras en madrid y levante no tenemos ni para regar los campos de Golf. Así que una de dos. Así que una de dos. O quiere secarlo o desviarlo.

¡¡Gracias Presidenta!!