Cinco años después ¿de qué?

Posted · 18 Comments

Yo ya sé que probablemente se me van a echar encima tirios y troyanos, buenos y malos, rojos y azules, pero yo digo lo que pienso. Y lo que pienso es que estoy un poco harto de esa hipocresía generalizada en torno al 11-S. ¿Qué pasó el 11 de septiembre hace cinco años que cambió tanto nuestras vidas?. Pues que se produjo un horrible atentado terrorista en nueva York. Punto. Murieron muchas personas. Punto. Este verano, hemos visto como una sucesión de horribles atentados terroristas han diezmado la economía libanesa y ha provocado muchos más muertos de los que provocó el 11-S. Y sólo es un ejemplo, el último. ¿Qué diferencia el 11-S de otras masacres provocadas intencionadamente por seres humanos?. Que se produjo en suelo patrio. Nada más. Lo que nos consterna no es la imagen de la muerte colectiva, sino la imagen de la muerte de personas cercanas a nosotros; lo que nos consterna es la imagen de una muerte que podía haber sido la nuestra propia. El 11-S, los muertos no eran unos lejanos niños palestinos, ni los viajeros de un autobús urbano de Tel Aviv; tampoco eran los negros de dos tribus enfrentadas a machetazos en algún lugar remoto de África. No. Éramos nosotros mismos. El enemigo ha llegado a casa. Está bien que nosotros les matemos a ellos. Miramos para otro lado o nos indignamos con santa, justa e inofensiva ira por ello. Pero que nos maten ellos a nosotros es otro cantar. El 11-S ha cambiado nuestras vidas. ¡Oh, cielos, qué contrariedad, ahora tendremos que pasar por el detector de metales para viajar en avión!.

Rafael Herrera comenta en su blog, con ciertas dosis de razón, este este textoto que acaban ustedes de leer.

18 Responses to "Cinco años después ¿de qué?"
  1. olivier herrera marin dice:

    Ricardo, adelante y un abrazo, somos los más quienes sentimos asco de los ilusionistas de barracón de fería

    Hoy, 11 de Septiembre, pienso en todos los inocentes que murieron a la mayor Gloria y Poder de USA y su Imperio en las Torres Gemelas de NY. Y por encima de la nausea que me provoca toda la asquerosa manipulación de los medios de comunicación al servicio de la desinformación, pienso que todos los días del año son 11 de Septiembre para los niños que mueren por falta de agua potable, de hospitales y medicinas, de hambre. Es 11 de septiembre y oigo el eco de las bombas sobre El Líbano mientras siguen muriendo inocentes en Palestina y en Irak. Es 11 de Septiembre y pienso en el Chile que todo ciudadano libre lleva en el corazón. Cada 11 de Septiembre recordaré el golpe fascista de Pinochet y de sus padrinos, la Casa Blanca y la CIA. Cada 11 de Septiembre pensaré en Chile, en los inocentes de las Torres Gemelas y en todas las CIAS &, Terroristas y Criminales con licencia para matar, que siembran la semilla del terror a lo largo y ancho de la Aldea Global.

  2. Don Güevos dice:

    Pues mire, Ud mismo se queda cerca de la respuesta, pero sus prejuicios no le dejan seguir. Lo distintivo del 11-S no es la muerte, siempre igual de horrible, ni que esa muerte se sienta cercana. Eso no es lo distintivo.

    Lo distintivo es que los atentandos suponen la sangrienta puesta de largo de la guerra de civilizaciones. Eso es lo que los caracteriza.

    La caída del muro supuso el triunfo del liberalismo y el fracaso del socialismo. A este liberalismo triunfante, le sale un competidor.

    La historia es un continuo movimiento de grupos que quieren situarse allí donde está el primero. A veces lo consiguen. Otras, no.

    Ahora les toca a éstos. Se saben perdedores de la batalla tecnológica, económica y de desarrollo democrático. Y se sienten irritados. Carecen de la autocrítica necesaria para evolucionar, por lo que esa irritación se convierte en ceguera. También saben que existe una masa de más del mil millones de personas que, de alguna manera, no ven con malos ojos la posibilidad de destruir la civilización que los domina. Se amparan en la religión, que siempre vale para unir por abajo a los de abajo. Saben que su fuerza es el número y el fanatismo de unos pocos. No les importa morir matando pues consideran que con eso, además de transcender, destruyen al enemigo y aupan a la cima a los que quedan y a los que les mandan (que nunca se inmolan, para variar). Y sobretodo saben que morir, matando inocentes, causa miedo en la sociedad que desprecian porque la envidian, lo que les da la importancia de la que carecen.

    Es y era previsible.

    Otra cosa es la actitud de occidente, pero a mí me da que mientras mantenga el predominio tecnológico y los principios democráticos (ya sabe, pelearnos entre nosotros, criticar lo que hacen los gobiernos, decir que todo está mal, que yo no haría eso, que Bush no sé qué, etc.) vamos bien.

    Parece que existe un movimiento, al estilo de la gravedad, que hace que siempre, desde el principio de la historia, ganen los buenos. Los “malos”, de Anibal a Breznev, no ganan. Ni ganan sus principios.

    En fin. Es Ud testigo de un cambio de periodo histórico, y no se percata.

    Seguro que alguien culpa a los propios americanos.

    Y por cierto, hablando de aviones y de detectores de metal. Que más les da. Uds, los rojelios (qué curioso), no vuelan mucho. Les da pavor. Un día me dirá porqué…

  3. Don Güevos, abra un blog.

    Muy interesante su reflexión, pero niego la mayor: no creo que exista la guerra de civilizaciones, como tampoco me creo mucho lo de la alianza.

    hay diferencias culturales evidentes entre nuestra civilización y otras civilizaciones, pero esa no es la raiz del problema. La raiz del problema es el reparto injusto de la riqueza y de el abuso de los recursos por parte de occidente. Y las diferencias culturales no son más que el pretenxto, la chispa que hace saltar la pólvora.

    Nodude usted que si los pueblos árabes fueran quienes controlasen la riqueza y los recursos, ellos serían liberales y nosotros integristas.

    Poro otra parte, lo del avión era una forma de expresar esa hipocresía de la que hablaba al principio del texto. He estado parte de la tarde viendo en la tele cómo la inefable Nieves Herrero entrevistaba en Telemadrid a damnificados y expertos de todo pelaje, y parece que todos coincidían en una cosa: el 11-S ha cambiado nuestras vidas, ahora hay que soportar más medidas de seguridad en todas partes. El sentido de mi crítica era justo el contrario del que usted ha entendido (no se qué les pasa a ustedes últimamente con la ironía). Yo, que soy jacobino, no tengo nada en contra de la seguridad, siempre que sea dentro de los procedimientos democráticos.

    E insisto, abra un blog.

  4. Zicmu dice:

    Sé que no tiene mucho que ver con lo que comenta en la entrada, pero quizás le interese echar un vistazo a estos vídeos:

    Parte 1: http://www.youtube.com/watch?v=Dh3DcYTeuEA
    Parte 2: http://www.youtube.com/watch?v=xsLwhYCAV30
    Parte 3: http://www.youtube.com/watch?v=IzWGKf_PbEc
    Parte 4: http://www.youtube.com/watch?v=cQGdZ5Jw72k

    Yo acabo de terminar el 3

  5. Don Güevos dice:

    “La raiz del problema es el reparto injusto de la riqueza y de el abuso de los recursos por parte de occidente.”

    No. No es la raíz. Es la consecuencia de una ideología y de unos principios. Ud no está gordo porque un marroquí esté flaco. La interpretación marxista es un placebo. Es medicina alternativa. Y no sana ni explica.

    Las razones son otras.

    Yo entiendo que reconocer la existencia de un conflicto de civilizaciones no es fácil para la izquierda porque, a fin de cuentas, les dejaría sin el poco suelo que ya pisan.

    Los que estrellaron los aviones, recuerde, al igual que su jefe, no eran pobres precisamente. Son la burguesía en su país. Es en la burguesía (pequeña, pero burguesía) donde se genera la reacción porque es dónde se generan las pasiones por el poder. Como nos dice la historia del mundo.

    Y lo único que voy a abrir ahora es un cojunudo bote de gruesos espárragos cojonudos que me voy a zampar con una salsa de aceite de oliva virgen ligado con unas gotas de limón. A su salud.

  6. Independiente dice:

    No le haga caso a “hasta los huevos de zapatero”, que sabe la verdad y no la cuenta, como buén facha que es.

    El sabe perfectamente quien empezó y cuando, eso que el llama “guerra de civilizaciones”

    El sabe qué “civilización” usa la fuerza, de la manera mas malvada que se puede usar.

    El se cree parte de “una civilización”, cuando a lo que el pertenece es lo mas alejado de algo “civilizado”.

    Le doy toda la razón de que dispongo en cuanto a su escrito de la cabecera.

    Saludotes.

  7. Rios Raffo dice:

    Absoluta y emocionadamente de acuerdo, diría casi enrabietadamente, trasnocho y TV1 inunda de nuevo mi cuarto de estar con las mismas imágenes de aquella mañana en la que -alucinado y Matías Prats mediante- vi cómo se venía abajo la postal que nunca llegué a disfrutar en persona.

    Por cierto, somos tan rematadamente tontos que desde ese día hablamos del “colapso” de las Torres Gemelas, que no es que esté mal, vendrá del latín “collapsus” (caer) y bla, bla, pero antes del 11-S hubiésemos dicho que las torres se “vinieron abajo” o hablaríamos del “derrumbe” del “World Trade Center”…
    Que esa es otra, lo mal que lo han pasado muchos taxistas durante estos cinco años intentándolo pronunciar, en fin…

    Por un lado sólo corroborar lo dicho por RV, y al hilo me viene a la memoria un cachito de informativo de finales del 99, tontería pura, no se quien y tampoco porqué le preguntó a un sacerdote -casualmente nicaragüense- qué es lo que la iglesia tenía que decir al respecto de las profecías que asociaban el cambio de milenio con el fin del Mundo, el cura, bastante serio, le respondió que para muchísimos campesinos de su país el fin del Mundo ya había llegado un par de años atrás con el paso del huracán Mitch, terriblemente cierto.

    Que mueran tres mil personas es penoso, pero si la mayor parte de esas tres mil llevan corbata o tacones el drama nos roza tanto que basta una alusión de dos minutos en un informativo para que nos escueza el asiento, el señor que saltó del piso 71 desayunaba cereales, usaba preservativos y tenía cisterna e inodoro, y eso acojona.

    Pero no hablo sólo de que 3000 vidas con barba y turbante en Irak valen exactamente lo mismo que las del WTC porque eso es obvio…

    Ahora estaba pensando en nuestras doscientas vidas, en esos doscientos estudiantes, currantes y currantas que murieron en Madrid y que inevitablemente son añadidos a la misma lista de los neoyorquinos caídos hace cinco años.

    No es lo mismo, no lo es…

    EEUU es una nación que lleva décadas jugando con fuego y libertades ajenas, moviendo piezas y portaviones y enriqueciéndose por ese método, los norteamericanos han contemplado cómo sus políticos han ido administrando dictadores y sucedáneos (Véase el 11-S chileno) y justificando marines vigoréxicos y bases en cada esquina del planeta.

    Esa ha sido su pauta y así lo han permitido los millones de ciudadanos que votaron a sus presidentes con la aparente convicción de que haber sido elegidos por Dios para liderar al mundo, y no hace mucho que ese mismo mundo tras sus últimas elecciones contempló con ansiedad el recuento de papeletas, nos parecía tan de cajón que Bush las perdiese que hasta llegamos a simpatizar con un tío tan dudoso y cara cartón como Kerry.
    Miramos solidariamente y con cariño a esa casi mitad de norteamericanos que soñaban con un cambio en la Casa Blanca, cineastas, escritores, pueblo y artistas, todos menos Britney Spears, que está buena pero iba para nazi.
    Y el cambio no aconteció. Una pena.

    Sin embargo nuestros doscientos asesinados ni por asomo podían imaginar que España fuese tan extremadamente odiada fuera de nuestras fronteras como para hacernos semejante canallada, y eso que sabemos bien lo que son la maldad y las bombas, pero la desproporción resultó espantosa y los radicales islamistas unos perfectísimos hijos de Satanás.

    Los doscientos de los trenes pagaron caro el error de unos pocos políticos, un error muy pasajero, ciertamente sin tradición, porque los muertos el 11-M y los vivos de hoy sabemos bien que España, desde Annual para acá, no pinta nada invadiendo otros países, hace algunos siglos tuvimos esa fea manía, pero lo cierto es que nos curamos absolutamente y pasamos a ser con orgullo una de las naciones más desastrosamente pasotas y menos intervencionistas habidas y por haber.

    El 11 de Marzo fue a traición y el 11 de Septiembre no tanto.
    Lo que no quita para que uno y otro hayan sido unas tremendas cabronadas.

  8. Alvaro dice:

    Don Ricardo, 5 años después ¿Que?. Pues para los que hemos vivido en yankilandia

  9. kiko dice:

    Dentro de varias décadas los libros de historia señalarán, sin duda el 11/09/01 como el comienzo del siglo XXI. Te juego un café. Analista, que eres un fino analista.

  10. entre kfar saba y kalqilia dice:

    “No dude usted que si los pueblos árabes fueran quienes controlasen la riqueza y los recursos, ellos serían liberales y nosotros integristas”. Con el petroleo a 70 dolares el barril no veo yo que las costumbres sean mas liberales (igualdad entre sexos, libertad sexual…) en Emiratos Arabes Unidos, Kuwait, Arabia Saudi…
    Y entre los hermanos de revolucion de Chavez, los iranies, por que los ayatollahs no promueven un aumento del bienestar material entre sus ciudadanos y se dejan de tanta sharia.
    Por que no hay integrismo (cristiano, vikingo, el que sea…) gobernando en Noruega que tiene petroleo tambien? En cambio sus ciudadanos viven un poco mejor que los de Iran.

  11. Jorge F. dice:

    “Los “malos”, de Anibal a Breznev, no ganan. Ni ganan sus principios”.

    En serio, dígame usted, Don Güevos, por qué Anibal era “malo” y cuales fueron esos principios cartagineses que no ganaron.

    ¿No será que como la historia la escriben los vencedores sus contrarios siempre son los malos?

  12. Jorge F. dice:

    1. Señor Ricardo: He visitado la página de Rafael Herrera y no me ha gustado nada su estilo en general. Emana un tufo de postmoderno (en el mal sentido de la palabra, eso te lo matizo a tí, Sergi, para que no te enojes conmigo) que me desagrada.
    2. Señor Don Güevos: Dígame usted por qué Anibal era “malo” y cuales fueron esos principios cartagineses que no ganaron. Se lo dije en serio, no era una pregunta retórica. Me gustaría saber que había de malo en el comportamiento de los cartagineses para considerarlos malos comparados con los romanos. ¿O es que eso lo dijo por decir algo?

  13. El Humilde dice:

    En el “primer mundo” son muchas las personas que entienden que tienen derecho a defender sus privilegios, hay quienes llegan incluso a “creerse” la frase “Dios existe y está con nosotros” no dudan en usar tecnicas de control y de extermio comtrolado de los que no estan “Privilegiados por Dios”, Incluso hay quien pasa algunas noches hablando con Dios por los pasillos de la casa blanca pidiendole consejo sobre si empezar una guerra de agresion o no contra un pueblo que dispone una riqueza que el desea administrar.
    Si por defender esos privilegios somos capaces de matar, como podemos tildar de sanguinarios terroristas a los que estan defendiendo su famila ,su pueblo y su tierra.
    La gente de Iraq, de palestina, del Libano,de Venezuela, de afganistan de Cuba y de tantos otros paises que en estos momentos estan siendo amenazados, saqueados o invadidos por “El Gendarme Global” no hacen cosa diferente a la que nosotros mismos hariamos en su situación.
    No se trata de derechas o izquierdas, eso no es mas que parte del los juegos de despiste que se marcan los que dirigen a “El Gendarme Global”, se trata de HONRRADEZ HUMANA algo que por desgracia no todos nosotros intentamos cultivar.
    Volviendo a los que mandan en el “El Gendarme Global” ¿quienes son y que objetivos tienen, o dicho de otra forma donde esperan que les lleve el camino que han decidido seguir? ¿Que tipo de personas son? son muchas las preguntas que deberiamos hacernos ya que si les permitimos ser “El Gendarme Global” el futuro de todo el planeta estara en sus manos,

  14. Tovical dice:

    Tendrá que repetirse muchas veces que todos los muertos son iguales porque tambien todos los vivos somos iguales, mal que nos pese y nos cueste tanto de entender y aceptar para sacar conclusiones prácticas.No hay que perder la esperanza de que el NOSOTROS y el NUESTRO no son equivalentes a los YO chicos o grandes. ¡Y así va la Humanidad, o mejor la hacemos anndar cuando anda.

  15. David dice:

    Eso del 11S en Nueva York fue un atentado muy grande, en un país especialmente inseguro por individualista…. y televisado.

    Después, un populista más de los que habitan (no sólo) el continente americano lo aprovechó para asegurarse las siguientes elecciones, que muy probablemente hubiera perdido.

    Un choque de civilizaciones? Coño, que no hablamos de una guerra entre los imperios chino y egipcio hace 3000 años!

    A ver si nos entendemos, ataques terroristas han habido, hay y habrán y han sido, son y serán la única táctica bélica disponible de los pobres. Pobres con razón y pobres sin razón, eh? Que ni el fin justifica los medios ni el medio legitima los fines.

    Eso es lo que me explicó un día mi padre: Hitler, Stalin, Mao, Franco atrasaron o adelantaron el reloj en 50 años. Pero 50 años después, tierra encima, el ritmo del reloj de la vida vuelve a su ritmo normal y se pone a su hora normal. Y no importa los millones de muertos que haya provocado su acronia.

    Por eso, el 11S estoy seguro que supondrá un cambio mientras sea de utilidad para el político que lo ha usado como programa electoral. No, no hablo de Bin Laden (que también está como un candil); hablo de Bush. Y si no, al tiempo.

    Pero en fin, tampoco espero que los que se han creído que el 11S marca una nueva Era de la Historia (en mayúscula ambas) estén de acuerdo conmigo.

    P.S. Recomiendo la lectura de Alexandre Deulofeu. De nada.

  16. Josep dice:

    El 11-S no és una consecuencia de la mal llamada “guerra de civilizaciones” Es una consecuencia de las injusticias que provoca el imperialismo y la ambición de unos pocos frente a la mayoria de los humanos. La injusticia extrema genera violencia. La violencia terrorista es un recurso extremo de desesperados e iluminados. Dicha violencia sólo es posible combatirla con la esperanza de deciones justas. Pero la justícia resula incompatible con los intereses de unos pocos oligarcas que se han adueñado de las estructuras de poder de los estados occidentales, con el único fins de lucarse. No existe una “guerra de civilizaciones” sinó una civilización en la que unos pocos oligarcas detentan el poder económico de la mayor parte de los bienes que se producen y consumen en todo el mundo y no existen estructuras de poder que las limiten. La
    única “guerra” existente no es de “dos” civilizaciones opuestas, sinó de unos pocos depredadores contra el resto de los humanos, que se sirve de esa ideologia para encubir su ambición sin límites. La de los que deslocalizan empresas, los que invierten en el negocio de la guerra, los que se lucran con el trabajo de los niños, los que desertizan la selva amazónica… Estos són los que estan en guerra contra los humanos y por el control exclusivo de los recursos del planeta.

    La novedad del 11-S radica en:

    a) significa que el terror y el sufrimiento de las victimas, retransmitido en directo pot todas las TV del mundo, es aprovechado por parte de los oligarcas de la “ambicion-sin-límites” para desviar la atención respecto a su propia ambición desmedida, absolutamente insostenible.

    b) Que esos oligarcas se han apoderado de las estructuras de poder de los estados occidentales (EEUU, EU, etc..) supuestamente para luchar contra el terrorismo, pero también para evitar cualquier mecanismo de control democrático respecto de su ambición sin límites.

    c) El objetivo de los oligarcas no es luchar contra la pobreza y la injustícia sinó incrementar sus beneficios, y para ello, las estructuras políticas de los estados democràticos, definitivamente ya no suponen ningún freno ni disponen de decanismos de control eficaces frente a su ambición.

    d) El único frente que no controlaban del todo es el de la opinión pública crítica y organizada.El 11-S significa un intento estratégico de aprovechar el dolor de las víctimas para debilitar y desorientar qualquier possible y previsible reacción de los ciudadanos contra su ambición desmedida, contra la injustícia, y sembar el miedo y la desesperanza. Es decir, aumentar la fragilidad y debilidad de qualquier reación crítica organizada que pudiera poden en cuestión su desmedida ambición.

    Como decia Gandhi: el planeta cuenta con recursos suficientes para satisfacer las necesidades de todos, pero no para satisfacer la ambición de unos pocos.

  17. M.iguel A. dice:

    Hay una cosa que no entiendo y es que al mayor terrorismo de la historia, no se le llame terrorismo, no he oído a nadie llamar terrorismo a los hechos por los EE.UU. ni a los de Israel o sea a la su sucursal en la zona árabe. ¿Porque nadie lo llama por su nombre? “TERRORISMO”

  18. El Humilde dice:

    Como tu muy claramente percibes Josep, la Humanidad tiene un enemigo, el mayor de los posibles, alguien tan grande que nos es imposible verlo, ¿o quizas no?.
    Es impresionante ver como absolutamente todos nosotros estamos llenos de miedo, tenemos tan metido el miedo que no nos atrebemos a nombralo.
    El resultado global del comportamiento de los Hombres es un desastre, si alguien pregunta por que estan asi las cosas le dicen cosas como: “esta es la realidad”, tambien dicen “esta en la naturaleza del Hombre”, o “que asi lo quiere Dios” (pues ellos, que controlan al representante de Dios, tienen claro lo que Dios quiere); la verdad es que como tu bien dices Josep, son unos pocos y debemos empezar a reconocerlos y a nombrarlos, a sacudirnos el miedo, pues nuestro miedo es su principal arma.
    Quisiera hacer un pequeño ejercicio para comprobar si soy capaz de descifrar la identidad de nuestro enemigo.
    Empezare de cero, para que el resultado de mi limitado analisis, no pueda ser tildado de basarse en prejuicios.
    En primer lugar sabemos que son pocos, pues digamos que son un grupo, para identificar ese grupo de otros ,tenemos una pista muy buena en que son muy poderosos, sabemos que en la actualidad y con esto de globalizacion el mercado de Wall Street tiene mucho peso en la economia global, no devemos olvidarnos tampoco de Suiza donde la banca siempre a tenido su verdadero fortin, esto va bien, controlan el dinero, son banqueros , prestamistas usureros, “esto me suena”.
    Tamnien sabemos que les une un sueño, el de bobernar el mundo y sus gentes por completo, (donde he leido yo eso de “y tus descendientes gobernaran sobre todas las naciones de la tierra”). creo que el analisis a resultado tan corto como efectivo, pues ya tenemos la respuesta.
    Los dirigentes politico/religiosos del pueblo judio son realmente como dijo Jesus: hijos de su padre y solo hacen lo que su padre quire que hagan.
    Su Dios no puede ser creador de nada, pues ellos, con su ansia de poder solo demuestran envidia al Creador, no humildad ni amor, solo envidia y desprecio.

    Nota: donde digo Dios leed Voluntad Creadora pues mi Dios no tiene nombre pero si presencia, nuestra presencia es su presencia y eso es igual para todo lo vivo como para todo lo muerto, ha todos nos creó la misma Voluntad y a todos se nos muestra por igual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.