Don Berlin Smith es un tipo de poco fiar. Uno de los personajes más siniestros de la blogosfera española (incluyendo, por su puesto, las colonias, es decir Cataluña, Andorra, las Provincias Vascongadas, Galicia, Portugal y ambas Coreas). ¿Y sabe ustedes por qué? Pues porque ha demostrado durante sus primeras 500 anotaciones que, cuando se escribe sobre política, se puede hacer desde la honestidad intelectual. Y eso está muy mal. Por eso, ni nosotros, ni ellos nos terminamos de fiar de este señor tan raro. Y le lanzamos frecuentes vaderetros. El caso es que para celebrar su anotación número 500 ha decidido renovar la cabecera de su bitácora, y a tal efecto ha convocado a algunos de sus más adelantados seguidores, lista que, tengo el honor de encabezar, algo que, por otra parte, no podía ser de otra manera, para que realicemos nuestras propuestas. Y lo hace mediante un concurso, cuyo premio es un libro, que supongo que estará convenientemente amañado para que lo gane quien firma estas líneas. Así que procedo, de inmediato, a realizar mi propuesta. Esto es algo que pensaba hacer yo aquí, en A Sueldo de Moscu, pero con mucho gusto se lo cedo a don Berlin. Mi propuesta es que encabece usted su bitácora con el siguiente consejo que le dio a Henry Kissinger el español más grande y más bajito de todos los españoles que han existido hasta la fecha:


Usted haga como yo y no se meta en política“, Francisco Franco Bahamonde, Generalísimo de todos los ejércitos, e incluso más.

Ahí la tiene. Se la regalo, don Berlin.

¡¡Feliz aniversario, Mr. Smith!!

Tagged with →