Oigan, yo ya me lío mucho. ¿A quién hay que creer, al presidente del gobierno o a un acusado de colaborar con ETA?. Yo, que soy una persona honrada, pero proetarra, sin duda, creo que hay que creer al Presidente del Gobierno (también en la época de aznar, señores liberalpinochetistas, no babeen ustedes todavía). El señor Alcaráz, un gran español, cree en cambio que a quien hay que creer es a los acusados de colaborar con ETA. Pues así será.