En la muerte de Antoni Gutiérrez Díaz

Posted · 44 Comments
Antoni Gutiérrez Díaz

Me entero por un correo electrónico que me manda Iniciativa per Catalunya, formación de la que soy amigo, y en la que no milito porque no existe fuera de Cataluña, de la muerte de Antoni Gutiérrez Díaz, antiguo secretario general del PSUC, el líder comunista catalán enfrentado con leninistas y prosoviéticos, hasta el punto de que llegaron a descabalgarle de la dirección del partido de los comunistas catalanes. Antoni Gutiérrez Díaz -y otros como Santiago Álvarez, Santiago Carrillo o Manuel Azcárate- representaba a aquella forma de entender el comunismo tan lejana de la actual, a aquellos comunistas que se enfrentaron a la dictadura franquista no para hacer la revolución, sino para construir la democracia, a aquellos comunistas que tantos sacrificios hicieron para restaurar las libertades, a aquellos comunistas que comprendieron -a fuerza de golpes, probablemente- que ningún objetivo político es viable sin libertad y sin democracia, que el fin no justifica los medios, y que por ello se enfrentaron no sólo a la dictadura española, sino también a las del este. ¿Dónde están hoy aquellos comunistas que, como Gutiérrez Díaz, uno de los diputados más activos del Parlamento Europeo, se ocupan de los problemas de hoy y no pretenden imponer recetas del año 1917?

44 Responses to "En la muerte de Antoni Gutiérrez Díaz"
  1. Jorge F. dice:

    No quiero fastidiar, pero hubo gente que lo que le criticó no fue su eurocomunismo, sino su “pujolismo de izquierda”, centrar el objetivo del PSUC o de IC, en la recuperación de las libertades nacionales preferentemente a dedicarse a la lucha por libertades sociales más amplias. Como yo no estuve en ese partido, opino según he oído a quienes si estuvieron en esa época.

  2. javier dice:

    Yo coincidí con el en varias conferencias y actos. me parecía una persona brillante y con las ideas muy claras. Coincido con usted, D Ricardo en la reflexión sobre IC: es un lástima que no exista por los madriles y tengamos que conformanos con los dalton.

  3. Josep P. dice:

    Fué un hombre honesto. Coherente. Conciliador. No fué un sectario, muy de moda en la época. Su visión era ámplia y clara. Rehuyó los “sillones”. Sus ideas de demócrata, aperturista, chocaron contra los “popes” y…le pasó lo que, a muchos como él le pasaron: lo arrinconaron y trataron de hacerlo callar, como es el caso de F. Raventós, R. Guerra, Pallach, y otros muchos.
    Poco a poco, los grandes hombres nos van dejando. La historia los recordará. Y una de nuestras labores será hacer recordar, que los jóvenes y los menos jóvenes sepan, que las cosas no siempre han sido com hoy. Cuarenta años de dictadura, muerte, prisión, torturas, exilio…
    Alguien se acuerda de los asesinos de nuestros padres y abuelos? Alguien sabe quienes fueron Sanjurjo, Mola, Millán Astray…?
    Recuperar la memoria histórica. No olvidar…
    Un recuerdo y un saludo revolucionario y emocionado para “El Guti”.

  4. Simio dice:

    Es evidente que el partido comunista ha usado siempre la libertad y la democracia como un medio de llegar al poder. Nunca como un fin.

    Pues tanto “las recetas de 1917 como la “Nouvelle Cuisine” pretenden que sea el estado el que controle la economia y la vida.

  5. David dice:

    > No quiero fastidiar, pero hubo gente que lo
    > que le criticó no fue su eurocomunismo,
    > sino su “pujolismo de izquierda”,…

    Eso del “pujolismo de izquierda” fue un invento del PSC para descabalgar el PSUC de las alcaldías del cinturón rojo de Barcelona.

    Cuando quieren, el PSC juega muy bien al lerrouxismo. Talmente mejor que el propio Lerroux.

    Por cierto, sí, yo también prefiero (lastimosamente debo decir preferiría) un Guti o un Reventós o un Lluch a un Saura, un Montilla o un Josep Maria Sala.

  6. Jorge F. dice:

    “Es evidente que el partido comunista ha usado siempre la libertad y la democracia como un medio de llegar al poder. Nunca como un fin.”

    Póngame un ejemplo de un partido que no haga lo mismo.

    La democracia parlamentaria esta corrompida y son los partidos los principales responsables de esa corrupción.

    Cornelius Catoriadis: “El objeto de nuestra discusión traduce y expresa la crisis que actualmente atraviesa el movimiento democrático. La elección de semejante tema [la estrategia democrática] está condicionada, precisamente, por la aparición de una concepción de la “democracia” que la reduce a un simple conjunto de “procedimientos”, rompiendo así con todo el pensamiento político precedente, que veía en la democracia un régimen político, indisociable de una concepción sustantiva de los fines de la institución política y de una visión sobre el tipo de ser humano que le corresponde”.
    LA DEMOCRACIA COMO PROCEDIMIENTO Y COMO REGIMEN (1996)

  7. Jorge F. dice:

    Bueno, es una opinión, David, pero podíamos conjeturar que al que no se atuvo al “pujolismo de izquierdas” se lo cargaron de mala manera como le pasó al pobre Raimon Obiols que tuvo que oír como le llamaban “botifler” (traidor antipatriota)y le condenaban a muerte como político.

    Y por lo demás, de acuerdo con los añorantes. ¿Cómo comparar un tipejo como Montilla, un matón de pasillos en la Universidad, con un luchador arriesgado durante el primer franquismo (MSC) y un buen hombre y un buen socialista como Pallach?

    Claro que si la alternativa a Montilla es Arturito Mas con el rufián de Duran Lleida cubriéndole las espaldas, estamos arreglados.

  8. Sergi dice:

    Hombre,yo no metería en el mismo saco a “Guti” y a Carillo;este último si que luchó en su momento para implantar en España un régimen Estalinista que no tenía ni el mas remoto parecido a lo que hoy entendemos por democracia.
    De todas formas luego rectificó y adoptó el euro-comunismo y su papel en la transición fue enormemente moderado y positivo,por mucho que la ultra-derecha mas inasequible al desaliento siga gritándole “Paracuellos!..Paracuellos!

    En cuanto a Guti todo un ejemplo,esa es la izquierda que hubierna necesitado España en los años 30 en vez de tanto “lenin Español” y “Pasionarias”.

  9. Jorge F dice:

    En los años treinta, no desviemos responsabilidades, lo que sobró fue la clericalla y los militarotes.

  10. Simio dice:

    Perdone don Jorhge F, pero lo que sobro en los años treinta fue gente que pensara que sobraban la otra mitad de los españoles.

  11. Y al margen de lo que dicen Jorge F y Simio, en los años 30 se actuaba de acuerdo a los presupuestos políticos, históricos e ideológicos de los años 30. No se puede pedir, como hace Sergi a los personajes históricos que se hubieran comportado en su época con los valores de hoy.

  12. Antoni Puig Solé dice:

    Si elgú vol aprofundir sobre la trajectòria política el Guti, he escrit un artícla en el meu blog:

    http://apuigsole.blogspot.com/

  13. Sagal de a peu dice:

    Vaya, vaya, D

  14. Jorge F., el presuntuoso dice:

    “en los años 30 se actuaba de acuerdo a los presupuestos políticos, históricos e ideológicos de los años 30”

    Le felicito, sinceramente. Ha dado en el clavo. Estoy de acuerdo.

    Pero vaya con cuidado. Si va haciendo ejercicios de distanciamiento, perspectivismo y objetividad, alguien puede sugerir que es un presuntuoso.

  15. Jorge F. dice:

    En el comentario al artículo de Antoni Puig Solé, firmado por Ignasi Riera (feo, comunista, gordito, catalán y ya casi madrileño) indica entre los elogios a su inteligencia y su bondad un único objetivo suyo como político: “sempre parlava de la “reconstrucció nacional de Catalunya””. ¿Es el único que recuerda Ignasi o es el único que le recuerda todo el mundo o es el único que tenía de verdad?

    Por cierto, madrileñetes, ¿saben ustedes quién es Ignasi Riera, su casi conciudadano?
    Es un tío:
    listo (como Jordi Pujol),
    comprometido (como Jordi Pujol)
    y simpático (como… lo contrario de Jordi Pujol).

    Ese sería un buen fichaje para IU.

  16. sergi dice:

    El bueno de Don Royo (con el que estoy de acuerdo el 99% de las veces)me recrimina que pida a los personajes históricos que se hubieran comportado con los valores de hoy.
    No creo que eso sea descabellado;si que hubo personajes a derecha e izquierda,que si no defendieron propiamente los valores de “hoy” si que mostraron mucho mas sentido común y moderación que el resto (un buen ejemplo de lo que digo serían Besteiro en el PSOE y Jimenez Fernandez en la CEDA).
    Lamentablemente en la desquiciada España de los años 30 estos personajes fueron marginados por los extremistas de sus propias filas,que prefirieron llevar la “revolución” o la “cruzada” hasta sus últimas consecuencias.
    Esta claro que la historia ha acabado dando la razón a los que fueron silenciados.

  17. sergi dice:

    Por cierto Don Royo…

    Yo si que puedo votar a Iniciativa per Catalunya porque soy catalán…

    !Chincha y rabia!

  18. Jack dice:

    No se confundan. Quienes descabalgaron a Obiols no fueron sus adversarios políticos.
    Fueron los llamados capitanes del PSC dirigidos por Montilla.
    Raventós i Obiols representaban un socialismo dialogante, no como estos coroneles de ahora que se autodenominan buenos gestores(?) pro que creen que la política es cosa de otros tiempos.
    Gracias Ricardo por la revista.

  19. Jorge F. dice:

    Desde luego que a Obiols le dieron la puntilla desde el PSC, pero antes los de CIU le habían bandillereado y rejoneado con acusaciones de lerrouxista y botifler hasta dejarlo agonizante como alternativa ante el pueblo de Cataluña.

  20. Agog dice:

    Pero Jorge, eso es el juego político. ¿O es que los socialistas, comandados por Obiols, no soltaban lindezas similares sobre Pujol? Google nos ofrece un titular: “Obiols acusa a Pujol de actuar con sectarismo nacionalista”.

    El descalificar al adversario es algo típico de toda contienda política, y esas campañas eran versallescamente caballerosas comparadas con una campaña actual.

    Lo que dejó a Obiols inoperante como alternativa fue su dependencia del PSOE. Los pactos de Pujol con González dejaron a Obiols como simple comparsa, privado de poder hacer oposición. González prefería los apoyos de CiU en Madrid antes que la posibilidad de aspirar a la Generalitat. Y Obiols obedeció.
    Ante eso, el pueblo de Catalunya no se mostró entusiasmado en votar a un partido que pone antes los intereses electorales en Madrid que los intereses de Catalunya. Normal, ¿no?

    Por cierto, ¿a qué os recuerda esa situación? ;-)

  21. sergi dice:

    Que no hombre,Agog,no…

    Obiols no se comió una rosca electoralmente hablando porque era más soso y aburrido que Montilla y Saura juntos (que ya es decir).
    ¿Como iva semejante peñazo de tío a mobilizar el voto metropolitano, que es el que da las victorias a los socialistas en todas las elecciones que hay en Cataluña menos las autonómicas?
    Montilla no es la alegría de la huerta ,pero por razones que parece políticamente incorrectas citar (me refiero a sus orígenes por supuesto) puede sacar de su casa y hacer votar a un monton de gente que ni sabía que existían elecciones autonómicas.
    Mas lo sabe perfectamente y está que no le llega la camisa al cuerpo….

  22. Jorge F. dice:

    Estoy de acuerdo. Obiols era un soso de la hostia y posiblemente González lo vendió en cuanto advirtió que era un caballo perdedor.
    – – –
    Pero, Agog, lo que no tiene nombre es que Pujol le organizase un escarnio público infame. Que no se queje tanto Acebes de lo de ayer en Martorell, que Obiols vivió lo mismo cuando ese tipo de cosas no era frecuente y le dejaron tirado en la calle, sin militantes, sin escolta, sin policías; y el PSC calló, “amb les calces cagades” (con los calzoncillos cagados).

    Pujol es muy mala persona. Un detalle, yo le vi llegar a un mitín en mi ciudad, cuando iban de coalición con el PSC-R, mira si te hablo de hace tiempo, maltratando de palabra a su guía, un joven dirigente y militante local de Convergencia, un chico entusiasta, idealista, activo.

    Ese joven, hoy muerto, fue luego amigo mío. Llegó arriba en un mundo asociativo cultural, en el ámbito estatal, valía. Pero dejó enseguida Convergencia, era honrado, no habría lugar para él.
    – – –
    Sergi, ¿no eres tan joven como me imaginaba o eras muy precoz? ¿De otra manera, como te acordarías del pobrecito Obiols y de su sosez?

    Por cierto, al que no le llega la camisa al cuerpo es a mí… cuando intuyo que Mas ganará.

  23. GERARDO dice:

    No hay duda que es una gran perdida para nuestra sociedad, para la izquierda, para los trabajadores y trabajadoras así como para cualquiera que se considere democrata.
    Catalunya, España y la UE han perdido un gran politico, una gran persona, un gran luchador.

    Deseo que siga VIVO en la memoria colectiva.

    Gerardo

  24. Agog dice:

    Sergi:
    “Montilla no es la alegría de la huerta ,pero por razones que parece políticamente incorrectas citar (me refiero a sus orígenes por supuesto) puede sacar de su casa y hacer votar a un monton de gente que ni sabía que existían elecciones autonómicas.”

    Tal vez. O tal vez no, porque las encuestas dicen que no está movilizando ni a su familia; Mas está preocupado porque vuelva a formarse el tripartito, no por perder las elecciones, algo que nadie parece considerar ni posible.

    Pero a lo que yo me refiero es a que todo indica a que Montilla se presenta a perder, y no sólo a perder, sino a ser oposición dócil a Mas para que Mas apoye a Zapatero en Madrid. Se presenta para perder ampliamente, para no reeditar el tripartito y para hacer de oposición blanda (como Obiols) o quizás a hacer de secundario en un gobierno sociovergente.

    Y sí, Obiols era soso, pero el que no hiciera oposición y el que se le viera como un simple siervo de Madrid tampoco ayudó. Que los sosos también pueden ganar elecciones (véase Aznar antes de convertirse en el payaso Mr. Ansar), pero hace falta que parezca que quieren hacer algo por su electorado, y no por la cúpula directiva de un partido en Madrid.

  25. Agog dice:

    Jorge:
    “o que no tiene nombre es que Pujol le organizase un escarnio público infame. Que no se queje tanto Acebes de lo de ayer en Martorell, que Obiols vivió lo mismo cuando ese tipo de cosas no era frecuente y le dejaron tirado en la calle, sin militantes, sin escolta, sin policías; y el PSC calló, “amb les calces cagades” (con los calzoncillos cagados).”

    Lo siento, no recuerdo el incidente a que aludes.

    Sobre la bondad o maldad de Pujol, francamente, ni la conozco ni me importa. Lo que me importan son sus actos públicos. Y en estos no era más o menos malvados que los de la mayoría de políticos de ese nivel, incluyendo a Obiols. Pocos hay que hayan hecho actos realmente malvados; lo que estamos comentando es simple pugna partidista.

  26. Jorge F. dice:

    Arcadi Espada, recordando la agresión a Raimon Obiols en la explanada del parque de la Ciudadela, donde se encuentra el edificio del Parlamento de Cataluña, a la salida de la sesión de la segunda investidura de Jordi Pujol como presidente de la Generalidad, en mayo de 1984: “Cuando salió el jefe de la oposición, un grupo empezó a gritar contra él. Muchachos en su mayoría, pero había también hombres ya mayores, algún adulto encorbatado y algunas mujeres, muy eficaces. Gritaban y acabaron lanzándole algunos objetos que no le dieron en la cabeza porque a pesar de su altura estuvo presto y se escurrió coche adentro”.

    Arcadi Espada, otro testimonio sobre Jordi Pujol y el incidente Obiols: “¡Cómo lo maltrató! Me refiero ahora a Raimon Obiols. (…) En 1984, a la salida del debate de investidura, a poco de que empezara la pantomima que Pujol había organizado a coche descubierto por los Elíseos catalanes, “el Govern ha fet una jugada indigna!”, le gritaron botifler, le tiraron algo y se metió en el coche para siempre”.

  27. Agog dice:

    Jorge:
    “Arcadi Espada…”

    Lo siento, credibilidad negativa. Dame otra fuente, porque si este tipo dice que el sol sale por el este, pensaré que es mentira hasta que lo vea con mis propios ojos.
    Realmente, ¿tú te crees una sola cosa de lo que diga este individuo? Habiéndole leído y oído tantas mentiras y tan gordas (y tan claramente intencionadas), ya son ganas de creer.

    Y aparte de la credibilidad de ese tipejo… ¿esa supuesta tremenda maldad son algunos gritos en público? Joer, qué fisnos son algunos. A Pujol, y prácticamente a cualquier otro político, le han gritado cosas feas en público, y a nadie se le han caído los huevecilos por el suelo. Los mismos correligionarios del Espada ése se dedican a eso con fruición.

  28. Jorge F. dice:

    Oye, Agog, te he dado esas referencias de Espada porque las he encontrado en Google. No tengo tiempo para ir a una hemeroteca y buscar en el Avui del año 1984.

    Y si te hablo de una agresión a Obiols es porque recuerdo haberlo leido y oido en los medios, y porque recuerdo como les brillaban los ojos a algunos convergentes cuando la explicaban, la explicaban y la volvían a explicar.

    Y te recuerdo, porque se ve que tienes mala memoria, que en aquella época y entre partidos de centro no eran normales estas cosas.
    – – –
    Dices de Espada: “si este tipo dice que el sol sale por el este, pensaré que es mentira hasta que lo vea con mis propios ojos. Realmente, ¿tú te crees una sola cosa de lo que diga este individuo? Habiéndole leído y oído tantas mentiras y tan gordas (y tan claramente intencionadas), ya son ganas de creer”.

    Alguien te podría contestar esto: (“)Sobre la bondad o maldad de Espada, francamente, ni la conozco ni me importa. Lo que me importan son sus actos públicos. Y estos no son más o menos malvados que los de la mayoría de políticos, incluyendo a Pujol. Pocos hay que hayan hecho actos realmente malvados; lo que estamos comentando es simple pugna partidista.(“)

    Pues sí, parafraseándote sale lo anterior. Entonces, o Espada es el mismo demonio o tienes un criterio muy cambiante, en tres horas te ha girado 180 grados.

  29. Agog dice:

    Jorge:
    “Oye, Agog, te he dado esas referencias de Espada porque las he encontrado en Google. No tengo tiempo para ir a una hemeroteca y buscar en el Avui del año 1984.”

    No te pido ninguna fuente en particular, sólo alguna que tenga una mínima credibilidad. Citar a Espada es como citar a Zaplana, por poner un ejemplo de político especialmente mentiroso.

    ¿Tú me aceptarías como fiables unas declaraciones de Zaplana sobre una actuación de Zapatero? Pues eso.

    “Y si te hablo de una agresión a Obiols es porque recuerdo haberlo leido y oido en los medios, y porque recuerdo como les brillaban los ojos a algunos convergentes cuando la explicaban, la explicaban y la volvían a explicar.”

    No te lo niego. Yo sólo te digo que no recuerdo el caso. Y que la referencia que me has dado no es nada de fiar.

    “Y te recuerdo, porque se ve que tienes mala memoria, que en aquella época y entre partidos de centro no eran normales estas cosas.”

    Depende de lo que consideres “normales”. Los abucheos no eran ninguna cosa tan rara, provinientes tanto de socialistas como de convergentes (¿quizás los dos tengamos mala memoria?), y por lo que parece la agresión, incluso creyéndonos a Espada, es prácticamente inexistente.

    “Pues sí, parafraseándote sale lo anterior. Entonces, o Espada es el mismo demonio o tienes un criterio muy cambiante, en tres horas te ha girado 180 grados.”

    Me temo que te equivocas. Yo no he entrado en la maldad o bondad de Espada, sino en su FIABILIDAD como fuente de unos hechos. Que es menos que nula, negativa, porque ha mentido (y miente) de forma repetida y continua, y además con clara intención política y evidente animadversión hacia Pujol.

    Por cierto, incluso tu parafraseo serviría para excluir a Espada como fuente: esas mentiras suyas son actos públicos y notorios (y cobra por publicarlas).

    Así que mi criterio sigue firme. Si Espada es malvado, grita a sus subordinados o le pone los cuernos a su esposa, me importa un rábano. Me importa su FIABILIDAD como fuente. Y sobre esta, sus mentiras PÚBLICAS demuestran que es, sí, similar a la de la mayoría de los políticos de su estilo, como Zaplana.

    A Pujol (o Obiols, o los políticos más o menos serios) ya me lo creería un poquito más (tampoco mucho) porque no les he visto decir mentiras tan gordas y tan evidentes como a Espada.

    Y la pregunta sigue valiendo: ¿tú te crees a Espada? ¿De verdad? ¿También te crees a Zaplana, o Acebes? ¿Y a Pujol? Quizás deberías haber ido a buscar la versión de Pujol de los hechos. ;-)

  30. Jorge F. dice:

    Bueno, con lo de Zaplana me has desarmado.

    Espada, pues la verdad, me cae mal después de haber leído algunas cosas en su web y haberle oído en debates, pero como ni le sigo ni soy lector de El País, no sé si miente mucho o poco. ¿En Cataluña, alguien habla de él? ¿Escribe alguna vez en La Vanguardia? Ah, Agog, es que tampoco leo El Periódico.

    En cuanto a lo de la agresión a Obiols, hombre, no le pegaron un tiro en la rodilla, claro. De todas formas existió, la prensa recogió los hechos. Esperemos a que escriba sus memorias, a ver cómo lo explica.

    No sé la versión de Pujol sobre el “caso Obiols”, pero recuerdo que cuando boicotearon una charla de “Alejo” Vidal en la UB, su visión de los hechos fue que la culpa era de él por provocador.
    – – –
    Oye, ya que veo que te gusta escribir, me tomo la libertad de pedirte que me expliques “algo” de Espada, para mi información y la quienes pasen por aquí y la precisen.

  31. Agog dice:

    Sobre Espada, no hace falta leer sobre él, sólo hace falta leerle a él. Y para referencias, ves a su partido, los ínclitos “nonacionalistas” Ciudadanos, que te ofrecerán unas cuantas. Incluso Ricardo ha tenido a bien abrir dos o tres entradas sobre ellos en este su blog, en las cuáles se ha hablado in extenso de sus tácticas y su moral pública.

    En Catalunya se habla de él, pero sobretodo él mismo habla con frecuencia. Si digo que miente es porque le he oído y leído mentiras, por no hablar de su postura radicalmente anticatalanista, incluso anticatalana.

    Si no lo conocías se entiende tu error al citarle. Pero si te informas un poco verás la catadura del personaje y su nula fiabilidad.

    “En cuanto a lo de la agresión a Obiols, hombre, no le pegaron un tiro en la rodilla, claro. De todas formas existió, la prensa recogió los hechos. Esperemos a que escriba sus memorias, a ver cómo lo explica.”

    No dudo que existiera, sólo digo que no la recuerdo. Y que por lo que explicas no me parece que fuera nada tan excepcional ni tan grave. Porque las agresiones son condenables, pero aquí, si la hubo, fue un intento muy escaso. Los abucheos, en cambio, entran dentro del cargo y son una muestra perfectamente legítima de expresión ciudadana. Otra cosa es que si son organizados por partidos se puedan considerar maniobras poco elegantes, pero siguen siendo, quizás lamentablemente, normales en el juego político.

    “recuerdo que cuando boicotearon una charla de “Alejo” Vidal en la UB, su visión de los hechos fue que la culpa era de él por provocador.”

    Bueno, siendo Vidal-Quadras (otro personaje), no me extrañaría. Sólo hay que ver el reciente incidente de Martorell, en los que la primera agresión provino de parte de un alto cargo del PP, y en que Acebes y Piqué insistieron en salir por la puerta principal, donde esperaban los manifestantes, en lugar de por la puerta de atrás como les aconsejaba la policía. A los que buscan la crispación y el enfrentamiento como arma política no les suelen faltar ocasiones de provocarlo. Hay intolerantes inteligentes e intolerantes idiotas, y los primeros muchas veces se aprovechan de los segundos… y de la buena fe de los que se los creen.

  32. Jorge F. dice:

    “Hay intolerantes inteligentes e intolerantes idiotas, y los primeros muchas veces se aprovechan de los segundos… y de la buena fe de los que se los creen.”

    Yo también creo en lo de la provocación, pero quedemos pues, al menos, en un reparto de culpas, el ser tonto no exime de tenerla.

    “Lo que me importan son sus actos públicos.”

    En esto disiento, quien no es buena persona, no creo que normalmente pueda dar buenos frutos políticos. Pero, claro, todo dependerá de lo que entendamos por “buena persona” y por “buenos frutos políticos”.

  33. Jorge F. dice:

    Agog, esta mañana he hablado con un amigo sobre Espada y su Partido de la Ciudadanía y me ha comentado que era un partido de resentidos y fracasados. Yo conozco a un militante de base y ese no es su perfil, pero bueno… ya se sabe que pasa con los militantes y ya se sabe que pasa con los mililistos.

    El caso es que a mitad de la conversación me ha pasado por la cabeza unas preguntas. ¿Por qué ahora? ¿Por que ha aparecido este partido ahora y no durante la época de Pujol? ¿A quién beneficia? Se me ocurre alguna respuesta, pero me gustaría saber tu opinión, si eres tan amable. Y la de cualquier otro comentarista también, desde luego.
    – – –
    Si Ricardo hizo alguna crítica a Espada la desconozco, me he convertido en visitante habitual de esta web desde hace pocas semanas. ¿Recuerdas la época?

  34. Agog dice:

    Jorge:
    “Yo también creo en lo de la provocación, pero quedemos pues, al menos, en un reparto de culpas, el ser tonto no exime de tenerla.”

    No sólo no le exime, sino que le hace doblemente culpable. Parafraseando a alguien (¿Churchill? Le atribuyen tantas citas…): “no sólo es un acto inmoral sino que es peor, es un acto estúpido”.
    El intolerante tonto es tan intolerante como el listo (y viceversa) pero además le hace el juego al otro.

    “En esto disiento, quien no es buena persona, no creo que normalmente pueda dar buenos frutos políticos. Pero, claro, todo dependerá de lo que entendamos por “buena persona” y por “buenos frutos políticos”.”

    Eso depende. Si con esos “buenos frutos políticos” la mala persona se beneficia, los dará (o lo intentará). Si es mala persona también intentará beneficiarse aunque sea perjudicando a la sociedad, pero eso no excluye que beneficie a la sociedad si eso también le beneficia.

    En cualquier caso, conocer la razón y la moral de los actos de un político es demasiado difícil. Generalmente me conformo con juzgar el resultado de esos actos, que a veces ya cuesta.

  35. Agog dice:

    Sobre los ciudadanos.

    Ricardo empezó viéndolos con simpatía, pero recibió unos cuantos comentarios críticos por parte de catalanes que ya les conocíamos mejor que él. Después de eso ha publicado dos o tres artículos muy críticos con ellos. Se ve que le hicimos ver la luz. ;-)
    Aquí tienes uno, los otros son algo anteriores (creo que en Junio o Julio había uno muy duro directamente contra Espada):
    http://www.asueldodemoscu.net/archivo/2006/07/partido_de_la_c.html#comments

    ¿Porqué ahora? Porque en el PSC hay un sector españolista que tenía puestas grandes esperanzas en que el fin del pujolismo diera paso a un PSC gobernando la Generalitat según las órdenes de Madrid.

    Cuando se encontraron con el Tripartit y con que Maragall seguía una política más o menos catalanista (aunque errática), o al menos demasiado catalanista para ellos, empezaron a removerse. Y salió el grupo de autoproclamados “intelectuales de izquierdas no nacionalistas” (léase socialistas españolistas) que generalmente habían estado cercanos al PSC, para protestar contra el Estatut, Maragall y todo lo que no cantara lo bastante alto las glorias de España.

    Mi impresión es que su intención era provocar un giro españolista en el PSC, una reculada en el tema del Estatut que lo hiciera fracasar de salida, y que llevara al PSC a abandonar su (ya de por si poco entusiasta) catalanismo.

    Pero eso no funcionó y se han visto medio obligados a echar para alante el invento. Con una cierta desgana: fíjate que la mayoría de sus “intelectuales” promotores se han quedado en un segundo plano y ninguno se presenta. Y van perdiendo mimbres. Lo de la izquierda ya ha caído, lo de “no nacionalistas” no se lo cree nadie… ahora mismo son una nueva plataforma de estilo vidalquadrista, sólo que esta procedente, al menos en origen, de la izquierda. Aunque de dónde saca más apoyos es de la derecha: desde la COPE hasta la FAES, pasando por algún que otro (ex?)falangista en sus filas.

    Durante la época Pujol su papel electoral lo hacía el PSC, su papel social plataformas como el Foro Babel o las vidalquadristas. Pero al ver que el PSC no seguía su guión españolista, han tenido que salir al ruedo.

    ¿A quien beneficia…? Yo creo que ahora ya lo hacen con la esperanza de salir ellos mismos y meterse en política. Después de todo, los que se presentan son segundones, gente que en otros partidos no sacarían nada. Si aquí pillan un escaño, luego igual otro… pues a chupar del bote y a meter bulla con lo suyo.

    No se puede descartar que estén animados por el PP para quitar votos al PSC. Pero con el perfil tan puramente españolista y tan poco izquierdista que están dando, a mí me parece que le pueden quitar más votos al PP y a los grupos marginales que al PSC. Sobretodo desde que han puesto al Montilla de candidato. ¿Os imagináis acusar a Montilla de demasiado catalanista? Sólo los muy fanáticos pueden creerse eso.

    De momento las encuestas más favorables les dan un 2% de votos y ningún escaño. Espero que se cumplan y se queden sin representación. Aunque tácticamente para el catalanismo podría estar bien la aparición de un grupo que les robe votos a los grandes partidos españolistas (PP y a medias el PSC), desde el punto de vista de la sociedad catalana sería un paso muy peligroso hacia la “vasquización” de Catalunya, la división en dos sociedades enfrentadas no sólo políticamente sino étnica-culturalmente. Algo que tanto el catalanismo como el PSC han conseguido evitar (pese a algunos deslices), y que es un gran éxito.

    Por cierto, esa vasquización es también buscada activamente por el PP (el español y parte del catalán), así que no se puede descartar que los sectores vidalquadristas estén detrás de Ciudadanos.

    Ah, yo también conozco (algo) a algún militante de buena fe. En mi última conversación, ya hace un tiempo, el pobre sudaba para defender la condición de “no nacionalista” de los Ciudadanos. Para mí que entonces ya no se lo creía ni él, no sé qué opina ahora mismo.

  36. Jorge F. dice:

    Un amigo de un amigo se interesó por el tema y asistió a unas cuantas reuniones. Lo dejó diciendo que al principio había un batiburrillo de gente de todas las tendencias, pero que al final estaba escorando exageradamente hacia la derecha.

    Gracias por las explicaciones.

  37. Jorge F. dice:

    Mi opinión previa era que Ciutadans beneficia a CIU i a ERC, y perjudica al PP y al PSC, y que como el PP ya se perjudica sólo a quien realmente perjudicará es al PSC.

    Con este panorama el gran beneficiado de cara a estas elecciones es IC, que como ni pincha ni corta, no se mancha y parece eficaz y correcto.

    En cuanto a la polemica que hubo en este blog sobre si Espada se apunta la abstención con los votos negativos, tampoco me parece tan grave. Como tú dirias se trata de simples escaramuzas de la lucha partidista. Esas mismas escaramuzas en la que unos prometieron el no a la OTAN y 700.000 puestos de trabajo y otros prometieron… bueno, no sé que prometieron, pero seguro que también mentirían.

    A veces, tengo mala memoria, ¿qué pudo prometer el PP para ganar las elecciones hace diez años? ¿La prosperidad económica para TODOS los españoles?

    Supongo que cuando se ganan unas elecciones no es por méritos propios, sino por defectos ajenos.

  38. Jorge F. dice:

    Albert Camus: “Si un hombre fracasa en conciliar la justicia y la libertad, fracasa en todo”.

  39. Agog dice:

    Sobre esa entrada en particular, yo tampoco lo veía tan grave, era a Ricardo a quien más feo le pareció. Pero lo que sí que demostraba esa actitud de Espada era que ese partido que supuestamente nacía para denunciar los vicios de los partidos de siempre, a la primera de cambio caía en los peores de esos vicios. Si no son no nacionalistas, si no son de izquierdas, si no son “no políticos”… al final son lo de siempre, y peores que la mayoría.

    Por cierto, lo principal que prometió el PP para echar al PSOE hace diez años fue eso, echar al PSOE. Que para entonces el PSOE de González olía muy mal. Al menos esa promesa sí que la cumplieron, las otras ya mejor no hablamos… (¡el “viaje al centro”! :-D).

  40. Jorge F. dice:

    ¿Ser de izquierdas es, fundamentalmente, luchar contra el statu quo para promover el cambio? Absurdo. Desde el sufragio universal hasta el seguro obligatorio contra los accidentes de trabajo, desde el calor de las relaciones familiares a la tranquilidad de la vida en los pueblos, existen múltiples adquisiciones y múltiples vestigios que deben conservarse. Frente a las tentativas de desmantelamiento de las políticas sociales, como frente a la multiplicación de las autopistas urbanas, ser de izquierdas no es, para nada, ser progresista. Es ser conservador.

    Philippe Van Parijs

    (Continuará)

  41. Jorge F. dice:

    ¿Ser de izquierdas es, fundamentalmente, aceptar limitar la libertad para reducir las desigualdades? Aberrante. Es preciso que la izquierda no ceda a la derecha ni el monopolio ni la prioridad de la libertad. La libertad es un asunto de gran importancia. Tendría sentido decir que se es globalmente más libre bajo un régimen que bajo otro, pero eso no es de menos importancia que preguntarse cómo está repartida esa libertad. La izquierda no se distingue de la derecha por aceptar el sacrificio de la libertad en pro de la igualdad. Al contrario, es en razón de la extrema importancia que tiene la libertad -la libertad real, que abarca también los medios, y no solamente la libertad formal o el simple derecho- que la izquierda exige que ésta esté repartida de manera igualitaria, o al menos de tal manera que aquellos y aquellas que tienen menos, tengan tanto como sea posible (de una forma duradera).

    Philippe Van Parijs

    Continuará)

  42. Jorge F. dice:

    ¿Ser de izquierdas es, fundamentalmente, promover el estado en detrimento del mercado? Para nada. Efectivamente, no es imaginable que el mercado pueda asegurar sin regulación estatal alguna, una asignación eficaz de los recursos materiales y humanos. Y es aún menos concebible que la interacción del mercado y del altruismo privado puedan, espontáneamente, engendrar una distribución mínimamente igualitaria de los recursos. Pero de ahí no se puede concluir que la izquierda deba identificarse con la idea de agigantar el estado en la vida económica y social, en detrimento del mercado. Los progresos de la izquierda no se miden por el número de empresarios, asalariados y voluntarios que hayan sido capaces de transformarse en funcionarios. El óptimo para la izquierda, que viene definido por la máxima libertad real para aquellos que tienen menos, es una combinación de trabajo asalariado, trabajo independiente, función pública y voluntariado. Una combinación en la que no podemos decir, a priori, si el mercado deberá jugar un rol más o menos extendido. Si ser socialista implica querer, por principio, un estado más fuerte, ser de izquierdas no implica, entonces, que uno sea socialista.

    Philippe Van Parijs

    (Continuará)

  43. Jorge F. dice:

    . ¿Ser de izquierdas significa, fundamentalmente, querer convertir siempre nuestras sociedades en más democráticas? Tampoco. Es efectivamente difícil que pueda conseguirse, de manera duradera, una sociedad mínimamente equitativa sin un método democrático de decisión colectiva, en un sentido definido por tres características: sufragio universal, votaciones libres y regla de la mayoría. Por esta razón es legítimo esperar de la izquierda un apoyo resuelto a toda extensión del derecho de sufragio y del voto efectivo – a las mujeres, a los residentes extranjeros, a los menores de edad o a los excluidos- Pero de ahí no puede extraerse que la izquierda deba definirse por la tentativa de encaminar las decisiones públicas hacia la conformidad con la mayoría de los ciudadanos. Nada debe, por ejemplo, hacernos presumir que la izquierda deba apoyar, en principio, la democracia directa contra la democracia representativa, que deba preferir las listas abiertas a las listas cerradas, o que dude de la autonomía de las autoridades judiciales, científicas e incluso monetarias, a favor del poder político democráticamente elegido. Si se demostrase, tras un análisis, que un régimen más “democrático” en sus diversas dimensiones, tuviese un impacto negativo permanente sobre la libertad real de aquellos que tienen menos, entonces, poco importaría la democracia. Y si ser socialista significa trabajar por el máximo de democracia, entonces, desde ahí, ser de izquierdas no implicaría, para nada ser socialista.

    Philippe Van Parijs

    (Continuará)

  44. Jorge F. dice:

    ¿Ser de izquierdas es, fundamentalmente, combatir los privilegios de los afortunados para mejorar la situación de los menos favorecidos? Esto ya está mucho mejor, sobre todo si se interpreta la “situación” de los más desfavorecidos como su “libertad real”, las posibilidades efectivas que tienen abiertas, y no solamente su poder de compra. Ser de izquierdas, desde esta perspectiva, es tomar en consideración los intereses de todos los miembros de una sociedad y poner de manera sistemática, incansablemente, en tela de juicio toda forma de privilegio. Quizás pueda esta ser también una interpretación de lo que es el socialismo. En la lucha contra el individualismo, considera como propiedad social todo aquello que puede ser fuente de ventajas o desventajas. No se deja limitar, en la caza de los privilegios, por los derechos de propiedad pretendidamente sagrados.

    Philippe Van Parijs

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.