31 Responses to "Sonrían, por favor"
  1. Pedrp Pelija dice:

    ¡Dios mío!, digo ¡dios suyo!

    ¡Tela!

    Pero no tanta tela, joder ¡y negra, encima!

  2. Don Güevos dice:

    Madrugador, que es Ud un madrugador.

    Alianza de civilizaciones? No me joda.

    Lo que le digo. Que va haber ostias…

  3. Simio dice:

    Si os fijais la segunda por la izquierda parece estar diciendo “sacame guapa que es para la foto del carnet de conducir”

  4. Parece que le guste la idea de que va a haber hostias. Don Güevos, si quiere hostias vaya a una iglesia católica, allí le darán al menos una y de paso a ver si algún curita rijoso le da con su cañón por la popa.

    Está usted muy belicoso, ya verá que tranquilito se va a quedar el día que pase usted por mis manos, sólo le van a quedar ganas de cebarse bien y tomar el solecito en el corral.

    En cuanto a tías vestidas como estas, aquí en España también teníamos, al menos hasta hace pocos años. Las llamabamos monja de clausura, vivían en el harén de su Amo y Señor, sólo se las podía ver si eras pariente cercano y de lejos, a través de una verja. Llevaban un poco de la cara al aire, pero no podían salir a la calle y no conocían en su vida lo que es el amor con un hombre de verdad. ¡Cagondiez!

  5. Litos dice:

    Don Güevos: ¿Hostias o Alianza de Civilizaciones?
    Hombre, en el pueblo donde se está tomando la foto ya han nabido más hostias que en un Congreso Eucarístico (supongo que es Afganistán) y no parece que en ese sentido se haya notado mucho.
    A ver si resulta que, a los que piden hostias, en realidad les trae sin cuidado la suerte de las mozas cubiertas.
    Quizás van a su rollo: unos pocos a ganar más dinero controlando y explotando recursos ajenos y el resto de belicosos…. ni se enteran.

  6. Lobo dice:

    Bonito fotomontaje, sí señor.

  7. Simio dice:

    Robustiano: Las de la foto no son monjas. Parece mentira que las confunda con monjas de clausura ¿no ve que estan en la calle?

    La foto tiene gracia y si no le ve la gracia pues no se ria.

  8. ¡Concho! Pos si ya lo he dicho: “Llevaban un poco de la cara al aire, pero no podían salir a la calle”. Son parescías por el vestío, pero por na más. Usté mismo lo ha dicho, ¿qué monjica pondría esa cara de pizpireta como la segunda por la izquierda? Sí, esa mesma, la que lleva las sandalias de tacón alto y el tanga de cuero negro como el de la Princesa del Vértigo. ¡Madre de Dios que está güena! ¿Y la de derecha del to, con esos pircin en las dos ubres y el chochete? ¡Pa comérsela a lengüetazos! Cagondiez, dejémoslo estar que me sesta poniendo alegre el pajarico.

  9. Bueno, mientras vistan así porque les salga de las narices, por mí como si llevan un loro muerto en el hombro.

    Es curioso que las niqabi (mujeres que cubren el rostro, aunque el Corán prohibe hacerlo, paradójicamente, en la oración y en lugares consagrados del Islam) están empezando a proliferar como setas entre las conversas de países anglosajones cuando las árabes, incluso las más religiosas, están descubriendo la cara o luchando por ello. Será como decir “hola, soy musulmana y aquí están mis güevos”.

    Pero sí, la foto ya mismamente es muestra de la Alianza de Civilizaciones.

  10. Algunos parecen como ese imbécil español, cuyo nombre desgraciadamente no recuerdo, que comentó una foto de un Bin Laden juvenil diciendo: “Aquí todavía era progresista, llevaba tejanos. Ahora ya lo ven es un retrógrado que va vestido a la antigua”.

    Los tejanos no hacen progresista o retrógrado, los tejanos aprietan y hacen sudar los cojones… y si no tuviera miedo al qué dirán, yo mismo iría todos el día con túnica.

    Malditos sean Levi Strauss y Beau Brummel por torturadores de virilidades.
    – – –
    Oigan, y no generalicen tanto con el tema de la Alianza de Civilizaciones. Si se pone una foto de Aznar, nadie diría: “Esto demuestra la Alianza entre Especies: la humana y la simiesca”. Un caso particular o varios o bastantes no establecen una generalidad.
    – – –

  11. Oiga, que solo es una foto que me ha parecido graciosa. Nada más. No es cuestión de desatar una cruzaca.

  12. Zeppo dice:

    Lamento no poder considerarlo gracioso. No porque no sea pertinente, que siempre lo es, la crítica de cualquier religión, sino porque en el caso islamista, la mujer está a un nivel parecido al de la España del XIX o al de la nazionalcatolicista de fechas más recientes. Haciendo un esfuerzo sobrehumano no obstante, ¿querría esa foto decir que la perita del ácido bórico profesa el mahometanismo?

    http://www.escolar.net/MT/archives/perito_capucha.jpg

    Empiezan a aclararse algunas cosas. Al final, Don Royo, al trullo.

  13. Zeppo dice:

    Por cierto, estoy de acuerdo con Don Simio: a ver si renovamos el parque de infundios a mayor velocidad, que los de ayer ya huelen. Le dejo una perla, recomendada por el comisario político estalinista de mi barrio: “. Es posible que incluso se nos una Federico, si antes de esa fecha ha conseguido desentrañar el tema de su padre. Digo esto para los pocos que no lo escucharan en directo, por la valentía que el pasado viernes día 6 demostró al responder a uno de sus contertulios, que le preguntaba sobre cuál había sido el papel de su padre en la consecución de su gran autoestima, con la siguiente respuesta: “¿A qué padre te refieres?” Pocas personas admitirían con semejante gallardía una condición similar ante tantos millones de oyentes. Desde aquí, y ya siguiendo con la retahíla de peticiones en la que se ha convertido esta columna, todo mi apoyo al maestro y, si alguien le puede facilitar alguna información que le ayude en su búsqueda, aquí tienen un medio para hacérsela llegar.”

    De El Plural, periódico progre, ateo y frentepopulista, edición del domingo. ¡¡Dales caña, Alfonso!!

    Y usted, actualice antes, tio mandria.

  14. Simio dice:

    Perdona Zeppo pero en la españa del siglo XIX o la del XX incluso durante la dictadura “el nivel” de las mujeres no era ni parecido.

    La capucha de la perito, es sintomatica de un estado debil.

  15. Jorge F. dice:

    Nunca me funcionan sus enlaces, Zeppo. El de la perita talibana es este:

    http://www.escolar.net/MT/archives/2006/10/asi_da_gusto_se.html

  16. Jorge F. dice:

    Oigan, deberíamos hacer un ejercicio de perspectiva y distanciamiento.

    Las mujeres occidentales del siglo XXI, mayoritariamente, siguen asumiendo el rol y el aspecto que los hombres les han definido según su ideal y sus conveniencias. En ese sentido no hay diferencia con el trato que les otorgan los musulmanes.

    Para ellos el canon es la sumisión al gurka y el estar en casa al servicio del macho y la progenie. Para nosotros también el canon es la sumisión al gusto del macho (pendientes, collares, tobilleras, tatuajes que realcen la belleza corporal, anillos, uñas pintadas de colores, vestidos sugerentes, ropa interior seductora, cabellos teñidos, pinturas en el rostro, piercings en lugares poco higiénicos, calzado “erótico” e incómodo…), sólo que por lo que se ve en la enumeración los machos judeocristianos somos aún más exigentes. Y por que respecta a la sumisión funcional, encima de estar al servicio del macho y de su progenie, la mujer tiene que trabajar fuera de casa porque el sistema capitalisma y consumista que hemos aceptado así lo determina. También en ese aspecto somos más exigentes.

    ¿Dónde está nuestra “libertad” de la mujer? ¿En que ahora pueden celebrar despedidas de soltera en las que se muestran un poco guarrillas porque los machos les hemos impuesto ese nuevo deber ya que nos gusta creer que así son más “picantes”? ¿En decir que lo que más le gusta de los hombres son sus nalgas (generalmente peludas y nauseabundas) porque así se ha difundido desde el mundo consumista anglosajón para dar esa misma impresión de “liberadas” y “divertidas”? ¿En acceder a cargos por decreto y no por mérito? Etcétera.

    Supongo que para un pigmeo o un papuásico o un indígena australiano o un extraterrestre el canon femenino musulmán y el judeocristiano son igual de aberrantes. Y nosotros veremos igual de aberrantes los suyos si nos empeñamos en permanecer aferrados a nuestra subjetividad, creyendo que estamos en la posesión absoluta de la razón.

    Respetemos la diversidad, respetemos a los demás no imponiéndoles nuestro modelo de vida con prepotencia, que nos respeten ellos y luchemos por superar nuestra debilidad moral y quizá ellos moverán pieza después, aunque les lleve su tiempo, como nosotros nos hemos tomado y nos tomamos el nuestro.

  17. Simio dice:

    Don Jorge F. Ha hecho usted un autentico alegato de relativismo disolvente.

    Segun ese criterio a los ricos en occidente se les obliga a tener yate, se les obliga a tener una mansion y a deglutir caviar con champagne.

    P.D.
    Se transcribe Burqa no Gurka que es el cuchillo curvo de los nepaleses

  18. Anónimo dice:

    Mecachís, Simio, me enganchó. Burka, y no gurka. Con lo bonito que me había quedado el discurso y ahora descubrir esta pifia. Don Ricardo, corríjamelo, que me da vergüenza.

    Por cierto, ¿dónde están las mujeres que frecuentan esta página, web, blog o como se llame? Que den su opinión, por favor.

    Don Simio, le dejo un enlace para que vea lo “liberadas” que están las mujeres occidentales. Concéntrese en los modelitos “Dental” y “Antisocial”.

  19. Jorge F. dice:

    Joder, con la turbación de la pifia me olvidé de firmar y le puse tilde a “mecachis”. Pues sí, el del mensaje anterior soy yo. Jorge F. Y mantengo lo que dije sobre nuestra “libertad para la mujer” en Occidente. Nuestra “libertad”, la que queremos imponerles los hombres, claro.

    Le dejo un enlace diferente, pero no se lo diga a Don Güevos y a Imperialista, que les puede dar algo.

    Este también va de la “liberación” de la mujer a la occidental.

  20. Simio dice:

    Jorge F ¿Pregunta usted que donde estan las mujeres?

    Habran huido asustadas…

  21. Jorge F. dice:

    Ah, y desde mi punto de vista no escribo desde el relativismo, sino desde el perspectivismo, el distanciamiento y la objetividad.

    Y acláreme si ha equiparado el disfrute de mujeres (seres humanos) con la posesión de yates y mansiones (objetos inertes), por favor.

  22. Zeppo dice:

    Punto uno: disiento con don simio, que para eso me pagan. Punto dos: la mujer española durante el siglo pasado y el anterior no era demasiado halagüeña. Hasta no hace mucho, no podía ni sacar dinero de una cuenta corriente de su marido sin permiso de éste. En la serie La Transición de Victoria Prego puede ver un pequeño repaso a cual era el papel de la mujer en los años setenta en España, hasta la muerte del dictador (¡huy, perdón, el libegal caudillo!). Si va usted a ver cómo vivían en la España rural del XIX verá que el papel se limitaba a ser burro de carga; tener hijos para poder producir, y cuantos más mejor.
    Punto tres: haga el favor de no tutearme que usted y yo no hemos comido juntos, si hubiese estado en la cárcel me acordaría, a pesar de lo mal que tengo lo mio.
    Punto cuatro: las capuchas en los juzgados no son signo de un estado débil sino de una sociedad donde los medios de comunicación tienen al rebaño cogido de donde más le duele y pueden lanzarlos contra quién consideren pertinente.
    Punto cinco: después de ver el nuevo look de don Losantos, no me extrañaría que cualquier dia le viésemos asaltando el palacio de la Moncloa dirigiendo a las masas; los fusiles del cuartel de la montaña no los va a poder repartir de milagro.
    Punto seis: mi más sincera enhorabuena a Jorge que es un tio perspectivista, distanciado y objetivo; debe ser el primer ser humano de la historia que cumple todos los requisitos, no como usted, don Simio.
    “¿Dónde está nuestra “libertad” de la mujer? ¿En que ahora pueden celebrar despedidas de soltera en las que se muestran un poco guarrillas porque los machos les hemos impuesto ese nuevo deber ya que nos gusta creer que así son más “picantes”? ¿En decir que lo que más le gusta de los hombres son sus nalgas (generalmente peludas y nauseabundas) porque así se ha difundido desde el mundo consumista anglosajón para dar esa misma impresión de “liberadas” y “divertidas”? ¿En acceder a cargos por decreto y no por mérito? Etcétera.”
    Se me ocurre, a bote pronto, que esa libertad (relativa) pasa por hacer de su capa un sayo, vivir la sexualidad como se les ponga, poder acceder a un trabajo (relativo) para no tener que depender del hombre, no tener que parir como conejas para formar una familia y poder utilizar el cerebro que la evolución les ha dado (y que ya quisiera el varón) para adaptarse en esta sociedad machista y decidir qué hacen con su vida sin necesidad de tener que cubrirse para salir de casa ni considerarse impuras cuando están menstruando. Otra cosa es la mierda de sociedad que tenemos, cada vez menos, eso si, que todavía piensa que la mujer es el objeto de posesión del hombre. Lo mismo es parte de la cultura judeo-cristiana que se la pone gorda a la jarcia nazional catolicista.

  23. Jorge F. dice:

    “mi más sincera enhorabuena a Jorge que es un tio perspectivista, distanciado y objetivo; debe ser el primer ser humano de la historia que cumple todos los requisitos”

    Pues lo intento, ¿qué pasa, eh? Cada uno es como es y aspira a lo que aspira. Y si soy un gilipollas, pues soy el primero que me tengo que aguantar.

    Y sepa usted que lo de las nalgas hediondas y peludas lo dice mi compañera sentimental… refiriéndose a las mías. Y no quiero decirle lo que opina del tamaño de mi “pilila” porque me da vergüenza. Hasta ahí no llego en mi distanciamiento.

    Y sepa usted que mi compañera sentimental folló lo que quiso y con quien quiso, como tantas mujeres de su edad, y follaría ahora con quien quisiera si le diese la gana, y sin necesidad de ir a paletas despedidas de soltera ni de vestirse como una payasa consumista, y que lleva cuarenta años trabajando nueve horas diarias para ir malviviendo como todos nosotros, y que no ha parido como una coneja (aunque quizá porque ella y las mujeres de su generación y posteriores tomaron esa decisión, ahora nos llegan las que sí paren como conejas).

    Y todavía le diré que me parece que los hombres de mi generación éramos menos machistas que los treintañeros de ahora.

  24. Jorge F. dice:

    No me tome manía si soy tan pedante cuando escribo, se me habrá contagiado, ya lo dijo Don Independiente, que somos “gente que ha leido muchos libros y tiene ganas de demostrarlo”.

    En el fondo estamos de acuerdo, pero… lo que pasa, Zeppo, es que es más cómodo ver la viga en el ojo ajeno que la paja en el nuestro. Eso es sobre lo que quería advertir.

    Aquí tiene a alguien que se explica mejor que yo: cartasdepalas.blogspot.com/2001_03_08_cartasdepalas_archive.html

  25. Jorge F. dice:

    Y a usted Don Güevos, que es un viejo verde, ni se le ocurra intentar ligarse a mi pareja, que me prefiere a mí, con mi “pilila” pequeña y mi culo peludo, a cualquier resentido con eyaculación precoz que tiene que resarcirse de sus fracasos haciendo el troll por los blogs ajenos.

    No pierda el tiempo y váyase al Valle de los Caídos a rezar el rosario con las de su quinta, a ver si algún capellán castrense lo engancha en un confesionario obscuro y le enseña el camino del recto. Arreando, que es gerundio.

  26. SIMON dice:

    Dijo Don Jorge F “acláreme si ha equiparado el disfrute de mujeres (seres humanos) con la posesión de yates y mansiones (objetos inertes), por favor”

    Le aclaro: Le he puesto un ejemplo de su filosofia relativista, describiendo a los ricos como victimas de la sociedad al ser obligados a soportar una vida llena de lujos. Asi como usted describia a las mujeres occidentales como esclavas de su libertad.

  27. Jorge F. dice:

    ¿Esclavas de su libertad? ¡Esclavas del varón!

    Ya lo dijo Nietzsche (sí, soy un pedante y un lector de libros, perdón) al advertir que no fue Dios quién creó a la mujer de una costilla del hombre, sino el hombre quién creó a la mujer de la costilla de “su Dios” o, dicho de otra manera, de su “Idea de la Mujer”.

    Cito de memoria, perdonadme por los errores.

    – – –
    Estos últimos días, ya me han llamado postmoderno una vez y relativista dos veces, y no me gusta nada, pero nada.

  28. Simio dice:

    Pues con esta ya son 3 las veces que le llaman relativista.

    De todas maneras me parece que de tanto leer a Nietzsche se ha acabado creyendo que no existe la libertad de la voluntad. Asi ni las mujeres son libres, ni los hombres son libres.

  29. Jorge F. dice:

    No voy a tener la desfachatez de decir que entiendo a Nietzsche, pero he creido entender cuando lo he leído, que su voluntad de poder es voluntad de autonomía, de individualidad, de independencia espiritual, de vitalidad realizada. Muy lejos de creer que uno no debe de aspirar a ser, a dejarse llevar por el oleaje de los instintos.

    El super hombre de Nietzsche no puede ser, pues, ni el estúpido perro de jauría de los nazis ni el enfermo de poder de los neoliberales.

    Quizá usted, Simio, lo ha leído de otra forma.

    Por otra parte, he leído muchos más autores como para que Nietzsche sea mi guía. Sin embargo, he de reconocer que tengo un especial cariño por Nietzsche y Schopenhauer. La razón me inclina hacia Arturo y la luz, el recogimiento lúcido. Lo vital me acerca a Federico y la sombra, la alegría exuberante.

    (A cierto señor, en este blog, le pregunté si nietzscheano. Se me enfadó. Y para mí, era un elogio. No se lo merecía, desde luego.)

    También tuve y tengo especial cariño por el Chesterton narrador. Me enseñó a caminar en la anarquía y el orden, a avanzar retrocediendo, a ser individuo y miembro, a permanecer en conflicto conmigo mismo.

    Y ese les habría colocado a ustedes, los neoliberales, con los alegres viajeros de la nave del profesor Lucifer.

  30. Simio dice:

    No voy a tener la desfachatez de decir que he leido a Nietzsche, pero si es cierto que lo he intentado.

    No se si me aburre por que no lo entiendo o no nunca llego a entenderlo porque me aburre antes.

    Bueno, amigo nietzscheano… ¿de que estabamos hablando por cierto?

  31. Jorge F. dice:

    Creo que estabamos llegando al acuerdo de que nos gustaría que, en todas las culturas, las mujeres estuvieran liberadas al máximo de todo tipo de opresión machista, hasta donde sea posible en la práctica ser autónomo como persona. ¿No es así?, amigo Simio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.