En junio de 1996, la banda terrorista ETA decretó una tregua temporal de 7 días. El alto el fuego se produjo cuando el funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara llevaba más de 5 meses secuestrado. El Gobierno del PP, que había llegado al poder en el mes de mayo, ya había realizado una serie de gestos previos hacia la banda tales como anunciar una flexibilización de la política penitenciaria.

Seguir leyendo en El Cuaderno de Pepe Blanco. Los comentarios, allí.

Trilogía de la memoria 2

Trilogía de la memoria 3

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →