Lo del slogan ese tan desafortunado de IC-V (que a mí no me lo parece tanto, por cierto) pase, pero miren lo que ha aprendido a hacer San Josemairaznar en sus viajes por el mundo. ¡Qué tío más mal educado, oigan! ¡Cualquier día le aparece a éste una becaria! ¿Y han visto sus sonrisita libidinosaaaaa? Es que este tío da un asco.