Izquierda Unida, garantía contra la especulación

Posted · 37 Comments

Miren ustedes, que quiero decirles que Izquierda Unida, fuerza política en la que milito y a la que he criticado en estas páginas cuando me ha parecido oportuno, es decir muchas veces, en lo que los mandos llaman actos de escasa organicidad -que a saber lo que quiere decir eso- es la garantía y el seguro que tenemos los ciudadanos (y las ciudadanas, entiéndase) a nuestra disposición contra la especulación urbanística. Y no digo sólo contra la corrupción, porque la corrupción no es más que la especulación ilegal, mientras que la especulación es un fenómeno que tiene un amplio abanico de posibles prácticas legales. Les voy a poner dos casos claros, clarísimos, de cómo allá donde Izquierda Unida tiene capacidad para ello, la especulación -en su versión legal y en la ilegal- queda fuera de juego o muy limitada.

Sea el primero de los ejemplos el pueblo de Seseña, en el que Izquierda Unida, desde el gobierno y con heroísmo doble, puesto que está en minoría, intenta paralizar los proyectos de crecimiento desmesurado y desequilibrado puestos en marcha por un promotor urbanístico conocido como El Pocero, en connivencia con concejales de otros partidos políticos. El nivel de las presiones a que está sometido el gobierno local de Seseña, quedó claro el pasado lunes en un movido pleno municipal en el que El Pocero intentó recusar al alcalde e incluso deslegitimar su derecho al voto, utilizando para ello a dos concejales que tiene a sueldo, expulsados del Grupo Socialista, y todo ello, con los del Grupo Popular mirando al infinito, por si pasa Dios, y no se dan cuenta. Que Dios, por cierto, también tiene intereses en Seseña, porque resulta que Monseñor Cañizares ha decidido que el Ayuntamiento debe donar a la Iglesia una parcela de la leche y la reclama con descaro indecente.

En cuanto a la especulación legal, tenemos otro ejemplo claro de cómo Izquierda Unida, cuando tiene capacidad para ello, la frena todo lo posible. Es la ciudad madrileña de Rivas Vaciamadrid, en la que en los últimos 15 años, es decir, desde que ocupa la alcaldía la formación progresista, se ha puesto en marcha un modelo de crecimiento de la ciudad que busca patrimonializar a los vecinos y acompasar el crecimiento de las viviendas con el de las infraestructuras y los servicios. Actualmente, el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid es el principal propietario de suelo del municipio, y ello, gracias a una gestión urbanística que ha reclamado a los propietarios del suelo en torno al 50 por ciento de las plusvalías. De esa manera, en Rivas, el urbanismo se ha convertido en un instrumento de reparto de la riqueza. En los últimos años, el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid ha adelantado dinero a la administración educativa para la construcción de dos institutos públicos y 7 colegios públicos, y ha asegurado que en torno a la mitad de la vivienda que se construye en el municipio sea pública. Los jóvenes ripenses no tienen que irse de Rivas a las provincias limítrofes para emanciparse, sino que se quedan en su ciudad, en su barrio, incluso, donde viven sus familias, donde han crecido, donde tienen a sus amigos, porque su Ayuntamiento se ha preocupado de que tengan viviendas de calidad y a precios asequibles. Incluso las ha promovido y construido directamente a través de la Empresa Municipal de la Vivienda. Las parejas jóvenes de Rivas no tienen que mandar a sus hijos a colegios alejados kilómetros de sus casas, sino a unas pocas manzanas, porque su Ayuntamiento se ha preocupado de acompasar el crecimiento residencial y el de los servicios, con centros de calidad. Las dotaciones deportivas de Rivas, que es la única ciudad de Madrid que tiene una piscina cubierta pública por cada 25.000 habitantes, dos complejos polideportivos, y todo tipo de infraestructuras culturales y sociales son posibles y existen hoy, gracias a esa política de gestión urbanística que básicamente consiste en que cerca de la mitad del enriquecimiento urbanístico revierta en la comunidad.

Así que ya saben ustedes: si están cansados de lo que ocurre, si están hartos de la especulación y de la corrupción urbanística, apoyen en sus pueblos y en sus ciudades el próximo mes de mayo a los candidatos y candidatas de IU.

Y ustedes perdonen por el tono un poco catecumenal que tengo hoy. Quizás sea por la festividad de Todos los Santos.

O por las elecciones Catalanas. Pero eso, luego, si eso.

37 Responses to "Izquierda Unida, garantía contra la especulación"
  1. Jorge F. dice:

    Derem, Simio, Güevos, Berlín… y los demás de su estilo: si ustedes tienen la voluntad en ser honrados intelectualmente y aman España de verdad, lean textos de José Manuel Naredo, por ejemplo.

    Olvídense de los intereses personales y piensen en el interés común. Olvidense de partidos y partidismos y piensen en la sociedad.

    En Google pueden encontrar muchas referencias a ese profesor de economía que en nada se parece a Xavier Sala i Martín.

    Y perdón si mi tono puede parecer arrogante.

  2. Berlin Smith dice:

    Nos daremos una vuelta. Siempre está uno dispuesto a enriquecerse intelectualmente, y no se piense que Sala es dogma… Ni nada, la verdad.

  3. ¡¡Eh!! No me revienten el tema.

  4. Berlin Smith dice:

    Veamos D. Ricardo, en dos niveles:

    – Le concedo que IU está en mejor disposición que nadie para defendernos del urbanismo descoyuntado de corrupciones: siempre está en la oposición, así que puede protestar.

    – El caso Rivas: enhorabuena si el resultado es tan paradisíaco como dice. Pero le haré observaciones creo que enjundiosas: lo de emanciparse cerca de casa… pues me parece una paletada. La gente debe ver mundo oiga. Que no sea una ambición social quedarse en la barriada, en el terruño, los amiguitos y la caña. Que el mundo es enorme, que la gente aprenda a moverse y hacer su vida donde pueda desarrollarse mejor. Si es al lado de su padre, pues bueno, pero a ver si derribamos tópicos culturales. Otra: ¿Y si en vez de repartir las plusvaías al 50% se deja el suelo bien, bien barato y así las viviendas son privadas y salen a mejor precio? Así no hay que estar pendiente de la lotería de lo público, que yo no quiero que el ayuntamiento sea mi padre. Otra: cuando no quede suelo del que sacar plusvalías ¿van a poder soportar presupuestariamente todas las piscinas o tendrá que cobrarles lo que vale la entrada a los vecinos (incluída amortización de obras, claro está)?

    Todo esto sin quitarle los méritos a un ayuntamiento que trabaja y que tiene fe en lo suyo.

  5. Don Güevos dice:

    Oiga. Que no.

    Empezando por el final. Lo de Rivas que Ud nos cuenta es posible dentro de un entorno económico dado (crecimiento sostenido desde el 97, algo no conocido en España, con tipos de interes negativos) y en un contexto concreto, el de la comunidad de Madrid, que es la que lidera el crecimiento en España.

    Si estuviéramos en el año 90, por ejemplo, Rivas no hubiera podido hacer nada de nada, pues no hubiera tenido ingresos.

    El tipo de ciudad así creado, no es más que una entelequia sólo posible si uno se rodea de otro tipo de desrrollo. Generalizar (obligatoriamente, pues no puede ser de otra forma) ese modelo planificado, llevaría a la paralización productiva, a la pérdida de calidad constructiva y, en definitiva, a una crisis.

    Además nadie de los que viven en el modelo contrario (urbanismo depredador del PP) se quiere cambiar al suyo (mire donde vive Simancas o Rubalcaba, o ZP o FG)

    Libertad contra igualdad.

    Y lo segundo. Debería preguntar a los sociatas (que tiene muchos por aquí). Pero le diré. A mi no me parece mal, pero nada mal, que se construya. Otra cosa es que algún listillo concejal se forre.

    Pero no me parece mal. Primero, porque se vende. Y segundo porque genera riqueza, trabajo y movimiento. No se puede estar todo el día con la milonga de los servicios públicos gratuitos y condenar la generación de riqueza que los hace posible.

    Y como la envidia no es patrimonio de la derecha precisamente, que el tío sea analfabeto, tenga un yate que se caga el de Microsoft y lleve a su señora madre (en bata) en helicóptero a su mansión, me deja indiferente. Bueno no, casi lo prefiero. Ya sabe, la cosa del ascensor social. Que donde no funciona, siempre acaba la cosa mal.

    Si liberalizaran el suelo como dice Rajoy, se acabaría mucho el tema de los pelotazos sociatas…

  6. A.Nonimo dice:

    Con el debido respeto, no creo que IU tenga la vacuna contra la especulación y la corrupción. Sobre todo porque se trata de un problema estructural y no coyuntural. Otra cosa es que en esos casos que cita se haya dado con las personas adecuadas para gestionar el asunto.

    Pero en Cantabria, de donde soy, hay un caso nefasto de IU en Ayuntamiento: su concejal de urbanismo en San Vicente de la Barquera, patria de Bustamante (no es un municipio muy grande, pero es costero y turístico). Tras ostentar las competencias de urbanismo en una coalición con psoe y dos partidos menores, decidió devolver con su voto el mando al PP en una nueva coalición en la que pidió ostentar de nuevo urbanismo.

    En San Vicente las normas urbanísticas son ilegales desde hace años y se sigue construyendo y dando licencias. Su representante en el municipio apoya a un hombre -el alcalde- que trabajaba como gerente en el campo de golf que se construyó dentro del Parque Natural de Oyambre, y que aprobó la construcción de chalets en el parque (esto último no pudo ser posible gracias a los tribunales).

    Sinceramente, no creo que las siglas supongan una garantía de buena gestión urbanística, ya que de fondo hay condicionantes como la planifiación del suelo, la financiación municipal, la financiación de los partidos… La única garantía es la honradez. Creo que si en Izquierda Unida hay más honradez es porque no hay tantos concejales de urbanismo. Ojalá me equivocara, pero si fuera un partido al nivel -cuantitativo- de PP o PSOE, la situación sería muy diferente.

  7. Agog dice:

    Berlín:
    “Otra: ¿Y si en vez de repartir las plusvaías al 50% se deja el suelo bien, bien barato y así las viviendas son privadas y salen a mejor precio?”

    Vaya, lo que faltaba: un presunto liberal que no conoce la ley de oferta y demanda.

    El precio lo marca el mercado, no los costes. Unos costes bajos permiten un precio bajo, pero no lo fuerzan. Si hay suficiente demanda el vendedor seguirá poniendo los precios altos, y simplemente se llevará más beneficios.

    Así que el resultado de regalar suelo a los constructores es simplemente más margen de beneficios para los constructores, no precios más bajos.

    Sobre lo de que vivir cerca de los padres sea una paletada… ¿vale la pena comentarlo? Este “cosmopolitismo de salón” sí que es una auténtica paletada.

  8. Jorge F. dice:

    Tener que vivir lejos de la familia, tener que emigrar lejos de la familia… (Y para mi familia, cuando mi infancia, familia era los primos de los primos y aún más.) Eso es muy duro, al menos lo fue para mí y para mi padre (mi madre ya era emigrante y casi no tenía familia propia).

    El otro día, en las respuestas a otro artículo (“Imperativo categórico…”), ya pensé en decirle a Güevos: “¿Usted sabe lo duro qué es emigrar para un niño, dejar a los amigos, a los familiares, la casa y las calles entrañables, empezar de nuevo en un ambiente hostil…? ¿Qué le importará a mi alumno el que sus padres, supuestamente, hagan un buen negocio? ¿Qué me importó a mí, entonces, el que mi padre ganara el doble en Cataluña ante toda la tristeza que inundó mi pubertad?”.

    (Vigilo que haya puesto mi firma y no la de Güevos. Correcta. Adelante.)

  9. Berlin Smith dice:

    Agog, pero qué listo es usted. Otro socialista metido a hablar de economía de mercado. ¿Usted sabe cómo se forman los precios? ¿Y la teoría del precio? ¿Sabe usted lo que es un precio? ¿Sabe usted lo que es el coste marginal? ¿Sabe usted que un precio es la medida de la escasez de las cosas? Así que los costes no condicionan la oferta… Bravo, esto es de premio Nobel, señor mío.

    Y a ver si lo entiende, no se trata de regalar el suelo a los constructores (otro error, es a los promotores inmobiliarios, los constructores construyen por encargo de estos), se trata de que haya oferta de suelo, porque si el suelo es escaso el precio sube ante el incremento de demanda (se equilibra el mercado subiendo el precio, ¿lo coge?). ¿Sabe por qué es escaso, artificialmente escaso? Porque depende de una licencia que sólo se concede tras mecanismos discrecionales reduciendo la oferta disponible. El propietario, que ostenta ese privilegio vende caro el suelo, haciendo que el precio de la vivienda final suba. Resulta que hay suelo cuyo propietario es el municipio, que es juez y parte: recalifico y me forro, como un capitalista cualquiera sin que el capitalista pueda competir. Así que liberalizando el suelo aumentan las posibilidades de construir, su coste también es menor, aumenta la oferta de pisos a menos coste y, por tanto, baja el precio (es decir, el incremento de la oferta crece a la misma velocidad que el incremento de la demanda, estabilizando los precios). Decir que el precio del suelo no influye, es como decir que el tipo de interés tampoco influye en el precio de la vivienda.

    En defnitiva, el estado está hinchando los precios artificialmente y se está apropiando de plusvalías ilegítimamente para financiar presupuestos que no tienen ingresos corrientes suficientes. Pero le diré más: como el estado participa de la orgía de dinero que él mismo alimenta, para estrujarlo bien (para comprar votos con servicios que no podrá financiar en el futuro sin subir los impuestos) se exprime la edificabilidad, creando peores condiciones urbanísticas. Por no hablar de la corrrupción: decisiones de miles de millones en manos de pequeños concejales de pequeños sueldos… Todo por la discrecionalidad de las decisiones y no pir la existencia de un mercado transparente.

  10. Imperialista dice:

    Anda, don Ricardo intenta colar gato por liebre. Seguro a la mayor parte de los ignaros que pululan por aquí los va a engatusar, pero a mí no me la da. Que usted y yo ya nos conocemos y hemos discutido de ésto en los buenos tiempos del piquete digital. Algunas cuestiones:

    1. IU no especula. Hombre así en general, no. En particular sí. Ejemplo. Capital del Sureste de Madrid -no es Rivas, se chincha. Sector calificado para 2200 viviendas protegidas a gestionar por sistema de expropiación. IU en el gobierno acuerda cambiar el sistema de gestión de expropiación a compensación -para los zotes, gestión privada-, reduce las viviendas protegidas a la mitad y la cesión del 10 por ciento la monetariza en lugar de obtenerla en suelo. ¿A qué es bonita la historia? ¿Y sabe que pidió IU a cambio? Una parcelita de viviendas protegidas para una cooperativa afín. ¿Especulación se puede llamar a ésto? Y tengo más, pero no los voy a decir ahora. Ah, los de IU de aquí son amigos de Ángel Pérez y de GoyoGordo.

    2. Rivas, ciudad paraíso. Hombre, no se pase. ¿El cincuenta por ciento de las plusvalías? Eso es imposible, oiga. Ese concepto no existe en urbanismo, porque la plusvalía es mutable. Así, ustedes mismos contribuyen con sus decisiones inversoras -colegios, auditorios, polideportivos, piscinas cubiertas- a aumentar las plusvalías para los privados, al hacer atractivos los sectores. Pero hace falta que aclare algo, que así no hay quien discuta. Por ejemplo, el aprovechamiento de los sectores, las densidades residenciales de los sectores, porcentajes de vivienda pública sobre libre y los coeficientes de ponderación entre los usos. Que en urbanismo es muy fácil jugar a donde está la bolita para confundir al personal.

    3. Rivas reparto de la riqueza. Pues sí, ahí lleva razón. Reclamando del 50 por ciento de las plusvalías consigue que la vivienda libre sea más cara, ya que en algún lado habrá que meter ese coste. Como la vivienda protegida tiene el precio tasado, obligatoriamente la riqueza que se crea el ayuntamiento para sí hay que inflar los costes de las viviendas libres. De esta manera consiguen dos precios artificiales: el de la vivienda protegida, por bajo y el de la libre, por alto. Enhorabuena.

    y 4. Se nota que don Berlin Smith no conoce el mundo del urbanismo, porque de lo contrario no diría esas cosas de liberalizar el suelo, las trabas administrativas y otras zarandajas tan queridas a los dizque liberales. Es imposible con esas recetas hacer nada en los precios, porque el mercado del suelo -ojo, que no de la vivienda- no funciona como el de las zapatillas de deporte. Pero este es un tema apasionante para debatir.

    Y yo de todas formas emigraría de Rivas. No se imaginan que sitio más feo. Además allí huele mal. ¿A quién se le ocurre colocar una ciudad al lado de un vertedero? Saludos, don Ricardo.

  11. Imperialista:

    1.- Es usted muy feo.

    2.- Es usted de Arganda.

    3.- Por los motivos anteriores es usted un envidioso.

  12. Agog dice:

    Berlín:
    “Agog, pero qué listo es usted.”

    Modestamente, a veces puedo parecerlo frente a las pifias de otros. Pero no es mérito mío en realidad. ;-)

    “Otro socialista metido a hablar de economía de mercado.”

    Berlín, tus prejuicios y tu simplista visión de la realidad te siguen cegando. ¿Dónde he dicho yo que sea socialista? Ah, claro, que no comulgo con tu libertadigitalismo. Eso es prueba inequívoca de felipismo, está claro.

    “[…]Así que los costes no condicionan la oferta… Bravo, esto es de premio Nobel, señor mío.”

    LOL! :-D Pues sí, conozco esos términos. Ypor eso sé que no desmienten para nada lo que yo he dicho.
    Y la verdad, que sueltes una retahíla de terminología económica no impresiona a nadie, que quien más quien menos puede buscar en Google. ;-)

    Te vuelvo a poner lo que he escrito, a ver si ahora lo entiendes (o no lo deformas intencionadamente, que pareciera eso):

    Unos costes bajos PERMITEN un precio bajo, pero NO LO FUERZAN.

    Es decir, que los costes condicionan el precio mínimo, no el máximo. Un vendedor siempre venderá a 100 si hay demanda para ello, tanto si los costes son 80 como si son 30.
    ¿O no?

    ¿Lo pillas ahora? Ahora dí que eso no es verdad.

    “Y a ver si lo entiende, no se trata de regalar el suelo a los constructores ”

    ¿Ah no? Te cito:
    “Y si […] se deja el suelo bien, bien barato”

    BIEN, BIEN BARATO. A mí eso me suena a regalarlo. O a regalar una gran parte, si quieres ser tiquismiquis, puesto que toda la rebaja en precio sería un regalo a los constructores.

    O sea, que si no lo entiendo es porque te has explicado muy mal. A ver qué dices ahora…

    “se trata de que haya oferta de suelo, porque si el suelo es escaso el precio sube ante el incremento de demanda”

    Tut, tut, eso no es lo que decías antes. Decías que el suelo se diera bien, bien barato, no que se diera más cantidad. ¿Te aclaras?

    Pero resulta que estamos hablando de un país donde se construyeron el año pasado más viviendas que en Alemania, Francia o el Reino Unido. ¿Tú crees que el problema es de falta de oferta? Si hubiera más suelo disponible, ¿se harían todavía más viviendas?

    El resto es tu típico dogma liberal, que el hecho de que no funcione no evita que lo mantengas. ¿Porqué no analizas el precio del suelo en las promociones, y el beneficio de las constructoras? Y si el mercado soporta estos precios, ¿qué te hace suponer que un suelo liberalizado no alcanzaría igualmente precios altos? Incluso aunque se mantuvieran bajos, ¿porqué iban las constructoras a bajar los precios si pueden vender a precios altos COMO ESTÁN HACIENDO?

    Total, que tu magno esquema sólo redundaría en mayores beneficios para las constructoras. Bastante típico de los dogmas neoliberales, que a la hora de la verdad sirven para enriquecer a los ricos.

    Por no hablar de que presupone una fuente de suelo infinita, y que la libre edificación no trae ningún problema. Los destrozos medioambientales, la urbanización sin servicios (que luego los ayuntamientos se ven obligados a proveer, pagándolo todo el mundo; bonita externalización), la falta de planificación en la construcción (¿te suena el porciolismo en Barcelona? No tiene buena fama, te lo aseguro)… nada, problemillas sin importancia, ante la sagrada libertad para que los ricos se forren tanto como quieran con los bienes públicos.

    Y no te olvides de proporcionar la fuente alternativa de financiación para los municipios, porque lo de las piscinas es una broma (vamos, supongo) y el IAE lo quitó tu admirado Aznar.

    “Decir que el precio del suelo no influye, es como decir que el tipo de interés tampoco influye en el precio de la vivienda.”

    Los costes influyen en el precio mínimo, no en el precio máximo. ¿Eso no lo sabes?

    Y sí, el tipo de interés influye por el extremo contrario: la oferta. Contra más bajos sean, más precio se puede pagar.

    Decir ambas cosas sería decir tonterías. Hasta ahora sólo las has dicho tu.

  13. Agog dice:

    Me rectifico:
    “Y sí, el tipo de interés influye por el extremo contrario: la oferta”

    La demanda, que de la oferta es de lo que ya estaba hablando antes.

  14. fiedrich niestchze dice:

    Anda que no se le ve el plumero. El plumero de IU.Para disvertirse, vayan a http://www.antorcha.org.
    ya puestos…

  15. Jorge F. dice:

    Pues si ya han consultado trabajos de J. M. Naredo y visto su bibliografía, comprenderán que yo no estaba tratando de reventar el tema, sino de enriquecerlo. Eso creo.

  16. Jorge F. dice:

    Y no he encontrado a Naredo en Google o lo he conocido ayer, sé de su existencia desde los tiempos de Cuadernos del Ruedo Ibérico donde firmaba Aulo Casamayor.

    Es un economista al que se le entiende y que tiene una visión global de las cosas relacionadas con la sociedad, la economía y el urbanismo. No es “idiota sabio” como Xavier Sala Martín.

    Un artículo que resume y explica muy bien los peligros de la especulación inmobiliaria en España lo tenéis en la revista Archipiélago número 71, la última, creo.

  17. imperialista dice:

    Don Ricardo:

    1. Se equivoca, soy muy guapo. Pregúnteselo a mi madre y ya verá lo que le responde.

    2. Sí, soy de Arganda del Rey, capital del sureste.

    3. ¿Envidioso yo? Ande ya, si vivo en el mejor sitio del mundo mundial. Además en mi pueblo gobierna el PP. ¿Qué más se puede pedir?

    Oiga, ¿le ha gustado lo de IU de mi pueblo?

  18. pululante dice:

    ¿IU, garantía contra la especulación? Será que está en oposición en casi todas partes.

    Pregunte en Gijón y Zaragoza por el caso Progea… Deseo que ésta sea la excepción dentro de IU, y que lo de Rivas sea la norma. Pero no lo tengo tan claro.

  19. Anónimo dice:

    ¿Por qué diablos los ayuntamientos no pueden vivir de un porcentaje de IRPF e IVA y cortamos el problema de raiz?

  20. Simio dice:

    Don Ricardo, la corrupcion es directamente proporcional al numero de escaños, concejalias, direcciones generales, ministerios etc.. que tiene un partido.

    IU tiene menos que los demas y por lo tanto las probabilidades de caer en corrupcion son menores. Sinceramente no creo que haya otro motivo.

  21. Derem dice:

    “Derem, Simio, Güevos, Berlín… y los demás de su estilo: si ustedes tienen la voluntad en ser honrados intelectualmente y aman España de verdad, lean textos de José Manuel Naredo, por ejemplo.

    Olvídense de los intereses personales y piensen en el interés común. Olvidense de partidos y partidismos y piensen en la sociedad.”

    Leeré, leeré, pero ¿qué le hace pensar que mi opinión no está también movida por mi interés en el bien común?

  22. Simio dice:

    Derem, te has dejado lo mejor, cuando Jorge dice
    “… y los demás de su estilo:”, dice estilo pero le ha faltado decir “calaña”.

    Por cierto yo ya he leeido algo…y habla sobre sostenibilidad y sobre la ciudad, pero todo organizado por los sabios, nada de preguntar a la gente que es lo que quiere.

  23. Berlin Smith dice:

    Mire Agog, yo sí que no tengo que ir a Google para leer esos términos, son mis estudios universitarios y mi profesión. Usted no entiende la economía capitalista, no hay más que leerlo.

    Mire, los márgenes del empresario dependen del grado de competencia, es decir, el margen que se incorpora sobre los costes depende del número de participantes en el mercado, de forma que si hay competencia perfecta el margen tenderá a cero. En mercados monopolísticos y oligopolísticos los precios siempre son más altos que en competencia perfecta. Cualquier experto en competencia le explicará que en sectores maduros los márgenes no crecen y son bajos y que cuesta mucho mantener ventajas competitivas que den márgenes por encima de la media. Así que cuando vea un sector con beneficios desproporcionados, piense en monopolios o falta de oferta (un caso es Microsoft, con beneficios siderales: ocupa el 95% de los ordenadores)

    En nuestro caso, no se es libre de acceder al suelo salvo prebenda municipal, por lo que pocos empresarios se quedan con el suelo, normalmente en comandita con el ayuntamiento. Ahora me cuenta otra barbaridad conceptual, la de que hay suficiente oferta porque se construye más que en toda Europa. De nuevo demuestra usted que no sabe nada de economía de mercado (en realidad, de nada, como demuestran sus afirmaciones sobre las definiciones de Bobbio en casa de Don César, pero es que hay que tener lecturas): la demanda ha crecido más deprisa que la oferta de modo acelerado, por eso los pisos se han venido vendiendo más deprisa de lo que se construían. Si hubiera exceso de oferta, los empresarios no encontrarían compradores y bajarían los precios. Ha estado sucediendo lo contrario: que al ver que se venden muy bien suben los precios todavía más porque el mercado (la demanda) lo aguanta.

    Lo repetiré a ver si lo entiende, es de primero y del libro gordo de petete: los empresarios suben el precio porque aún subiendolo, lo venden sin problemas. Si hubiera exceso de oferta, tendrían que bajarlos para encontrar demanda. ¿Nunca ha visitado una lonja? Haga turismo, que se aprende. Me da que nunca ha intentado vender nada. Y ahora, antes de que se haga el listo le responderé a lo que está pensando, que es el precio del suelo: lo que sucede es que los propios ayuntamientos especulan aprovechándose de la demanda, fuerzan mucha edificabilidad y a un número determinado de viviendas sociales. Es decir, en la práctica suben el precio del suelo y como debiera saber, el empresario siempre intenta trasladar la subida de costes al precio. Así que el promotor (de nuevo, aprenda: es el promotor, no el constructor, que ese sólo pone ladrillos, el riesgo lo corre el otro) debe subir los precios de la vivienda libre para sacar el beneficio al que aspira, una cosa muy legítima (de paso, una advertencia: los beneficios de las constructoras son una cosa y los de las inmobiliarias, otra).

    Vamos con la cita: yo ya percibía que usted era un tanto infantil y superficial en los comentarios, así que habrá que explicarle lo que quería decir con barato, barato. Mire: por el contexto (que usted nunca juzga) lo que se quiere decir es que se liberalice el suelo para que baje su precio, no que se le regale al promotor (que es un razonamiento infantil que sólo por querer encontrarle tres piernas al gato se puede hacer). Liberalizar es dar libertad para dar uso al suelo por parte de su propietario y no crear elementos discrecionales que impiden su comercialización.

  24. Jorge F. dice:

    “Derem, te has dejado lo mejor, cuando Jorge dice
    “… y los demás de su estilo:”, dice estilo pero le ha faltado decir “calaña”.”

    Pues yo lo he dicho de buena fe. He dicho “estilo” para no decir “orientación política”, porque entre ustedes pueden haber diferencias politicas, y yo no soy adivino.

    Señor Simio, me siento algo ofendido por el sólo hecho de que piense que yo quería decir “calaña” y luego he suavizado con “estilo”.
    – – –
    Derem: mi oración de posibilidad, era puramente retórica. No tengo porque dudar de que ustedes no quieran lo mejor para la colectividad.
    – – –
    Señor Simio, realmente me siento bastante ofendido. Ya le he dicho alguna vez que usted me cae bien y, sin duda, lo habrá tomado como un sarcasmo.

  25. Jorge F. dice:

    Ofendido, no. Dolido.

  26. Agog dice:

    Berlín:
    “Usted no entiende la economía capitalista, no hay más que leerlo.”

    Pues da miedo ese nivel de competencia profesional, si no eres capaz de entender un planteamiento tan sencillo y evidente como el que te he expuesto dos veces.

    Y es que todo parte de tu error inicial, que eres incapaz de reconocer. Citaré una vez más lo que tú escribiste:

    “Y si […] se deja el suelo bien, bien barato”

    En ningún momento hablas de aumento de oferta. Hablas de reducir el precio de coste. Que son cosas muy distintas cuando la materia prima, el suelo en este caso, es limitada.

    Con lo que tú planteabas, HABRÍA LA MISMA OFERTA, sólo que con menores costes para los constructores.

    Y en tal situación, ¿bajaría el precio? No lo creo.

    Ahora puedes seguire explicando teorías sobradamente conocidas (aunque nunca funcionan tan bellamente como lo pintas, que eso es otra) y que no afectan para nada a lo dicho.

    “Ahora me cuenta otra barbaridad conceptual, la de que hay suficiente oferta porque se construye más que en toda Europa.”

    Tampoco he dicho eso. He dado ese dato para desmentir una supuesta falta de oferta, que no es lo mismo.
    Y si tú quieres aducir que existe esa falta de oferta, ¿en qué te basas? ¿Cuántas viviendas se necesitan? ¿Los hogares españoles crecen en 800.000 viviendas al año?

    “Lo repetiré a ver si lo entiende, es de primero y del libro gordo de petete: los empresarios suben el precio porque aún subiendolo, lo venden sin problemas. Si hubiera exceso de oferta, tendrían que bajarlos para encontrar demanda.”

    Tú sigues con tus teorías de libro. Pero en la práctica la demanda es muy rígida (la gente sigue queriendo casa para vivir) y la oferta tiene una gran capacidad para mantener estocs (viviendas no vendidas). Y están los factores puramente especulativos, en los que se compran esos pisos como inversión, lo cuál es un tipo de demanda muy particular.

    En cualquier caso, tú mismo estás desmontando tu teoría: por mucho que bajen los costes, los precios seguirán altos si hay demanda para esos precios.

    Que es lo que yo decía, te recuerdo. ;-)

    “Así que el promotor (de nuevo, aprenda: es el promotor, no el constructor, que ese sólo pone ladrillos, el riesgo lo corre el otro)”

    He, he… esas precisiones de tiquismiquis… ;-) Irrelevante, especialmente cuando muchas veces coinciden.

    “Vamos con la cita: yo ya percibía que usted era un tanto infantil y superficial en los comentarios, así que habrá que explicarle lo que quería decir con barato, barato.”

    LOLOL! :-D

    Por favor, si alguien está demostrando un carácter infantil eres tú. Estos comentarios de niño picado son aceptables en un escolar, pero ridículos en alguien que presume de profesión y estudios.

    Ahora parece ser que cuando dices literalmente
    “Y si […] se deja el suelo bien, bien barato”
    no estás hablando del precio. Interesante.

    “Mire: por el contexto (que usted nunca juzga) lo que se quiere decir es que se liberalice el suelo para que baje su precio, no que se le regale al promotor”

    ¿Por el contexto? ¿Qué contexto? Repito tu cita:
    “Otra: ¿Y si en vez de repartir las plusvaías al 50% se deja el suelo bien, bien barato y así las viviendas son privadas y salen a mejor precio?”

    Ahí sólo hablas del precio, no de liberalizar. En ningún sitio se alude a un aumento de oferta, sólo a una rebaja de los costes por la vía de eliminar las plusvalías del ayuntamiento. Y eliminando esas plusvalías no se aumenta la cantidad de terreno, ¿sabes?
    Y para mayor prueba, si hiciera falta, el hecho de que si hubieras hablado de aumento de oferta de terreno, eso hubiera podido producir la rebaja de precio sin disminuir las plusvalías. Pero no, tú sólo hablas de eliminar las plusvalías municipales como método de rebaja del precio final.

    Lo cuál es una metida de pata grave. Especialmente viniendo de alguien que presume de economista.

    Lo de regalar sólo es llevar al extremo lo de “bien barato, barato”. Tanto da si la rebaja es total o parcial, el argumento sigue siendo totalmente válido: esa rebaja de precio del suelo revertirá en un aumento de beneficios para el constructor (y promotor, si insistes en chiquilladas) y no en una rebaja del precio para el consumidor final.

    Realmente, lo que llegarás a irte por las ramas para evitar admitir tu error inicial es bastante ridículo.

    “Liberalizar es dar libertad para dar uso al suelo por parte de su propietario y no crear elementos discrecionales que impiden su comercialización.”

    Sea lo que sea, es algo de lo que no hablabas en absoluto en tu primer post, ni literalmente ni por contexto ni por alusiones.

    Pero bueno, ya que has renunciado a defender tu primera metida de pata (aunque sea sin admitirla, que eso ya sería pedir mucho de todo un profesional universitario nada infantil como tú :-D), veamos cómo en tu nuevo dogma tampoco te defiendes mucho mejor. Porque te centras en una hipotética rebaja de precios debido a un aumento ilimitado de oferta de suelo (¡viva el dogma!). Olvidando que el mercado de la vivienda es de todo menos perfecto, que la oferta es mucho más adaptable que la demanda, que el suelo no es ilimitado, que esa liberalización supone una externalización de gastos que pasas por alto, y los perjuicios ecológicos que a ti no te importan pero a otros sí.

    Casi ná. ;-)

  27. Agog dice:

    Ah, sobre las definiciones… Bueno, se considera poco elegante arrastrar discusiones de otros hilos o foro, pero ya que no puedes evitarlo… Yo ahí sólo hablo de las definiciones que tú das. Que tu dogma nacionalista español te impida entender el argumento (ni siquiera concebirlo, parece) es tu problema. Que las lecturas hay que entenderlas, y los dogmatismos como el tuyo suelen dificultar el entendimiento. Eso sí, a algunos les son útiles para esconderse detrás de las “lecturas” cuando son incapaces de razonar.
    Pero bueno, viniendo del que se cree a pies juntillas las prédicas de Fegueguico y Pedrojete, que además tenga esa fe en los dogmas del gurú que le digan que es guays, nada sorprende.

  28. Simio dice:

    En primer lugar y sumido en la consternacion decirle a DOn Jorge F. que no era mi intencion llevarle a esos extremos de dolor y menos ofenderle. ¿como voy a ofender a alguien capaz de leer a Friedrich Wilhem Nietzsche? (bastante penitencia tiene ya… :) ja ja jaja))

    Por otra parte el comentario de Berlin Smith es pulcramente incontestable.

    Solo añadiria un matiz que quizas no le haya dado la importancia que merece o yo me lo he saltado.

    Cuando analiza la demanda deberia haber descrito que existen varios tipos de demandas en el caso de la edificacion y el suelo. Una demanda de la edificacion como vivienda y una demanda de la edificacion como inversion. Que obviamente tienen un comportamiento en el precio diferente.

    Por otra parte decirle a Agog que se suba a un avion o a un globo y nos diga si existe escasez de suelo.

    El suelo se saca por los ayuntamientos al mercado con cuenta gotas para evitar que baje de precio. Es el mayor patrimonio que tienen y una fuente inagotable (por ahora) de ingresos.

    En el mejor de los casos para autofinanciarse y en el peor para autocorromperse.

  29. Imperialista dice:

    El comentario de Berlin Smith más que incontestable es inaplicable. Recetas teóricas de urbanización marciana. Se nota que no sabe lo que es el urbanismo en el mundo real.

  30. Simio dice:

    Pero imperialista, yo no veo que hable de urbanizacion habla del precio de la vivienda.

    ¿donde estan las recetas marcianas?, por cierto a cuanto esta el precio del m2 de suelo en Marte. No hay ayuntamientos, no hay demanda, no hay oferta….lo que esta mal es el transporte, esta muy mal comunicado.

  31. Jorge F., "El Rojo Calañas" dice:

    Oh, profesor Simio sapientísimo, arrepentido estoy de mis desvarios y quisiera como hijo pródigo volver a la calma de la sensatez y las buenas costumbres. Dejaré las lecturas perniciosas y luciferinas. ¿Que doctos maestros me recomienda usted en ese retorno al buen camino: Javier de la Rosa, Juan Villalonga, Mario Conde, “el Dioni”? Espero su respuesta ansiosamente. Estoy en ascuas. Deprisa, que me derrito.

  32. Simio dice:

    Don Jorge,me ronda una duda ya que noto cierto tonillo ironico en su ultimo comentario.

    De todos manera dada mi gran vocacion de servicio y estar prsto siempre a echar una mano a los necesitados de conocimiento, pues le dire que de todos los prestigiosos autores que apunta, le recomiendo “El Dioni”

  33. Paco dice:

    Me parece muy bien lo de Rivas VaciaMadrid, pero dirijan una mirada a Córdoba, donde el Gobierno Municipal de Izquierda Unida está muy culijunto con los grandes constructores de la Ciudad y sobre todo del famoso Rafael Gomez “Sandokan”, han permitido las barbaridades de la tala de miles de encinas en el paraje llamado La Carrera del Caballo para construir cientos de chalets adosados,han autorizado la urbanizacion de Los Baños de Popea, lugar del maximo interes paisajistico y ecologico, no hacen nada para frenar las urbanizaciones ilegales que estan destruyendo la maravillosa Sierra que tenemos y muchas cosas mas que daria para completar un abultado mamotreto de varios capítulos.

    UN ANTIGUO SEGUIDOR DE IZQUIERDA UNIDA, CORDOBA

  34. UN ANTIGUO SEGUIDOR DE IZQUIERDA UNIDA, CORDOBA dice:

    Tengo que hacer una puntualizacion a mi anterior comentario:

    Rafael Gomez alias “Sandokan”, está imputado en la operación Malaya, fué detenido y puesto en libertad con una fianza de 500.000

  35. Agog dice:

    Simio:
    “Por otra parte decirle a Agog que se suba a un avion o a un globo y nos diga si existe escasez de suelo.”

    Eso, date una vuelta por el Sáhara y empieza a hacer parcelas para edificar. Verás qué bonitos campos de golf con urbanización te salen. Y como hay tanto suelo, eso bajará el precio de los pisos en España cantidubi.

    “Pero imperialista, yo no veo que hable de urbanizacion habla del precio de la vivienda.”

    Y para ello da dos recetas.

    La primera, bajar el precio de ese suelo sin aumentar su cantidad. Lo cuál simplemente no funciona para nada. El precio se mantendría y aumentaría el margen de beneficio de los vendedores.
    Esta primera receta suya es una obvia pifia, que sólo defiende por un triste “sostenella y no enmendalla”.

    La segunda, aumentar la cantidad de suelo (¿y también bajar su precio? No lo aclara, imagino que también). Y ahí sí que entra el tema del urbanismo que menciona imperialista. O los otros factores mencionados, como la necesidad de servicios públicos, el respeto del medio ambiente, la falta de flexibilidad de la demanda e incluso las dudas sobre que haya falta de oferta. Si en España no hacen falta 800.0000 viviendas al año, ¿cómo afecta el mercado puramente especulativo? ¿Cómo reaccionaría este mercado ante una mayor oferta de suelo? Ante eso Berlín sólo repite el dogma liberal.

  36. Trosky dice:

    Nos gustaría que nos conocierais y colaborarais con nuestro blog

  37. Legend dice:

    Lo siento, pero si quiere ver usted hasta donde llega el saber hacer de IU, en el tema urbanístico, dese un paseo por Córdoba, unica capital de provincia gobernada por la inenarrable Rosita Aguilar, y se dará cuenta de que freno nada de nada, cuatro años permitiendo que los constructores marquen la pauta, vendida al oro de ellos, sin más. Haciendo rico a Sandokan, imputado en el caso malaya. Asi es que no me ponga de ejemplo a la IU que no gobierna, porque cuando puede es tanto o más corrupta que los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.