Vamos, que si la vara de medir socialdemócratas se regula según el canon del candidato desnudo, a mí habrá que ubicarme, sin duda alguna, junto a los radicales socialistas (ex-maoistas) esos que parece que suben en las elecciones holandesas. O incluso más allá.

¡Qué desvergüenza la de esta gente, cómo mienten descaradamente, cómo se les va viendo el plumero!. Bueno, aquí lo dejo, que me va poseyendo la ira según escribo.

Tagged with →