Miren ustedes lo que he encontrado en Lo Vilot. El realismo socialista al servicio del mercado. ¡¡Pobre Stalin!!

Tagged with →