Me provocan náusea los hipócritas, los populistas baratos, los falsos creyentes, los traidores, los trepas, los telepredicadores de una moral que jamás han conocido (y mucho menos practicado). Me provocan náusea tipos como José Bono o Francisco Vázquez, capaces de reunir en un solo frasco todas las esencias que acabo de enumerar. Por eso quiero mostrar mi respaldo entusiasta a la petición de Izquierda Unida de investigar las relaciones de Bono con El Pocero.

Sigan leyendo en Periodismo Incendiario. Los comentarios, allí.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →