jovenesiupq.gifMiren, que lo que yo digo es que en estas fechas en que se aproximan esas fiestas tan bonitas, entrañables y familiares que son las navidades, deberían ustedes acordarse de aquellos que sufren: los enfermos, los desvalidos, los desesperados, los pobres de espíritu y doña Esperanza Aguirre, que -recuérdenlo ustedes- no llega a fin de mes. Los Jóvenes de Izquierda Unida de Fuenlabrada, mientras sus mayores se dedican a sus escisiones y a sus cosas, han tenido una idea muy bonita y muy bella. Y es que… ¡hay gente tan buena!. Han pensado estos chicuelos, siempre atentos a la injusticia y al desasosiego del prójimo, hacerle saber a Esperanza que no está sola, la pobre, que todos estamos con ella. Y qué mejor forma de hacérselo saber que enviarle copia de nuestras nóminas. Esperanza: nosotros tampoco llegamos, Esperanza.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →