Supongo que en todo hay parte de verdad, pero lo que yo creo es que en IU hemos dejado de dirigirnos a la gente. Hemos abandonado la idea de que es necesario transmitir ideas, propuestas, proyectos, consignas… La gente nos entiende poco, porque les proponemos poco y porque cuando lo hacemos no hay quien lo entienda. Como no podemos simplificar al máximo el discurso con la intención de llegar a la gente con el estilo del PP, lo hacemos más complejo, y cuando hablamos de lo interno nos pasamos directamente al lenguaje de secta.

Esto se me había pasado. Ustedes me perdonarán. Léanlo completo en el blog de Romenauer Y comenten allí.

Tagged with →