rosinanot.jpgRosina fue abandonada por unos hijosdeputa -lamento no poder referirme de otra manera al niño que se encaprichó las navidades pasadas del animalito y a sus jodidos padres- hace unos meses en el aparcamiento de una gran superficie comercial, donde ha estado sobreviviendo hasta que alguien la llevó al nuevo Centro de Recogida de Animales Los Cantiles, en Rivas. Hoy Rosina forma parte de la familia mixta bípedos-cuadrúpedos en la que yo mismo estoy integrado, junto con Rigoletto y -como diría el teniente Colombo- la señora de Royo-Villanova. Que lo sepan, para que luego no digan que no se lo advertí. Así que si piensan comprar un cachorro, recuerden que no es un capricho, sino que es algo para toda la vida.

Venga... meta ruido por ahí