En esta mañana triste, porque la mañana es triste, quiero dar mi más sincera enhorabuena a la jauría y a sus conspicuos representantes, ya que si no sólo desean la muerte física de las personas, sino que además hacen gestiones para conseguirla, esta mañana están necesariamente de enhorabuena. Hemos amanecido con dos noticias que sin duda les llenarán de gozo. Por una parte, Saddam Hussein, ese hombre que fue firmemente apoyado y financiado por los Estados Unidos cuando servía a sus intereses miserables, ha sido asesinado finalmente por orden de un tribunal fantoche perteneciente a un estado fantoche impuesto por un ejército ocupante y criminal. Enhorabuena, José María. Por otro lado, parece que esta mañana lo que tanto deseaban algunos, que ETA reiniciara su actividad criminal – se ha producido. Enhorabuena, Mariano.

Tagged with →