Como consecuencia de una pequeña obra en la sala de redacción de A Sueldo de Moscú, esta bitacora que ustedes siguen con pasión desenfrenada no podrá actualizarse al ritmo a que están acostumbrados durante un par de días. Les notifico que el moscovita de guardia es don Antonio, al que pueden ustedes encontrar en A este lado del Rubicón. Para temas relacionados con la defensa de los animales, que tan ocupados nos tienen últimamente, se me van ustedes a La Aldea Gala. Y para no perder el tono de los últimos días, les comunico mi opinión irrebatible de que Rajoy es un badulaque, un desteñido y un sietemesino. ¡Y eso que es el listo del PP!

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →