Oigan, qué susto tengo. Llevo un par de días sin seguir la blogosfera liberalpinochetista, ¿saben?, porque no quería pasar estas fechas tan entrañables y tan bonitas con un cabreo de no te menees, que luego mis sobrinos se asustan con mis bramidos, y sus señores padres se enfadan mucho conmigo porque los nenes tienen terribles pesadillas. Pero hoy, día previo a la vuelta al trabajo, he decidido consultarla, no sea que mañana llegue al tajo desactualizado y alguien me pille en un renuncio. Qué panorama, oigan ustedes, qué panorama. Que parece que los de liberalpinochetistas vivan en un mundo paralelo. Pásense ustedes por sus paginitas, que se divertirán mucho y se enterarán, de paso, de algunas cosillas, como que España ya no existe, de que han excomulgado a Henry Kamen o que el Gobierno de Zapatero no era en realidad un gobierno sino un comando legal de ETA. Y eso que estábamos de vacaciones. Da miedo empezar de nuevo, ¿verdad?

Por cierto, ¿saben ustedes que la AVT se niega a manifestarse contra el terrorismo? Miren, miren.