Isaac Jiménez, el censor de la blogosferaLes voy a contar a ustedes una cosita muy curiosa. ¿Ustedes creen que es compatible el liberalismo con la censura? Yo, que soy un liberticida de mucho peso en la comunidad liberticida, no he censurado nada en los dos años que llevan pagándome desde Moscú para que destruya a España, y en los cerca de tres que tuvo El Piquete Digital. Sólo banneé durante un breve lapso de tiempo a un miserable que se dedicaba a insultar a mi familia. Pues bien, en el blog de Isaac Jiménez, uno de esos profesorales liberales que pueblan la red, y desde hoy la vergüenza de la blogosfera española, sí censuran. Y me censuran a mí, impidiéndome defender mis ideas y defenderme a mí mismo de los ataques que se me hacen.

Resulta que detecté por statcounter que me venía una gran cantidad de visitas de los foros de Isaac Jiménez, así que fui para allá a comprobar de qué se trataba. Alguien había abierto un hilo sobre mi búsqueda de abogado para entrullar a Losantos y, como comprenderán ustedes, los términos del debate no eran amistosos hacia mi persona. Intenté escribir una respuesta, me pidieron que me suscribiera, lo hice y metí un pequeño texto defendiéndome. Como al día siguiente seguía recibiendo visitas, y con la intención de comprobar las respuestas a mi intervención en dicho foro, me pasé de nuevo por allí. Mi texto había desaparecido. Indignado, me identifiqué con intención de protestar. Craso error. En cuanto me identifiqué, apareció una pantallita que asegura que estaban realizando tareas de mantenimiento. Y así varios días. Así que decidí comprobar desde otros ordenadores. La página sólo está en mantenimiento cuando me conecto desde mi ordenador. Reinicio el router para cambiar la IP, borro las coockies, y ¡sorpresa! ya no está de mantenimiento. Me identifico de nuevo, y otra vez de mantenimiento. ¡Qué locura, oigan, y qué mente más enfermiza la del que ha tramado semejante operación! Si eso no es censura, que venga Dios y lo vea. También acepto la colaboración de Luis del Pino, por si esto fuera cosa de alguna conspiración trosko-islamista o algo.

Pues estas son las prácticas liberales de los liberales españoles. A mi, plim: hoy cenamos con Isabel.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →