Maruja Torres contra los blogs

Posted · 10 Comments

Y encuentro la respuesta en los párrafos siguientes en los que salva de la quema a un blog editado por Matías Vallés , y aquí se me aclara la mente. Maruja no tiene un problema con la calidad de los escritos, ni los niveles de inteligencia, ni con los egos aireados en la red, tiene un problema con los aficionados que gracias a internet, tenemos la misma autoridad para vertir opiniones que ella misma, aunque no cobremos un sueldo por ello, ni encontrásemos medio escrito que nos publicara.

Si lo ha dicho Tania así de bien, ¿para qué voy a ponerme yo a decir tonterías?, vamos, que digo yo.

10 Responses to "Maruja Torres contra los blogs"
  1. Anónimo dice:

    Calmese, soy de la opinión(muy rebatible) de que no hay nada mas triste que escribir por un sueldo.

    Saludotes.

    P.D. Que los que escriben por un sueldo me perdonen, pero es así como pienso.(no me refiero a los “linotipistas”)

  2. Independiente, entiendo que el anterior comentario es de usted. Escribir por un sueldo en mucho menos triste que otras ocupaciones, como por ejemplo, extraer carbón por un sueldo o poner multas de aparcamiento por un sueldo.

    Pues eso, saludotes.

  3. Anónimo dice:

    Dice Campanilla en su blog:

    Con su articulo doña Maruja, además de cubrir expediente una semana más, lo único que hace es darle mas importancia de la que la tiene a un blog, criticar un blog es como criticar las pintadas de la puerta de un retrete, las habrá buenas e incluso geniales pero la inmensa mayoría no reúnen los requisitos mínimos para hablar de literatura, aun menos de calidad literaria, pero es que nadie en su sano juicio esperaría que la tuviesen.

  4. merce dice:

    Es que Maruja Torres tiene un nivel intelectual demasiado elevado para leer blogs…pero los lee.

  5. Independiente dice:

    Si, era yo, me ha descubierto!

    Bueno, creo que mi estilo “criptico”(Quizá “raro”)de expresarme no le ha ayudado a entenderme.

    Me refería a los “opinadores” a sueldo.

    Los mineros, los “linotipistas” y los “recetadores” de multas son tan “alegres” como cualquiera.

    Saludotes.

    P.D. Creo que se imagina a quienes me refiero con “Opinadores a Sueldo”

    Linotipistas = Poet@s, critic@s de cine, secretari@s, Cronist@as sociales, Novelist@s…..(Que cutre es esto de la @)

  6. Salfuman dice:

    No se si alguno de ustedes tiene el suficiente tiempo libre como para leer el articulo de opinión que publica esta señora en el Pais Semanal. Si lo han hecho se darán cuenta de que es lo más insustancial de todo el suplemento (que ya es decir), me atrevo a aventurar que la sección de moda aporta más al intelecto que las anécdotas que Marujita acostumbra a relatarnos.
    Pero no se equivoquen, ella es Periodista, ese gremio que ademas de fomentar el corporativismo hasta la nausea, dota a sus integrantes de una autoridad moral por encima de la del resto de los mortales.

  7. Simio dice:

    No te descubrieron por tu estilo criptico sino por despedirte diciendo saludotes.

    De todas maneras no es lo mismo escribir porque te pagan, que que te paguen por escribir.

    Maruja Torres no me gusta mucho.

  8. Independiente dice:

    Creo que no he dicho que me descubriesen por el “estilo”, sino que no me entendio por lo mismo.

    Y si que no es lo mismo eso que dices, como tampoco lo es cobrar nomina mensual, por “Objetivos”, en especias o en “Favores”.

    Saludotes.

  9. Shake! dice:

    Después son estas personas “progres” las que presumen de tolerancia, respeto y libertad. Las que ponen el grito en el cielo cuando uno dice “el médico” y no “la médica”.
    Tranquila, Maruja, pocos necesitamos del botín de Polanco y su banda. Sabemos pensar por nosotros mismos y escribimos cuando nos apetece o estamos inspirados. Lo terrible es que, tras haber recibido el talegazo del Planeta, esta gente se siente ante su PC y lo primero que se le pase por la cabez sea “a ver con qué chorrada me gano hoy los boniatos”.
    Si es que…

  10. En general estoy muy de acuerdo con las reacciones que provoca el “asunto Maruja”. Nadie puede negar el corporativismo e incluso la podredumbre del gremio periodístico, al menos del tradicional. Pero más allá de estas reacciones y verdades como puños, y de certificar que Maruja Torres no es la periodista más apreciada de la blogosfera, me inquieta el poco espíritu crítico de la misma (la blogosfera) ante algunas verdades que (¡vaya por dios!) también dice la periodista en El Pais.

    Un ejemplo de esas verdades que también dice en su artículo:

    “Lo más normal es que los egoblogs con columna fija en algún papel se reproduzcan –en todos los sentidos, me temo; no deja de ser lógico, en la era de la clonación–, se autociten, se autobombeen, se manden mutuamente besitos y se entreguen a la práctica de aburridas gallardas mentales que ningún buen periódico les permitiría publicar. Y entre los sobos informáticos a quienes devolverán con diligencia el magreo, gran espacio para el objetivo que nunca pierden de vista: la denuncia, la calumnia, el rencor y varios etcéteras más.”

    No por dura deja la frase (o frases) que he copiado aquí de tener cierta razón. Generalizar es malo e injusto, pero la autocita, el autobombo, los besitos y el magreo, esa camaradería y “enchufismo” crónicos, son muy, pero que muy habituales en la blogosfera. No es algo para indignarse ni para siquiera molestarse, porque es lícito y además no se tiene noticia de que los blogueros independientes cobren por escribir (que hasta eso es posible), pero es algo que sucede. Y lo digo clarito, porque nadie pede negarme que hay círculos de opinión, formados por camaradas, amigos o colegas, cuya comportamiento en este sentido tiene algo de sectario.

    Quien se sienta idenificado, se molestará, pero creo que dentro del marasmo de mala leche de la Maruja y de su evidente exceso, hay unas pizcas de razón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.