Ya sé lo que me van a decir ustedes: “Oiga, últimamente ha perdido el sentido del humor, insulta usted demasiado, su blog ha tomado una deriva inquietante“. Tienen razón. Ello me preocupa. Pero el blog de uno refleja muchas cosas, entre otras, su estado de ánimo y sus contradicciones. Y debo estar últimamente enfadado y contradictorio. No podemos huir de nuestras contradicciones, como mucho, tratar de razonarlas para resolverlas. Prometo hacerlo en un futuro más propicio. Hoy, lo que voy a hacer es manifestar mi opinión de que los sujetos que pueden ustedes ver en el vídeo adjunto no merecen vivir, no tienen, en mi opinión, derecho a la vida. La pena, es que no haya nadie legitimado para quitársela. ¿Qué tipo de gentuza es la que tortura a los animales? Quien tortura a un prisionero puede estar buscando información, pero ¿qué están buscando los sucios criminales que torturan a este perro en Irak? Ojalá estos tipos, que como pueden ustedes escuchar, comentan mientras torturan al pobre can que no han visto nada más divertido en su vida, pasen pronto a engrosar las filas de soldados muertos en Irak. Insisto, ustedes perdonen, pero yo es que digo las cosas tal como las pienso. Y ahora mismo, lo que pienso es lo que acabo de decir.

La asociación de defensa animal PETA ofrece una recompensa de 5.000 dólares a quien ayude a identificar a estos sucios criminales y pone a disposición de quien quiera protestar personalmente una web a través de la cual se puede enviar un escrito -el propuesto o el redactado por cada cual- al Secretario de Defensa de los Estados Unidos.

Tagged with →