El Project Key Infraestructure (ya ven que las habilidades angloparleras del presidente Aznar han dado su fruto) comprende todo lo relativo a las claves públicas que identifican y garantizan la firma electrónica de los ciudadanos que acceden a la Administración y Servicios Públicos. El que va a encriptar toda esa información es Informática El Corte Inglés y por el módico precio de 296.000 euros (IVA incluido). Es decir, que el Corte Inglés va a acceder a información de alta seguridad de todo el Estado, de todos los ciudadanos y todas las empresas de España y, además, se le paga. Por qué y cómo el Ministro de Defensa ha tomado semejante decisión es digno de análisis y reflexión. Que la prensa haya pasado de puntillas por este maridaje era de esperar.

Como es natural, después de la apasionante primera parte de las pesquisas de El Espía que salió del frío, viene la segunda parte. Léanla.