A veces alguien tiene un destello de brillantez. Eso es lo que le ocurrió ayer a la distinguida señorita que edita Sinencambio Avanzamos, que escribió un comentario dirigido a Mercedes de la Merced, la cual por lo visto se siente ofendida por algo estos días. Lean a Tacopania, que nos recuerda la lealtad institucional de que hizo gala la izquierda el 11-M, cuando en lugar de salir a la calle a pedir la dimisión de Aznar, se situó, junto a él -a pesar de estar barruntando ya el engaño que nos preparaban- tras la pancarta que apoyaba a la Constitución y a las víctimas, y la compara con la deslealtad de niveles casi pornográficos de la derecha actual, que rasca y rasca para sacar el máximo partido posible del último atentado de ETA, legando a convocar -de la mano de la extrema derecha- manifestaciones alternativas a las que tradicionalmente han convocado los Ayuntamientos tras cada atentado. ¿Qué hubiera ocurrido si hace seis o siete años, el PSOE, IU o el PNV hubieran participado en concentraciones no unitarias?. Mejor no pensarlo, ciertamente.

Tagged with →