Soto Once es una empresa que se dedica a gestionar campos de golf y, a juzgar por su historial (miren, miren y miren), a cometer (presuntamente, por su puesto y por si acaso) delitos ecológicos. Pues Soto Once va a ser la concesionaria del campo de golf que Esperanza Aguirre y Gallardón van a construir en el barrio de Chamberí, donde antes iba a haber una zona verde y deportiva pública. Léanlo, leánlo. Y comenten allí.

Venga... meta ruido por ahí