Si quieren ustedes saber a ciencia cierta qué es lo que entiende el agitador Pedro J. Ramiírez por periodismo, y hasta dónde llega su desfachatez, así como su falta de escrúpulos y principios, pueden leer este interesantísmo -aunque largo y mal escrito- artículo de Leo Bassi. El humorista italiano se ha preocupado de rastrear la pista de unas informaciones firmadas por Gordon Thomas y publicadas hace cuatro años en El Mundo. ¿Quién es Gordon Thomas, qué tiene que ver con la Iglesia de la Cienciología?

Lean, lean.

NOTA: Se me olvidaba decir que me pone al tanto de la existencia de este interesante artículo don Independiente. Pongo el enlace a la fuente original porque a mí, la verdad es que Rebelión no me hace mucho.

Tagged with →