María Jesús González Es tremenda la soberbia y la hipocresía de algunos. María Jesús González e Irene Villa, las víctimas exibicionistas y profesionalizadas, a las que se ha visto incluso en programas del corazón rodeadas de vividores y crápulas, nos informan de que perdonan al presidente del Gobierno, y eso que les ha hecho más daño que los terroristas que las mutilaron. Pues muy bien. Allá ellas. Lo que a mí me gustaría saber es si el presidente del Gobierno les ha pedido perdón o siente que tiene algún agravio pendiente con ellas. Porque no lo tiene. ¡Qué exibicionismo más atroz el de esta señora que va diciendo por ahí a quién perdona y a quien no! ¡Qué ansias de protagonismo y qué voluntad tan evidente de imponernos a los demás sus posiciones políticas! ¡Qué desmesura, decir sin vergüenza -evidentemente no la tiene- sin arrobarse, sin ponerse roja -o azul, al gusto- que el presidente del gobierno le ha hecho más daño que los etarras que la mutilaron!

Sé que la cosa es ya un poco antigua, pero es que lo acabo de recordar, por un correo de Felicidad.