El candidatoEstoy muy contento, pero mucho. Oigan, que no quepo en mí de gozo. Parece que ya tenemos candidato para la Alcaldía de nuestra maltratada y agujereada ciudad, capital de las Españas. ¡Uy, no! Que la noticia que yo quería enlazar era esta otra. Por favor, no vean la anterior. ¡Qué lío!