Y es que el Partido Popular y sus actitudes recuerdan extraordinariamente la agitación que llevó a cabo la CEDA después del triunfo del frente popular. No dudaban entonces, y no dudan ahora, en utilizar a pistoleros de extrema derecha. Si ayer su aliado objetivo era José Antonio Primo de Rivera, hoy lo es Ricardo Sáenz de Yniestrillas o Alcaraz, (¿Serán estos los españoles normales, los españoles de bien?), y con ellos bien cogiditos de su brazo la reaccionaria Iglesia Católica.

Lean el artículo completo en Acero Bolchevique, un blog muy recomendable, que, por eso mismo, recomiendo. Y los comentarios, allí.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →