Qué enfadado está este señorHoy va el día de güebos (o güevos, que aún no he resuelto el problema planteado por oligofrénico de guardia, don Zurich, en el post anterior). Un menda le ha atizado una patada en las mismísimas gónadas a un miembro del Foro de Ermua en la puerta de un juzgado de Bilbao. El menda -no sé si será el de la foto, que pinta de bruto, desde luego, tiene, y de estar muy enfadado también- ha perpetrado su valiente acción en medio de una concentración de miembros de Batasuna y del PNV en protesta por el procesamiento al Lehendakari y a Arnaldo Otegui por una reunión que mantuvieron ambos, que desde que en España gobernó Aznar, reunirse es delito, y claro, hay que ver si estos dos presuntos lo han cometido. Se van a reír ustedes de lo que voy a decir, sobre todo si ustedes peperos, pero creo que la culpa de lo que ha pasado esta mañana, patada incluida, es del PP. Es que, claro, siete manifestaciones chachimegasupermultitudinarias contra el Gobierno, en las que se azuza a la gente a enfrentarse unos con otros, en las que se cuestiona la legitimidad de las instituciones y de las elecciones, pues hacen que la gente se enfade y pasen cosas como esta, que es lo que andan buscando Aznar, Rajoy, Acebes y Zaplana, y parece que les va saliendo bien la cosa. Dicho esto, digo también que el PNV se debería plantearse que la patada en los güevos no es una herramienta política homologada. Es que está muy mal y muy feo eso de pegar a la gente.

Tagged with →