Ayer les decía a ustedes que ya soy titiritero, y ahora les tengo que comunicar que voy camino de la subvención. Polanco se ha fijado en mí, y no ha sido por las continuas y generosas referencias que don Federico hace a mi humilde, pero voluminosa persona en sus libritos y tal, sino gracias a los gags electorales que IU de Rivas Vaciamadrid tiene publicados en www.josemasa.net. Ya ven ustedes: don Jesús, ese prohombre de la industria, de la comunicación y de la cultura, se ha dado cuenta de que soy la piedra angular de la operación y me ha regalado una página completa en El País, el primer diario nacional, el que siempre dice la verdad, el que todo lo cuenta, el que no oculta nada, el que nunca manipula ni es sectario, … ¿Ustedes creen que este peloteo agradecido será suficiente para lograr un sueldecito algo más holgado que el que me llega de Moscú tan impuntualmente?

Venga... meta ruido por ahí