Una pieza de humor del bueno

Posted · 44 Comments

Miren qué bueno. Esto es sentido del humor, literatura con garra, escritura amena, saber estar, cultura política y, sobre todo, concisión. Mucha concisión.

¡Salud y libre comercio, amiguitos!

44 Responses to "Una pieza de humor del bueno"
  1. Don Ricardo, ¿qué parte de “No alimenten al troll” no entendió? ¿No ve que así se crece el angelico?

  2. Don Ricardo dice:

    Crece él y crecemos todos en riqueza espiritual, don Santi. Eso y que a mí, los animales abandonados me dan mucha pena. por eso los alimento siempre que puedo. Eso si no les adopto. Aunque no creo que sea el caso.

  3. Bueno, al menos he ido a la página de Pijus y he aportado mi granito. ¡Pero no le dé mucho de comer al troll, que al final se ceba!

    Salud y… eso, que eso lo importante.

  4. Independiente dice:

    Hombre por diossss…..

    Darles mijo a las avutardas cuando caen aquí a atiborrarse, mal.

    Pero tocar el reclamo para que vengan…..

    Saludotes.

  5. Nando dice:

    Desde luego es una extensa crítica, eso sí, muy bien argumentada. Sin embargo hay cosas en las ideas del tal Garzón que me parecen interesantes. Lo que nunca debería hacerse es obligar a que alguien cumpla una de tus propuestas.

    Saludos.

  6. Maripuchi dice:

    Lo que es una auténtica tristeza es que los niños de hoy pasen su infancia jugando a la play o viendo la tele…. o en el chiquipark de cualquier centro comercial …….

    Abrazos.

  7. SAPSET dice:

    No se ROYO,no se que le hemos hecho para que nos castigue con
    los vómitos de Iracundo.
    Ese tipo es el típico neoliberal alcaraziano con el seso vació.

  8. Iracundo dice:

    Un izquierdista que reniega de los principios marxianos mientras que desde una aproximación pretendidamente cientista trata de llegar a un acuerdo reformulador de la llamada sociedad burguesa es ideológicamente calificable como fascista.

    Me trae sin cuidado que la ignorancia de algunos les impulse a calificar de fascista todo aquéllo que no les guste o que les guste muy poco pero resulta que el fascismo como “escuela” tiene una serie de temas y actitudes. Y es que resulta que el señor Alberto Garzón con su regimentación del ocio y la felicidad desde posturas no revolucionarias pero sí “rebeldes” (nótese el espíritu “popero-festivo” de la autoadjetivación), desde posturas colectivistas, coincide de pleno con el fascismo de toda la vida: ese fascismo formalmente tan izquierdista como materialmente represor e incluso homicida. Mas insisto: a lo mejor ustedes manejan otra definición de fascista que pasa por derroteros alevines o llegue a caso al “y tú más” pero resulta que fascista es mucho más que un atuendo, es una ideología.

    De tanto manipular la verdad en pos de su Verdad han acabado autoengañándose hasta el punto de sentirse legitimados a indignarse por la puesta en duda de sus mentiras. Bien: rían, canten, lloren y beban porque la verdad es la verdad la diga Agamenón o su porquero resultando por ello francamente indiferente, al menos para mí, esa clase de sujetos que esperan para calificar de fascista a alguien el que lo diga su secretario general de turno.

    Por último he de reiterar mi repulsa por el empleo excesivo e incorrecto del término “troll” el cual sin duda alguna es objeto por estos lares de análoga deformación del de fascista. De nuevo tal cosa es ajena a mí. De todos modos hará bien quien acusa de “cebar” y dejar de cebar en buscar la paja en el ojo propio (que digo paja: ¡VIGA!) y hacerse unas flexiones o algo, que kilogramos de idiocia y materia grasa sobran…

    Salud y libre comercio

  9. Asociación Irracional del Rifle dice:

    Ale, váyase a los USA a vivir, hombre. A ver si le dan un tiro.

    Salud y libre comercio de armas.

  10. Jorge F. dice:

    Por cierto, Iracundo, ¿cómo es que simpatiza tanto con los sionistas y le caen tan mal los nacionalistas gallegos? ¿Y qué piensa usted de los nacionalistas vascos y catalanes?

    Señor o señora comentarista: Jorge F. | Abril 9, 2007 07:44 PM

  11. Iracundo dice:

    Jorgito: mejor ejemplo imposible. Lo que representan los nacionalismos españoles es exactamente lo contrario de lo que representa Israel en la región en que éste lucha por sobrevivir. Los unos, muy solidarios con los palestinos por cierto, son partidarios de estados totalitarios de corte fascista o como mínimo de crear una jaula “territorial” en la que los pobres sujetos que terminen por habitar estarán en la obligación de abrillantar mediante prescrita y frecuente renuncia de su libertad. En Israel, con las limitaciones jurídicas otorgadas por el constante asedio de los terroristas islamofascistas palestinos y “libaneses”, se defiende un marco democrático y liberal en contra de una ola de fanatismo religioso al que la etiqueta de medieval le hace muy poca justicia por lo moderado de su aplicación a tales “ideas”. Por supuesto yo interpreto por sionistas a aquéllos que son partidarios del estado de Israel y no a los ultraortodoxos en los que usted seguramente piensa al vomitar: aquéllos, sea dicho en pos de su culturización, son contrarios a la existencia del estado de Israel en tanto es una entidad laica (¡oh, sí: laica!) y es por ello que algunos de ellos son incluso revisionistas del Holocausto, como se vio recientemente en tierras iraníes con motivo de una divertida comedieta nazi.

    Yo, al contrario que algunos extravagantes, soy partidario de cualquier estado que sostenga principios y objetivos de libertad y por tanto contrario seré a cualquier otro que no lo sea. Por supuesto el estado al que aspiran, huelga decirlo, los nazionalistas españoles es de todo menos liberal. Y como muestra de lo acertado de su fallida contraposición entre Israel y nazionalismos varios (tan a la moda, como casi todas las idioteces) recordarle que de forma harto reciente el BNG gallego “depuró” a un alto dirigente de su partido porque se le ocurrió fundar y presidir una “Asociación de Amizade con Israel”; todo ello mientras desde sus sillones de la Junta de Galicia prometen fondos de ayuda a los palestinos, y no habrá quie ser un lince para imaginar los fines últimos de dichos fondos… ¿Qué más pruebas necesita?

    Salud y libre comercio

  12. Jorge F. dice:

    No sé, creo recordar que los padres del Estado de Israel fueron destacados miembros de organizaciones terroristas sionistas, pero lo mismo es que como soy un ignorante, un frívolo, un idiota, un vomiteras y un analfabeto funcional me equivoco.

    Pero volviendo a los “nazionalismos españoles” (o sea catalanes, gallegos y vascos), ¿qué quiere usted decir con eso de que “son partidarios de estados totalitarios de corte fascista”?

    ¿Ve usted a Montilla vestido de Mussolini? Hombre, le da un aire, pero…

  13. Iracundo dice:

    En realidad hubo tres agrupaciones subversivas sionistas en los tiempos precedentes al establecimiento por parte de resolución de la ONU del estado de Israel y el estado palestino. Tales organizaciones eran el Haganah (con su cuerpo de élite llamado “Palmach”, que fue el núcleo del posterior “Tsahal” o “fuerzas defensivas de Israel”: el ejército actual de Israel), el Irgun: que era un grupo de corte anarquista radical que llevó a cabo el mayor número de acciones de terrorismo contra las fuerzas imperiales británicas y que acabó por ser desarticulado por el gobierno israelí construído en torno al Haganah liderado por Ben Gurion; el último grupo sería el llamado Stern, que era el menor de todos y tenía inspiraciones comunistas o autogestionarias radicales: se fue consumiendo durante la guerra de independencia de 1948 hasta que fue abolido por las autoridades de Tel Aviv. El Haganah, grupo calificable por sus medios como “terrorista” o “partisano” se dedicó esencialmente a transportar clandestinamente a los judíos supervivientes del Holocausto al protectorado británico de Palestina con el fin de establecer una nación para todos los judíos del mundo en lo que concebían como Canaán o la “Tierra Prometida”. Las acciones de este grupo contra los británicos fueron limitadas y esencialmente encaminadas a proteger sus arsenales de armas, contadísimos, de las redadas llevadas a término por los británicos: que se hallaban enredados en una política confusa de “pacificación” por la cual requisaban armas al bando más débil, que era el judío, mientras que crecientes núcleos de impunidad árabe-fascista se establecían por toda Palestina (recordemos además que la Legión Árabe que nominalmente estaba bajo mando imperial británico sería dejada con todo su armamento pesado y vehículos en las proximidades de Jerusalem, bajo mando del reino de Cisjordania, hacia el día de la retirada de los británicos: lo cual fue una medida claramente poco amistosa con los judíos). Como digo fue un grupo claramente orientado hacia la política y la agitación y no tanto hacia el terrorismo, como lo estaban Irgun y Stern. Las atrocidades en villas árabes por parte de estos dos últimos grupos impulsó su desarticulación por parte del estado israelí, lo cual demuestra junto con los reiterados llamamientos a la calma y a que se quedasen en sus casas a los árabes en lugares como Haifa (que por oden del Mufti palestino fue evacuada por todo árabe: dándose un enorme éxodo) que la facción del Haganah no era supremacista ni perseguía el terror sino el establecimiento de un estado libre y laico. Y eso fue lo que establecieron. Ningún grupo terrorista palestino (que por cierto: no tendrían por qué ser terroristas dado que han tenido ocasiones de sobra de establecer su estado palestino pacíficamente, y no sólo en recientes fechas precisamente) persigue el establecimiento de un estado que pase de la calificación de fascista o “fallido”: son partidarios de un caos nihilista, dados sus desencuentros entre ellos mismos, o de una vaga teocracia cleptocrática.

    Cuando digo que los nazionalistas españoles son partidarios de un estado totalitario de corte fascista me refiero a que no son comunistas (ni siquiera los gallegos) pero persiguen un adoctrinamiento general de la población a la que aspiran a gobernar, en todos los campos: desde cómo tienen que hablar a cómo tienen que hacer las lápidas de sus muertos o rotular sus negocios pasando del inevitable “dónde” tienen que invertir sus dineros. Tales estados, cuando además se pretenden legitimar en una herencia territorial milenaria y no en una base de derechos y libertades, yo los califico de fascistas.

    Montilla se pondría correaje si fuese la moda, no lo dude. Como ya he dicho en otros lugares perder una guerra mundial pesa mucho en los atuendos pero no en las ideas. Personas que presentan alborozados verdaderos idearios fascistas pretenden ser “rebeldes” o “revolucionarios” de forma exactamente igual a cómo se ideaban a sí mismos los nazis que con correajes y estandartes se paseaban por las calles de Baviera amedrentando a los rivales políticos. Cambian atuendos, cambian las excusas, nunca los objetivos. Lo bueno es que están muy lejos de tener los medios necesarios para imponerse como quisieran y es por ello que son unos tipos condenados a la frustración.

    Salud y libre comercio

  14. OTRA VEZ, NO dice:

    Iracundo:
    Menciona usted “nacionalismos españoles”, lo cual es una incongruencia. Usted da por hecho que todo lo que hay aquí es español, cuando justamente los “nacionalismos periféricos” lo que quieren es no ser España.
    No se confunda.

  15. Iracundo dice:

    No se confunda usted: los nazionalistas españoles son españoles. Me da igual lo que pretendan, su DNI y el Código Civil son explícitos en cuanto a su nacionalidad: se siente.

  16. Jorge F. dice:

    ¿El Irgún un grupo anarquista? Mire el Irgun era una de las piezas integrantes del terrorismo sionista, pero ignoro en que se diferenciaba de las otras piezas, lo que resulta evidente es que no era un grupo anarquista.

    Su lider desde 1942 fue Menachen Begin (quien se calificaba de liberal democrata), posteriormente primer ministro de Israel (¡curioso anarquista!) y sus hazañas más destacadas fueron la voladura del Hotel Rey David (sede del gobierno colonial inglés de Palestina y del estado mayor de las fuersas de ocupación británicas), el asesinato de diversos militares británicos y la masacre genocida islamofóbica de Deir Yessin.

    (Por cierto que los mierdosos gobernantes británicos recompensaron a los terroristas sionistas con el regalo de buena parte del territorio palestino pese a las acciones terroristas cometidas. Un regalo que originó el nacimiento de ese paradigma de la democracia y del respeto de los derechos humanos que es, según usted, el estado de Israel.)

    Ale, váyase con sus tergiversaciones a engañar a otro.

  17. Iracundo dice:

    El Irgun fue calificado de anarquista de manera reiterada por parte del Haganah y otras instancias y en tanto se describían a sí mismos como luchadores de la libertad contra “el terrorismo del gobierno” (http://www.anthropoetics.ucla.edu/ap0801/terror.htm) no es nada descabellado llamarles anarquistas nosotros también. En cualquier caso los objetivos imperialistas de este grupo (aspiraban a una suerte de comunidad del “gran Israel”) y sus métodos no coincidían en nada con los del Haganah o el Palmach, verdaderas guerrillas urbanas con vocación de autoridad legítima sobre la base de la autocontención: la democracia.

    Lo que usted dice de los “mierdosos gobernantes” británicos es por completo erróneo dado que Reino Unido se opuso a la creación de un estado judío hasta el punto de abstenerse, bajo órdenes de EEUU: Reino Unido quería votar en contra, en la votación sobre la creación de tal estado habida en la ONU. De cualquier modo por entonces EEUU apoyaba desilusionadamente a tal estado judío en tanto el Departamento de Estado norteamericano afirmaba que en cuestión de semanas sería aniquilado por las enormes fuerzas árabes que se conjurarían en su contra. Asimismo los norteamericanos sometían a embargo de armas la zona de Oriente Próximo por lo que los israelíes tuvieron que hacerse con armas a través de la Checoeslovaquia soviética… En la guerra de independencia de 1948 se demostró que los pesimistas estaban equivocados al no contar con la lucha rabiosa y heroica por la supervivencia de quienes ya lo han perdido todo, los judíos europeos. Lucharon en inferioridad en todo y ganaron su libertad y su independencia en democracia: contra todo pronóstico; sólo por eso debieran merecer el respeto de todo el mundo.

    Salud y libre comercio

  18. Jorge F. dice:

    ¿Por qué no respetar entonces la voluntad de los independentistas vascos? ¿No identificara usted independentista vasco con terrorista vasco?

  19. Jorge F. dice:

    En 1900 había en Palestina 500.000 árabes y 30.000 judíos. Si en 1974 había tres millones de israelíes y 350.000 árabes, ¿hace falta preguntarse quienes eran las víctimas y dónde estaban.

  20. Jorge F. dice:

    En 1900 había en Palestina 500.000 árabes y 30.000 judíos. Si en 1974 había tres millones de israelíes y 350.000 árabes, ¿hace falta preguntarse quiénes eran las víctimas y dónde estaban?

  21. Jorge F. dice:

    La declaración Balfour

    “Foreign Office, Noviembre 2, 1917.

    Querido Lord Rotschild:

    Tengo mucho placer en transmitirle, de parte del gobierno de Su Majestad, la siguiente declaración de simpatía con las aspiraciones Judías Sionistas, que ha sido sometida al Gabinete y aprobada por él.

    El gobierno de Su Majestad contempla con simpatía el establecimiento en Palestina de un hogar nacional para el pueblo judío, y usará sus mejores esfuerzos para facilitar el cumplimiento de ese objetivo, quedando claramente entendido que nada se hará que pueda perjudicar los derechos civiles y religiosos de comunidades no-Judías existentes en Palestina, o los derechos y el status político de que disfrutan los Judíos en cualquier otro país.

    Le agradeceré ponga esta declaración en conocimiento de la Federación Sionista.

    Arthur James Balfour”

    No siga con sus tergiversaciones, señor Iracundo.

  22. Jorge F. dice:

    Teodoro Herzl, sionista, planificando el genocidio:

    “La edificación del Estado Judío no puede hacerse por métodos arcaicos. Supongamos que queremos exterminar los animales salvajes de una región. Es evidente que no iremos con arco y flecha a seguir la pista de las fieras, como se hacía en el siglo XV. Organizaremos una gran cacería colectiva, bien preparada, y mataremos las fieras lanzando entre ellas bombas de alto poder explosivo.”

  23. Jorge F. dice:

    Lo que resulta un poco desagradable es que usted acuse de nazi e ignorante a todo el mundo, así como que se crea único poseedor de la única verdad.

    Por cierto, esa calificación suya de anarquista aplicada al Irgun, ¿no se deberá a que su fuente, filoanglosajona, sin duda, utiliza la palabra anarquista como sinónimp de terrorista de cualquier signo? Los anglos son muy dados a maniobras desinformadoras de ese tipo y usted es el tipo de persona capaz de aceptarlas de manera acrítica.

  24. Jorge F. dice:

    “Fue con repugnancia que vi por televisión las escenas de Israel en aquellos días; la ostentación del orgullo y la brutalidad del conquistador; los estallidos del chauvinismo; y las salvajes celebraciones del inglorioso triunfo, contrastando con las imágenes del sufrimiento y desolación árabe, las caravanas de refugiados jordanos y los cadáveres de los soldados egipcios muertos de sed en el desierto. Contemplé las figuras medievales de los rabís y los khassidim saltando de alegría en el Muro de los Lamentos; y sentí como los fantasmas del oscurantismo talmúdico -que bien conozco- se amontonaban sobre el país, y cómo la atmósfera reaccionaria de Israel se volvía densa y sofocante.”

    Isaac Deutscher (1967)

  25. Jorge F. dice:

    En febrero de 1947 Gran Bretaña anunció que no estaba dispuesta a seguir gobernando Palestina, y devolvió a las Naciones Unidas el Mandato que le había entregado la Liga de las Naciones.

    La Asamblea de la UN discutió siete meses el tema y finalmente elaboró una solución salomónica. Palestina sería dividida en dos Estados: uno judío, otro árabe.
    En ese momento había en Palestina 1.200.000 árabes y 600.000 judíos. Los palestinos poseían el 94 % de la tierra y los judíos el 6 %.

    El Plan de Partición de las Naciones Unidas dividió el país en dos. En uno, que se convertiría en el Estado de Israel, y que abarcaba el 60 % de las mejores tierras cultivables, había 500.000 judíos y 400.000 palestinos. En el 40 % restante, que nunca llegó a convertirse en Estado había 800.000 palestinos y 100.000 judíos.

    El 29 de noviembre de 1947, por una mayoría de dos tercios que encabezaban los Estados Unidos y la Unión Soviética, la Asamblea de la UN aprobó el Plan de Partición y desencadenó la desgracia del pueblo palestino, el genocidio, el éxodo y la guerra.

    En la votación los norteamericanos presionaron hasta el límite a los dóciles gobiernos asiáticos y latinoamericanos. Una empresa yanqui compró a la vista de todo el mundo el voto de un país africano.

    Así nació Israel.

  26. Jorge F. dice:

    A ver, aquí eso de mi antiamericanismo y lo del antisemitismo lo dice usted. En ningún momento yo me he declarado antisemita o antiamericano.

    Usted, en cambio, sí que reconoce, al menos implícitamente, ser prosionista.

    Por cierto, es muy cómodo eso de responder acusando a otros de ser nazis y antisemitas. Muy cómodo, pero muy visto… y, a estas alturas de la historia, un poco cutre.

  27. Jorge F. dice:

    De hecho, si que soy antialgo, soy antiimperialista, Y como en los dos últimos siglos los imperios han sido anglosajones, de ahí que a veces tire algún dardo contra lo anglo en general.

    Pero hay muchos norteamericanos que me caen bien o me parecen interesantes. Por ejemplo: Murray Bookchin, Noam Chomsky, Malcolm X, Allen Ginsberg, Howard Zinn, Pete Seeger, Nicola Sacco, Bartolomeo Vanzetti, Ursula K. Leguin, Ezra Pound, Thomas Jefferson, Voltairine de Cleyre, August Spies, Joe Hill…

    ¿Le gusta a usted, Iracundo, alguno de estos? Los hay de géneros muy variados. Creo que alguno de ellos incluso es judio.

  28. Furibundo dice:

    No me gusta ninguno de esos, idiota absoluto, mi ídolo es Al Capone. ¡Ese sí que sabía de “libre comercio”!

  29. Iracundo dice:

    Citar como norteamericanos que le caen bien a reos, por muy mártires que fuesen, da buena cuenta de sus aspiraciones culturales o intelectuales; le salva citar a Jefferson. En todo caso me gustaría se sirviese explicarnos el por qué es usted anti-imperialista. Lo digo porque yo estaría a favor de un imperio liberal y contra un imperio autoritario como estaría a favor de un estado-nación liberal y en contra de uno autoritario. Y no me diga ahora que está a favor de la libre autodeterminacion de estados criminales, que me entra la risa: aún me río, de hecho, del gordo Michael Moore llamando “nación soberana de Iraq” a la dictadura nazi de Saddam…

    Como siempre la gente sigue anclada en la jerigonza marxista sobre el imperialismo, que era mistificación pura y dura al servicio de verdaderos imperialismos autoritarios, los criticables, como el ruso o el chino. Los estados-nación son una excepción histórica y defenderlos como única estructura política ética es un exabrupto irreflexivo o, concediendo mucho, de un positivismo lamentable.

    Salud y libre comercio

  30. Jorge F. dice:

    El imperialismo es una forma de parasitismo.

    Como el insecto parásito se alimenta de la sangre de sus víctimas, el imperio se sobrealimenta con las materias primas de sus víctimas.

    Prefiero ser pobre y honrado a ser un parásito
    – – –
    Oiga, ¿qué le parecen los muros que están levantando los anglosionistas? ¿No le parecen vergonzosos?

  31. Jorge F. dice:

    Rodolfo Walsch escribió en 1974: “En septiembre de 1946 la Haganah había caracterizado al Irgun y la Banda Stern como “organizaciones que se ganan la vida mediante el gangsterismo, el contrabando, el tráfico de drogas en gran escala, el robo a mano armada, el mercado negro”. Esta suma de dicterios expresaba en realidad diferencias políticas y de método. Mientras la Haganah, brazo armado de la Agencia Judía, se definía como socialista y buscaba una imagen de respetabilidad, el Irgun evolucionaba hacia las posiciones fascistas que hoy sostiene el partido Herut, encabezado por el mismo Begin y la Banda Stern era un grupo de desesperados de ultraderecha.”

    Pero sin duda, según usted, Rodolfo Walsch era un idiota absoluto y un anarconazi.

  32. Jorge F. dice:

    Perdón, Rodolfo Walsh, sin c.

  33. Iracundo dice:

    Me describe usted los imperios parásitos, no “cualquier forma de imperio”: me describe en definitiva los imperios colonizadores como el alemán, belga o portugués que de colonizadores poco y de ladrones mucho. En todos esos casos la colonización respondió más que nada al arbitrio de un grupo de tiranos y no a una empresa comercial o civilizadora; en el caso alemán se obligaba a la Banca nacional a “invertir” en las colonias, a punta de bayoneta. Con tales métodos es normal que la aventura no pasase del saqueo, de la parada militar exótica.

    Por su parte tenemos a un imperio británico que tras el siglo XVII no se puede concebir en absoluto como tal clase de imperio y que supone un hecho histórico, tal imperio, netamente positivo por las instituciones y paz que generalmente ha dejado en aquéllos territorios que consiguió “anglosajonizar” en mayor medida (véase Botswana o la India) y que, desde luego, puso en orden y llevó la civilización a lugares dónde antes de su llegada (y después de su partida) no existían. En los actores que la llevaron a cabo hubo ánimo de lucro, cierto, pero… ¿acaso no es por ánimo de lucro el que su panadero le provee de pan? Por recordar la celebérrima frase a Adam Smith. No se debe exigir a un imperio el que cuente con agentes meramente filantrópicos para calificarle de bueno o no-malo porque con la evidencia histórica en la mano resulta incontrovertible que cuando tales motivaciones de filantropía fueron único motor de impulsos civilizadores o imperiales las violencias y abusos, irónicamente, fueron mucho mayores. En todo caso el imperio sigue siendo una estructura política que no puede ser tachada de intrínsecamente antiética salvo que se sacralice el derecho de un tirano a exterminar a sus paisanos por el hecho de serlo (que es lo que significa “derecho de autodeterminación” aplicado a los salvajes, a los bárbaros). Le conmino, por tanto, a que revise su concepto de “imperio”, que es parcial, caducado y terriblemente ideologizado.

    Que el Haganah pretendía honorabilidad y que Stern e Irgun eran en comparación unos descerebrados no hace sino darme la razón en lo que digo sobre el estado de Israel y sus fuerzas armadas, construídas como he dicho en torno al Haganah y su Palmach.

    Finalmente: creo que el muro que construye Israel, y dado el descenso en el número de atentados que ha conseguido, está bien hecho y es del todo lógico el hacerlo. Quiénes lo comparan con el muro de Berlín, que serían los primeros en ensalzar aquél hace unas décadas…, olvidan oportunamente que el de Berlín era para evitar la fuga de los ciudadanos/esclavos de Alemania Oriental y que el construído por Israel es para evitar la entrada de terroristas que se hacen explotar con tal de conseguir matar al mayor número de judíos posible. Detalles, detalles. En cuanto al de Mexico… no conozco el asunto tanto como para hablar de él: quede dicho en todo caso que la propaganda nortemaericana en torno a él me ha parecido sumamente demagógica e insostenible en cuanto a su contenido.

    Salud y libre comercio

  34. Jorge F. dice:

    Spinoza: “No me parece necesario probar aquí en detalle todas las propiedades del heroísmo; menos aún necesito demostrar que una persona heroica no odia a nadie, no está iracundo con nadie, no envidia a nadie, no se indigna con nadie, no desprecia a nadie y no es nunca arrogante.”

    Creo que era judio, ¿no? Este judio sí que me gusta, no esos otros que seguro que le encantan a usted: Herzl, Meir, Dayan, Begin, Netanyahu, Sharon, Olmert…

    A mí, no me gustan ni los ladrones ni los racistas ni los terroristas.

  35. Jorge F. dice:

    ¿Y el muro que se construye entre barrios en Bagdad? ¿Esa “la paz americana”?
    – – –
    Después de la masacre de Deir Yessin, perpetrada por el Irgun, los Haganah ya sólo necesitaban llegar a un lugar del cual querían expulsar a los palestinos, poner en marcha un megafono y decir “Estamos aquí”, para que la gente saliera corriendo y abandonándolo todo.

    Trabajaban coordinadamente. El Irgún y el Haganah usaban la técnica del policia bueno y el policia malo.
    – – –
    “…¿acaso no es por ánimo de lucro el que su panadero le provee de pan?”

    Sí, claro, pero mi panadero no me obliga a comprarle el pan que yo no quiero mientras me pone una pistola en la boca, me quita la cartera, se folla a mi hija y luego me da el panecillo seco que ya no quiere ni su perro.

    Eso es lo que hacen los imperios.
    – – –
    Eso de que los territorios por donde pasó el imperio británico dejó una herencia de paz, ¿lo dice en serio o es humor negro?

  36. Iracundo dice:

    Baruch Espinoza era un hombre piadosísimo que la “moral” de este antro llamado Redprogre no dudaría en calificar de “nacionalcatólico peligroso”, sin duda usted también lo haría si le cuadrase. Yo tengo muy clara mi posición frente a las teorías piadosísimas del poder… todas utópicas (y reaccionarias por cierto).

    Sigo sin saber qué diferencia hay entre imperio y estado nación que no sea casi inexistente de acuerdo a las premisas que esboza usted. Porque lo del panecillo reseco y la violación y asesinato… se hace mucho en algunas “naciones soberanas” de las que gustan a Michael Moore o usted. Sin embargo hay que ser muy exagerado o un deliberado mentiroso para encontrar actos semejantes en un imperio como EEUU, un imperio que a todas luces debiera crecer como el británico en su día (empezando por… Liberia, por ejemplo: ese lugar donde la presidencia y la oposición se comen los unos a los otros, literalmente). La renuncia a la superioridad ética de occidente es algo ya fraguado en Europa, por suerte en EEUU no piensan así. Como decía un veterano norteamericano de la Segunda Guerra Mundial (un tipo del la 101 aerotransportada, un tío cojonudo a más señas): “Luchamos porque había que parar a ese tipo [Hitler], luché por mi país porque, teniendo sus defectos, es mejor que la mayoría de los otros y por eso mismo no dudaría en volver a luchar por él”. Y es así: EEUU tendrá sus defectos, pero desde luego es la mejor democracia existente, la de más larga data y la de mayor fuerza moral. Le recomiendo, antiamericano amigo, que lea “La democracia en América” de Alexis de Tocqueville: si luego sigue despreciando tan injusta, paleta y notoriamente a EEUU… será porque usted carece de cabeza.

    Avalar teorías conspirativas en torno a las relaciones de Haganah e Irgun es uns prueba de mala fe porque, de hecho, el Haganah persiguió al Irgún activamente en varias épocas entregando a algunos de sus miembros a las autoridades británicas por ser, según Ben-Gurion dijo, “enemigos del pueblo judío”. Si eso es “colaboración” que venga Dios y lo vea: en lo único que colaboraron fue en la lucha contra los árabes en 1948, momento en el cual todo judío con un arma era necesario para defender la supervivencia de la comunidad judía en Israel. En cuanto el Irgun se sobrepasó las autoridades israelíes ordenaron su militarización y, huelga decirlo, ello implicaba la neutralización de sus mandos. Eso no es colaboración. Decir que los judíos del Haganah aprovecharon lo de Deir Yassin es mala fe de nuevo en tanto, y esto se omite deliberadamente siempre, el Haganah llevó una activa política tendente a que los árabes se quedasen en sus casas y propiedades: el paradigma de la misma es la actuación del Haganah en Haifa pidiendo que los árabes no se fuesen, la respuesta del Muffti fue que todo árabe que se quedase entre judíos sería degollado por traidor. Así que no trate de engañar a nadie con sus basurientas teorías antiisraelíes.

    Salud y libre comercio

  37. Jorge F. dice:

    Un ejemplo de las bondades del imperialismo norteamericano: Las Filipinas.

    Quince mil infantes de marina de los USA invadieron Manila en 1898, para concretar el dominio estadounidense, vencieron la resistencia popular y asesinaron a hombres, mujeres i niños, tal como explicó el escritor Mark Twain en uno de sus libros.

    La decisión la tomo el presidente McKinley: …recé a Dios para que me guiara. Una noche su mensaje me llegó. Sólo podíamos hacer una cosa: hacernos cargo de todos los filipinos y educarlos, civilizarlos, cristianizarlos…

    Pero los filipinos eran unos atrasados idiotas absolutos y no captaron el mandato de Dios.

    Veamos que dijo en 1900 Albert Beverigde en el Senado USA: Los filipinos son nuestros para siempre… y tan sólo más allá de las Filipinas están los ilimitados mercados de China. No nos retiraremos… se los ha acusado de crueldad por el modo en que hemos llevado la guerra. Senadores, debo recordarles que estamos tratando con orientales

    Afectado por los horrores de esta guerra el filósofo William James (no era un islamoprogre, Iracundo, que lo sepas) fundó la Liga Antiimperialista.

    Un capitán del ejército, arrepentido, publicó esto en una carta: Caloocan tenía 17.000 habitantes. El 12

  38. Jorge F. dice:

    se los ha acusado de crueldad por el modo en que hemos llevado la guerra.

    Quería decir se nos ha acusado de crueldad por el modo en que hemos llevado la guerra.

  39. Agog dice:

    Anda, si es el Iracundo. Ricardo, eso se avisa al principio, que uno no tiene tanto tiempo para perderlo en pajas mentales de neo-retrofachas globales típicos del nacionalismo español de esa España suya.

    Con su pan se lo coman las avutardas, por mucha pompa y autobombo que se dediquen.

  40. Agog dice:

    Va, picaré:
    No se confunda usted: los nazionalistas españoles son españoles

    Pues sí, Iracundo: tú eres una evidente muestra de ello. Nazionalista español de tomo y lomo, y olé.

    Lo divertido es que Iracundo está más cerca del auténtico nazismo (en sentido estricto, no como tópico insulto) que esos otros a los que acusa de nazionalistas. Pero claro, para que se dé cuenta de ello tendría que reflexionar (de verdad, no lo que hace en su cosa-blog). Y a eso los nazionalistas españoles no acostumbran, que con sus dogmas del nacionalismo español (como los que nos regala Iracundo en sus intervenciones) ya van bien contentos.

  41. Jorge F. dice:

    ¡A mí me da pena este chaval, cómo está desperdiciando su juventud con esas tonterías imperialistas y ultraliberales!

    Pero bueno… todos hemos sido jóvenes, hemos cometido errores, los hemos analizado y de ellos hemos extraído lecciones para mejorar. Y seguimos errando y analizándonos los nuevos errores… A ver si este Iracundo se espabila de una vez.

  42. Ioputa dice:

    Yo no voy a defender a los israelíes, lo que no voy a hacer es pintar por ello a los palestinos como unos angelitos oprimidos. Para empezar, ¿qué es Palestina y a quiénes se considera palestinos cuando se habla en defensa de estos conceptos? Si Palestina son los gobiernos de los países de la zona y la propia Autoridad Palestina, apaga y vámonos. Irresponsables es lo menos que puede llamárseles, y lo que más, incitadores al odio. Los ataques y usurpaciones territoriales de Israel son actos injustos, abusivos y desproporcionados, pero es una falacia decir que los palestinos son tan sólo unas víctimas inocentes. Los caciques locales y los terroristas tienen tanta responsabilidad en lo que le ocurre a la población refugiada palestina como los gobiernos y militares israelíes. Basta decir que nunca los dirigentes palestinos han firmado la paz ni obtenido su territorialidad cuando la han tenido enfrente, que el comportamiento de los árabes en general y de sus dirigentes ante los israelíes ha sido siempre de un rechazo irracional (¿qué tienen ellos que echarle en cara a los judíos?, me pregunto) y que han muerto en la zona muchísimos más árabes a manos de otros árabes que a manos de los judíos en todo el tiempo de existencia de Israel. La cruda realidad dicha aún con más simpleza: A LOS LÍDERES ÁRABES DE LA REGIÓN NUNCA LES HA INTERESADO UNA MIERDA LA SUERTE DE LOS CIVILES PALESTINOS. Por no hablar de los terroristas, cuyo fanatismo y odio sólo logra enmerdar más el asunto, por mucho que algunos se empeñen en que “no tienen otra cosa”.

    Más claro, el agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.