Algunos calificativos para la Ley de Partidos

Posted · 40 Comments

A saber: innecesaria, sectaria, sesgada, inquisitorial, discriminatoria, arbitraria y, sobre todo, antidemocrática.

La Ley de Partidos es innecesaria, porque antes de su aprobación ya se habían disuelto otras organizaciones cuando se pudo demostrar que formaban parte del entramado terrorista, como la cooperativa Sokoa o el diario Eguin.

La Ley de Partidos es sectaria, porque se redacta con la intención expresa y manifiesta de combatir un partido político concreto y unas ideas concretas.

La Ley de Partidos es sesgada porque persigue algunas de las actividades delictivas que se pueden llevar a cabo desde los partidos políticos, como el terrorismo o el apoyo al terrorismo, pero en cambio nada dice de otras actividades muy extendidas en los partidos políticos, más incluso que el terrorismo, como la especulación, la financiación ilegal o la corrupción.

La Ley de Partidos es inquisitorial porque extiende las responsabilidades de las personas que hayan podido cometer delitos desde la estructura de un partido político a toda su red de militantes e incluso simpatizantes, como demuestra el hecho de que la fiscalía investigue no ya las candidaturas electorales, sino incluso las listas de avalistas en busca de militantes de una formación ilegalizada, pero a cuyos miembros no se ha acusado de nada.

La Ley de Partidos es discriminatoria porque no permite que personas a las que se recortan derechos fundamentales como el sufragio, se defiendan ante el tribunal que realiza semejante acción. Sin proceso penal alguno se anulan de un plumazo y en unas horas cientos de candidaturas enteras simplemente porque en ellas aparecen ciertas personas a las que no se ha abierto proceso judicial alguno, a las que no se ha pedido que nombren abogado y procurador, a las que no se ha acusado de nada y que son inocentes, puesto que no recae sobre ellos sentencia alguna. La Ley de Partidos establece una especie de apartheid político entre aquellas personas que se pueden presentar a las elecciones y aquellas otras que no pueden hacerlo.

La Ley de Partidos es arbitraria, porque depende de la fiscalía y del abogado del Estado -es decir, de la voluntad política del gobierno de turno- quién puede y quién no presentarse a las elecciones. Depende de la voluntad política del gobierno de turno hasta dónde llegan las responsabilidades políticas. Así, si cualquier partido en el que aparecieran miembros o exmiembros de los partidos ilegalizados puede ser a su vez ilegalizado o se le puede impedir concurrir a las elecciones, muchos otros partidos como Aralar, Izquierda Unida, Nafarroa Bai o incluso el PSE-PSOE, podrían estar en algún momento, en su punto de mira.

La Ley de Partidos es, sobre todo, antidemocrática. Por todas las razones antedichas y porque establece un criterio ideológico para que un partido político pueda ser legal, que es obligarle a condenar la violencia. Se trata de algo antidemocrático por absurdo, ya que la libertad ampara a quienes creen en la violencia como método para la consecución de objetivos políticos. Lo que no ampara es su utilización. Y para perseguir el uso de la violencia con el fin que sea, político o no, ya tenemos el Código Penal.

Y para terminar, les recomiendo que lean esto .

40 Responses to "Algunos calificativos para la Ley de Partidos"
  1. Jose Manuel dice:

    Paro de leer en el segundo párrafo de su apunte para aclararle que el diario Egin -se escribe sin “u”- está aún a la espera de celebración de algo que parezca un juicio. Si usted tiene las pruebas del delito, llévelas inmediatamente a la Audiencia Nacional. Algún juez estrella, o con pretensiones de serlo, le quedará muy agradecido.
    Continúo con la lectura.

  2. Don Ricardo dice:

    Tomo nota del error que, para el fondo del asunto no es sustancial.

  3. Napartheid dice:

    zutik y batzarre formaron parte de Euskal Herritarrok, en algunos municipios zutik se presentará coaligados con Aralar y EB ¿estarán también contaminados?

  4. Independiente dice:

    ¿Error?

    El subconsciente, el subconsciente es loque sale…

    Que usted lee mucho….

    Pero lee cada cosa que…..

    Le pasa lo que le pasa.

    Saludotes.

  5. Jose Manuel dice:

    Tal vez tenga usted razón, pero creo que la aclaración era importante. Que se cierre un medio de comunicación -dos si tenemos en cuenta la emisora de radio y tres si sumamos el diario Egunkaria- incluso ha sido visto con buenos ojos por parte de mucha “izquierda transformadora”.
    No se dé por aludido porque seguramente sería erróneo por mi parte incluirle a usted.

  6. federico sánchez dice:

    Este comentario suyo, don Ricardo, era necesario y, además, no ha podido usted estar más certero.

    Cuando los peones negros terminen de ver los resúmenes de los partidos de fútbol, me temo que habrá estampida. Prepare los desinfectantes.

  7. Anónimo dice:

    “Se trata de algo antidemocrático por absurdo, ya que la libertad ampara a quienes creen en la violencia como método para la consecución de objetivos políticos. Lo que no ampara es su utilización”

    Para Nobel lo tuyo. Lo has pensado tu solito?

  8. Juan dice:

    El otro día me dijo un compañero de IU-Aralar que, tal y como han hecho las ilegalizaciones de ANV, de esa coalición podrían ser ilegalizadas cerca del 20% de las listas (y algo más en navarra). Me sé alguna lista del PP (sí, de ese), que podría ser ilegalizada por tener 3 ex-“batasunos”…jejejejej
    Juan . http://www.ibasque.com

  9. Llevo días intentando escribir un post sobre el monumental fraude constitucional que es la Ley de Partidos. La mala leche no me lo permite. Su post es brillante y pone de manifiesto la flagrante inconstitucionalidad de una ley que permite que se deje fuera del juego democrático a una organización porque algunos de sus candidatos han participado en otra organización que se ilegalizó. ¿Dónde está el preceptivo proceso penal que demuestre que cada uno de esos candidatos que “manchan” las listas es parte de ETA? Es un juez de lo penal el que tendrá que dictaminar que Pepito Pérez o Maria de la O forman parte de ETA y por ello se le retiran sus derechos de sufragio que, como derecho fundamental que son (artículo 23 de la Constitución) sólo pueden limitarse por ley orgánica.

    La ley de Partidos comunica la culpa de algunos sujetos a la organización política en la que militan y de ésta a todos su militantes, los cuales se ve que también transmiten la culpa a toda nueva organización en la que militen, aunque ninguna sentencia con efectos de cosa juzgada les haya declarado miembros de ETA. Todo ello sin proceso penal regido por el principio de igualdad de armas y legítima defensa. UNA MONUMENTAL CACICADA. UN ATENTADO CONTRA LA DEMOCRACIA. UN FRAUDE CONSTITUCIONAL.

    Si los batasunos fueran algo listos se afiliarían en masa al PSOE y al PP e instarían su ilegalización.

  10. Dr Welvy dice:

    Lo que yo me pregunto es:

    ¿¿Qué criterios sigue esa ley para ilegalizar a gente que no condena la violencia [terroista de ETA], pero no ilegaliza a los que no condenan la violencia [de cierto golpe de estado del ’36]??

    al fin y al canbo, todo es violencia, ¿no?

  11. Dr Welvy, es que ni tan siquiera se trata de excluir a ciudadanos que no condenan la violencia, sino de excluir a gente que ha militado o ha sido candidata por una organización cuyos dirigentes no condenaron algunos atentados terroristas.

    No nos equivoquemos, ningún partido político ha condenado totalmente la violencia. El PP se niega a condenar el franquismo. El PSOE no condena el uso de la violencia en Irak en 1991. No he visto a ningún partido político condenar el uso de la violencia por la policía nacional o guardia civil. ¿O es que disolver manifestaciones a porrazos no es violencia?

  12. Anónimo dice:

    Tambien ilegalizar a los del fallido golpe de estado del 34

  13. Anonymous, que cual rata alcantarillesca esconde su nombre, definir la insurrección de 1934 como golpe de Estado es una licencia poética de tomo y lomo. Podría explicarle diferencias entre golpes, intentonas, insurrecciones, etc. pero, como supongo que habrá usted huído a su madriguera, lo dejo para otro día.

    Shalom.

  14. peon negro dice:

    Más calificativos a la Ley de Partidos:

    – Antietarras.
    – Segregadora de asesinos.
    – Marginadora de cómplices de carniceros.
    – Limpianazis.
    – Cabreagoauls.
    – Revientasabinos.

  15. peon negro dice:

    Me se ocurren más calificativos de la Ley de Partidos:

    – Desinfectatxapelas.
    – Marcadora de Hachisérpidos.
    – Cazabastardos.
    – Apuntidactiloide de Txapotiformes y Dejuánidos.
    – Fotógrafa de dinamitadantzaris y cortapiernaizcolaris.

  16. Ioputa dice:

    El tercer punto, el que dice que la ley es sesgada, a mí sí me parece sesgado. Vale, en todas partes se cuecen habas, pero no encuentro que sean comparables la especulación y otros delitos al terrorismo o al apoyo del mismo. Tampoco justificar el terrorismo es igual a practicarlo, obviamente, pero aún así la jerarquía de valores se mantiene.

    El cuarto punto sí me parece mucho más razonable. Quizá sí es una imprudencia reducir todo un partido, a todas sus militantes y partidarios, a la nulidad política absoluta. El problema está en que éste es uno de esos casos en que se produce una discrepancia entre lo que es más correcto, democráticamente hablando, y lo que objetivamente uno piensa que más le conviene a una formación o grupo. Y la verdad es que no lo tengo claro. Sí, de acuerdo, no se puede ilegalizar así como así, y tal… ¿pero de verdad tengo yo que oponerme a que se ilegalice a ese (en su inmensa mayoría) hatajo de cabrones?

    Como siempre digo, si los de Batasuna no han hecho como Aralar y otros, es porque no han querido y no porque no les hayan dejado. Que aprendan y que se dejen de lloriqueos y de rabietas. No sé quién llamó una vez a los etarras y a su entorno político “nacionalismo de niños de papá sobrealimentados con kokotxas”. Qué razón tenía. Si es que ya se les ve, pobrecitos, lo oprimidos que están. Eso de que uno jalee al que revienta nucas y pone bombas en una democracia, destroce autobuses o queme sedes de partidos, y que luego la sociedad te lleve la contraria ha de generar una opresión que no veas. Sean ustedes más comprensivos con los caprichitos de los niños, joder.

    ¿Por qué siguen siendo los perrillos falderos de los terroristas? ¿Por qué no se han preocupado de que no les ilegalicen, por qué jamás se han esforzado por ser verdaderamente democráticos, y por qué, a pesar de ello, siempre terminan insistiendo en que los comprendan y los defiendan? ¡Que se jodan! Lo siento, pero sí: que se jodan. Por muy criticable que sea la ley. A lo mejor los de Batasuna son el tipo de personas que para reflexionar necesitan una buena ostia de vez en cuando, en vez de los mimitos que siempre les han dispensado los demasiado tolerantes políticos del PNV.

  17. jaz1 dice:

    que razon tienes, espero que despues de estas elecciones se anule esa ley tan a gusto y manera del pp y que el psoe, maldita lla hora se le ocurrio inventar.

    porque para los que apoyan el franquismo,(tan demoda ahora) para esos esa ley no vale!!!!!!!!!

  18. Telemaco dice:

    La ley de partidos es necesaria porque hasta ese momento no se pudo evitar de otro modo que ETA estuviera en los ayuntamientos, nutriéndose de fondos y datos de sus siguientes víctimas.

    La ley no es sectaria porque no persigue ideas, sino el acceso del crimen organizado al poder político.

    La ley es sesgada, como todas: cada una persigue un tipo de delito. ¡Vaya argumento!

    La ley no es inquisitorial, porque no extiende responsabilidades a los militantes o avalistas. Utiliza sus nombres como evidencias de que una lista es de HB/ETA camuflada con otro nombre. Evidencias, que unidas a, por ejemplo, las informaciones interceptadas dentro de la banda criminal, puedan llevar a la certeza de que así es. Evidencias, información, pruebas, certeza… lo usual en cualquier proceso judicial.

    La ley lucha contra la discriminación que sufrimos los demócratas ante la eficaz combinación de violencia y poder político que ejercen los criminales allí donde tocan poder.

    Y por eso la ley es democrática. Porque además la condena de la violencia no es que sea una condición en la ley, sino que cuando esta no se da, es una evidencia más de la relación orgánica del partido político y los criminales.

    Sin embargo coincido que es arbitraria, porque si no hay voluntad de aplicarla por parte del fiscal y abogado del estado, no se aplica. O no se aplica en su totalidad, como es el caso actual.

  19. Anónimo dice:

    Sr Valcarce pongo anonymus como podria poner Mari Carmen y sus muñecos. Eso es lo de menos porque yo no se si ud es Valcarce o Perez.

    Porque derribar un regimen democratico por la fuerza no es delito? Le recuerdo que en el 34 habia una democracia y como tal se formo un gobierno resultado de la decisión popular. La única diferencia con el 36 fue que en este ultimo triunfó el golpe y en el 34 fue sofocado. Le puede llamar como quiera pero el resultado final es el mismo (instauración no democratica de un regimen por medios violentos). La diferencia seria si el levantamiento fuese contra un regimen no democratico.
    Parece ser que el que huye a la madriguera es usted. Rata de alcantarilla lo será su sra prima

  20. Jorge dice:

    Sr. Ricardo y demás lectores,

    defender derechos y llenarse la boca de democracia es un acto sencillo, la pluma corre a favor de viento.
    Qué bonito sería contar con una ciudadanía responsable, que hiciera honor al nombre (civitas civitatis).

    Todavía mantengo la convicción de que algunos no estamos tan obcecados como para no entender el raudal de sentimientos que nos coloca a cada cual en nuestra muralla. Comprendo la indignación que siente el simpatizante de la causa independentista.

    Dejémos ya de forzar la retórica. Los argumentos jurídicos son pólvora para incendiar las masas. No hay mayor verdad que el conflicto de intereses. Unos luchan con las bombas, y otros con la policía, los tribunales, y el presidio.

    La novedad es ahora Zapatero, para unos traidor, para otros un cándido, y para otros su profeta.

    Haber, seamos claros. El estado de derecho y la democracia tienen su fundamento en España. Es ridículo pensar que por el hecho de utilizar sus instrumentos España deba contemplar inactiva la subversión de su esencia.

    La ley de partidos es un conejo de la chistera muy eficaz, que ha hecho mucho daño, y que puso a ETA-Batasuna-ANV-… contra las cuerdas.

    Todos aquellos que critican la ley de partidos son más que sospechosos (para mí) de connivencia con ETA y sus actos. De la misma forma, llámenme a mí represor, fascista, antidemócrata y lo que quieran, que en el fondo todos sabemos de qué estamos hablando.

  21. Jorge F. dice:

    El de antes no soy yo.

  22. Jorge F. dice:

    Frsgmento de un texto mío publicado en la prensa en octubre de 2002:

    …Ara el PP, l

  23. Dr Welvy dice:

    “¿pero de verdad tengo yo que oponerme a que se ilegalice a ese (en su inmensa mayoría) hatajo de cabrones?” – Ioputa

    bueno…

    llegados a este planteamiento, sólo me queda recordarle unas frases que creo que son de Bertol Brech (y si no, se las atribuyo en mi error):

    “cuando iban a por los gitanos, nadie se movió, porque sólo a ellos les afectaba. Cuando fueron a por los judios, nadie se movió, porque sólo a ellos les afectaba. Cuando fueron a por los comunistas, nadie se movió, porque sólo a ellos les afectaba. Cuando fueron a por los demás, nadie se movió porque ya no quedaba nadie para moverse…”

    Lo admito, la cosa no era exactamente así, pero el mensaje es el mismo: se empieza a eliminar a los que nos molestan, con nuestra aprobación y despues van a por nosotros, sin más oposición…

    PS: si alguien consigue una versión más fidedigna que esta, podría pasarla, por favor?

  24. josemanuel dice:

    Sr. Jorge y aquellos lectores que lo deseen

    Sin querer forzar la retórica, vamos a llamar las cosas por su nombre: colculcación de derechos civiles=estado de excepción.
    Si para defender la democracia se ha de subvertir la democracia ¿que democracia merece que la defendamos?

  25. Jose Manuel dice:

    Evidentemente quería escribir “conculcación”

  26. pep dice:

    A continuación un artículo publicado por mi padre, Jaume Farriol (2/6/1932 – 23/5/2003), en El Punt Diari de Girona el 15 de septiembre de 2002 con motivo de la aprovación de la Ley de Partidos.
    Lo he traducido como he podido más abajo.
    Como podreis comprobar -lamentablemente- las dotes literarias no se transmiten geneticamente.

    Roda d

  27. Agog dice:

    “¿pero de verdad tengo yo que oponerme a que se ilegalice a ese (en su inmensa mayoría) hatajo de cabrones?” – Ioputa

    Sólo si crees en la democracia y el estado de derecho, Ioputa. Si crees de verdad, y no de boquilla o sólo cuando te conviene. Si crees que todo el mundo tiene los mismos derechos, y no sólo aquellos que te gustan.

    Si se dan esas condiciones, si eres un demócrata, entonces tú también tienes que oponerte a que se ilegalice a ese “hatajo de cabrones”.

    Porque el ser un cabrón no supone el perder el derecho a ser elegido en unas elecciones. (Si así fuera, habría muchísimos que perderían ese derecho, y no pocos con aún más razón). Porque la democracia supone que todos tienen derechos, todos pueden votar y ser votados. Incluso los que no piensan como tú, incluso los cabrones.

    Los demócratas son los que creen que todos tienen derechos; los no demócratas son los que sólo dan derechos a los que les gustan y se los niegan a los demás.
    Ioputa, tú eliges si eres demócrata o no, estás en tu derecho. Y te respetaré ese derecho incluso si eliges ser un no-demócrata (lo que algunos llamarían “un cabrón”).

    Ahí está la diferencia.

  28. Ioputas dice:

    Perdona, pero ser un cabrón por ser un sectario (a veces tengo la impresión de que eso lo son casi el 100% de los partidos y políticos de este país) no es lo mismo que ser un cabrón en el sentido de estar vinculado a una organización terrorista que asesina en democracia.

    Si quieres te vuelvo a repetir la diferencia, pero yo creo que salta a la vista.

    Ser un cabrón no es pensar o no pensar como yo. Es ser un cabrón. Si un idiota dice que todos los vascos son unos terroristas, simpatizan con ellos o los toleran, ese tío es un cabrón. Me importa una mierda qué ideología tenga.

    Ése es el problema: algunos hablan y piensan demasiado en términos de “qué ideas tengo o qué ideas tiene el otro”. Pues mira, a mí eso me parece secundario. Lo que realmente me importa son cosas que no son de recibo en una democracia, que son totalitarias y atentan contra el derecho a la vida y contra la normalidad del debate político. Eso es lo que realmente me importa.

    Así que menos cuento con que “son cabrones los que no piensan como yo”. Si alguien de derechas mantuviera la misma estrategia que ETA y Batasuna, yo manifestaría al respecto exactamente la misma opinión que he mantenido hasta ahora.

    Repito: ya sé que en este país de Caínes no hay manera humana de que alguien entienda esto, pero me la sopla. Yo seguiré repitiéndolo. Y punto.

    Por otra parte, tú tienes derecho a pensar que yo actúo de la misma forma sectaria que denuncio. Eres libre de creer que te hallas ante un espejo. Faltaría más.

  29. Ioputas dice:

    También repito que puede que la ley de ilegalización de Batasuna sea injusta o al menos discutible, pero que ello no me obliga a defender a Batasuna de dicha ley, y menos conociendo la catadura política y los prejuicios morales de la mayoría de los que lo hacen.

    Se espabile el autodenominado “pueblo vasco” (Batasuna) y aprenda de sus errores.

    Que ya nos conocemos.

  30. José Luis dice:

    Seguimos en las mismas. Adjetivos calificativos. La ley de partidos es ………… (poner el adjetivo que se quiera), porque lo digo yo ya que no demuestro con citas al propio texto de la ley si es verdad que es antidemocrática, sectaria, etc, etc. Que seguramente lo sea, pero esto no es un debate politíco es pura comedura de tarro al más puro estilo del PP. Todavía no he leido nada incuestionable sobre la maldita ley (otro adjetivo).
    Por cierto lo que si creo es que necesitamos una ley que impida que el ejecutivo se apodere del judicial cargándose la democracia como está pasando. Y eso lo mantenemos bien calladito porque si se dice te dirían que apoyas al PP, así es este país. Seria bueno que algún jurista nos explicara que está pasando.

  31. Agog dice:

    Ioputa, clasificaciones de cabrones se pueden hacer muchas. A unos esa “vinculación” puede parecerles muy grave; a otros el apoyar una guerra criminal, como hace el PP, o el terrorismo de estado, como todavía hace parte del PSOE, les puede parecer un grado de “cabronería” más grave.
    El caso es que la definición de cabrón no es ninguna definición legal, sino un simple juicio personal tuyo. Y tu juicio no es mejor que el de nadie.

    Ser un cabrón no es pensar o no pensar como yo. Es ser un cabrón

    ¿Y quién decide qué es “ser un cabrón”? ¿Lo decides tú, eres el juez supremo? ¿Te otorgas derecho para dar y quitar derechos políticos a la gente según si te parecen “cabrones” o no? ¿Y por qué no tengo yo el mismo derecho? Igual a mí me parecen cabrones algunos que a ti te parecen bellísimas personas. ¿Quién tiene razón?

    Pero el caso es que la ley no distingue entre cabrones y no cabrones. Distingue entre culpables e inocentes. Y esos individuos “contaminados” no son culpables de nada, y por lo tanto no pueden ser castigados por nada.

    Lo que realmente me importa son cosas que no son de recibo en una democracia, que son totalitarias y atentan contra el derecho a la vida y contra la normalidad del debate político. Eso es lo que realmente me importa.

    Esas cosas ya están castigadas por las leyes normales, y pueden llevar a la cárcel y/o a la pérdida de derechos políticos a la gente según sus actos.
    Las personas “contaminadas” no han hecho nada, no han infringido esas leyes, o de lo contrario hubieran sido juzgadas y condenadas por ello. No lo han sido, se les condena sólo por sus ideas, o por las ideas que tuvieron en alguna ocasión. ¿Eso te parece bien?

    Por otra parte, tú tienes derecho a pensar que yo actúo de la misma forma sectaria que denuncio. Eres libre de creer que te hallas ante un espejo. Faltaría más.

    En ti no veo un espejo sino todo lo contrario. Tú eres el sectario que da y quita derechos según tu juicio personal. Yo soy el que respeta los derechos de todos, incluso los tuyos.
    Yo no propongo que se te prive de tus derechos; tú sí quieres quitarme los míos si resulta que mis ideas te parecen “cabronas”. Ahí está la diferencia. Mundos y maneras de pensar opuestas.

    También repito que puede que la ley de ilegalización de Batasuna sea injusta o al menos discutible, pero que ello no me obliga a defender a Batasuna de dicha ley

    Repito: Sí te obliga si eres un demócrata. Sí te obliga si crees en el estado de derecho.
    Si no eres demócrata, sí no crees que los que no te gustan también tienen derechos, entonces por supuesto no te obliga. Tú puedes elegir. Bueno, por lo que parece ya lo has hecho.

    Que ya nos conocemos.

    Sin duda. Muchos, muchos años conociendo a gente con tus ideas.

  32. yo mismo dice:

    Pues he tomado la decisión de que jamás volveré a votar, ni en municipales ni en autonómicas ni en generales mientras exista esta ley. Porque prohibir un partido no es democrático. Estamos en una farsa, no en una democracia. Y todo aquel que vote, aunque vote nulo, en blanco, o antisistema, está colaborando con el circo.

  33. Ioputa dice:

    “¿Y quién decide qué es “ser un cabrón”? ¿Lo decides tú, eres el juez supremo? ¿Te otorgas derecho para dar y quitar derechos políticos a la gente según si te parecen “cabrones” o no? ¿Y por qué no tengo yo el mismo derecho? Igual a mí me parecen cabrones algunos que a ti te parecen bellísimas personas. ¿Quién tiene razón?”

    Claro. Un nazi o un estalinista es una bellísima persona y, en cambio, un derechista o izquierdista democrático es un cabrón. ¿Verdad?

    Por otra parte, me da igual que en otras facetas de la vida un cabrón político pueda ser una bellísima persona. Sí, señor mío, esto ocurre. Los radicales no suelen ser perros rabiosos sedientos de sangre. Son humanos, y a lo mejor en otros aspectos son iguales o mejores que usted y yo. Pero eso no anula que en materia de prejucios políticos y odios ideológicos son maniqueos y detestables.

    Aunque a tí no te lo parezca, hay niveles, “discriminaciones” que permiten establecer grados (asumiendo siempre que todos somos humanos, y por tanto imperfectos). Es absurdo pretender que todas las ideas están al mismo nivel por el hecho de serlo, y que todos los seres humanos son valorables del mismo modo a pesar de la diversidad de sus actos y modos de obrar ante la vida. Todos tenemos valor y dignidad, y merecemos todo el respeto, sólo por ser humanos. Pero eso no nos impide valorar diferenciadamente lo que un ser humano piensa y hace de lo que piensa y hace otro (no sólo en términos de “es distinto”, sino en términos de “es mejor o peor”.

    Dicho de otro modo: no todo es igual. No todo vale, y lo que vale no es todo válido de la misma forma y en el mismo grado.

  34. Ioputa dice:

    “Yo no propongo que se te prive de tus derechos; tú sí quieres quitarme los míos si resulta que mis ideas te parecen “cabronas””

    Lo que no entendéis muchos es que este asunto (Euskadi) no es una cuestión de simples ideas, sino de ACTOS. Aquí hay un terrorismo antidemocrático implicado, no un “yo pienso así y tú piensas asá y vamos a ver cómo nos lo montamos”.

    ¿Alguien le ha privado de derechos a ERC? ¿Alguien le ha privado de derechos a Aralar?

    Cuando, en plena democracia, con la posibilidad de que los independentistas defiendan parlamentaria y pacíficamente la soberanía de su región, un hijo de puta haga volar por los aires tu coche o asesine a tu familiar porque le ha dado la gana, entonces vas y me hablas de que esto es una cuestión de ideas.

    Hasta entonces, a los etarras y a los que participan de su cínica mascarada les pueden ir dando mucho por culo.

    Ve a darle lecciones de relativismo moral y de pseudotolerancia (no tolerancia de verdad, que es muy distinta) a otro.

    Respecto a la “contaminación”: hay algo infalible para no contaminarse siendo inocente, y es distanciarse de lo contaminado. Si no lo hacen (y encima se sienten orgullosos de no hacerlo), es señal de que tan inocentes no son. Eso sí, luego a quejarse y a despotricar.

    Repito: ya nos conocemos.

  35. Agog dice:

    “Claro. Un nazi o un estalinista es una bellísima persona y, en cambio, un derechista o izquierdista democrático es un cabrón. ¿Verdad?”

    Eso lo dices tú, no yo; si tú lo crees así.. tú sabrás. Eres tú quien hace ese tipo de calificaciones, eres tú quien se autootorga la potestad suprema de decidir quien es “cabrón” y de quitarle por lo tanto sus derechos políticos. Eres tú quien juega a Dios.

    Lo que yo digo es que no importa si tú o yo los consideramos cabrones o bellísimas personas. Lo que importa son sus actos respecto a las leyes.

    En otras palabras: no se le pueden quitar los derechos políticos a nadie por sus ideas.

    Por mucho que no te gusten, por mucho que te parezcan “cabrones”, no les puedes quitar sus derechos. Como yo no te puedo quitar los tuyos, ni lo haría si pudiera, por mucho que me repugne el autoritarismo que estás mostrando autootorgándote la potestad de decidir sobre los derechos de los demás.

    Dicho de otro modo: no todo es igual. No todo vale, y lo que vale no es todo válido de la misma forma y en el mismo grado.

    Muy bien, acabas de imponer la censura de ideas. Y además lo has hecho dándote a ti mismo el lugar de juez absoluto con poder supremo. Tú eres demócrata… salvo con los que no te gustan, a los cuáles niegas los derechos.

    Esa actitud tuya es NO demócrata y es CONTRARIA al estado de derecho.
    Eres muy libre de mantenerla, pero hazlo sabiendo lo que significa y asumiéndolo. Y asumiendo también que esa postura tuya haría que algunos te consideraran “cabrón”. ¿Hay que quitarte los derechos políticos?

    Lo que no entendéis muchos es que este asunto (Euskadi) no es una cuestión de simples ideas, sino de ACTOS. Aquí hay un terrorismo antidemocrático implicado, no un “yo pienso así y tú piensas asá y vamos a ver cómo nos lo montamos”.

    Repito, ya que veo que no me has leído:

    Esas cosas ya están castigadas por las leyes normales, y pueden llevar a la cárcel y/o a la pérdida de derechos políticos a la gente según sus actos.
    Las personas “contaminadas” no han hecho nada, no han infringido esas leyes, o de lo contrario hubieran sido juzgadas y condenadas por ello. No lo han sido, se les condena sólo por sus ideas, o por las ideas que tuvieron en alguna ocasión. ¿Eso te parece bien?

    Ioputa, los actos terroristas ya están penados por ley. Cualquiera que haya hecho un ACTO terrorista o de apoyo al terrorismo ya es perseguido por las leyes normales. Lo que persigue la Ley de Partidos y la ilegalización de listas son las IDEAS, no los actos.

    Sí, también se les está privando de derechos a ERC y a Aralar. Sin ir más lejos, sus objetivos políticos principales (la independencia de sus naciones) están prohibidos y bajo amenaza del uso del ejército. Y siguiendo tu criterio, cualquiera podría decidir que los militantes de ERC y Aralar son unos “cabrones” y quitarles los derechos políticos. Eso es lo que tú propones, que la simple consideración de “cabrón” permita quitar derechos.

    Cuando, en plena democracia, con la posibilidad de que los independentistas defiendan parlamentaria y pacíficamente la soberanía de su región, un hijo de puta haga volar por los aires tu coche o asesine a tu familiar porque le ha dado la gana, entonces vas y me hablas de que esto es una cuestión de ideas.

    Y cuando un Guardia Civil torture y asesine a un familiar tuyo entonces me hablas de estado de derecho.

    ¿Ves qué fácil? Ya hemos justificado el terrorismo, tanto el etarra como el de estado, según tu lógica.

    ¿Eso te parece un nivel de discusión racional? Nah, eso es puro odio y deseo de venganza. Con toda la justificación que quieras (o no, es irrelevante), pero igualmente fuera de razón y de derecho.

    Los terroristas son asesinos y tienen que ser perseguidos por sus ACTOS. Pero el perseguir a otros por sus IDEAS es autoritarismo antidemocrático. Y eso es lo que tú defiendes. En este sentido, tus ideas son similares a las de esos terroristas que tanto desprecias.

    Ve a darle lecciones de relativismo moral y de pseudotolerancia (no tolerancia de verdad, que es muy distinta) a otro.

    Ni siquiera te das cuenta de que aquí el relativismo moral es tu postura. Tú crees que las leyes y los derechos se aplican o no… según tu particular moral. Tú eres el juez único y supremo sobre las vidas y los derechos de los demás. Todas las leyes son relativas, porque sólo se aplican si tú quieres.

    Yo en cambio estoy por aplicar las leyes y el estado de derecho por igual a todo el mundo, sean cuales sean sus ideas. Yo estoy por la democracia y el estado de derecho. Ahí está la diferencia.

    Respecto a la “contaminación”: hay algo infalible para no contaminarse siendo inocente, y es distanciarse de lo contaminado.

    ¿Cómo? ¿Apuntándose a un partido que condena explícitamente la violencia? Nah, eso no sirve, si tú estás contaminado y te apuntas a ese partido, lo contaminas y entonces toda la lista ya pierde sus derechos. ¿Haciendo declaración expresa de renuncia de la violencia (algo que no se exije a ningún individuo, por cierto)? Nah, entonces se asume que es un astuto truco para burlar la ley, y se te ilegaliza igual. Tanto da que no hayas hecho ningún ACTO, tus IDEAS ya te marcan para siempre.

    Eso es lo que tú consideras “democracia y estado de derecho”. Sí que es algo que ya conocemos, sí.

    Lo dicho, tus ideas en esto son iguales que las de los terroristas: es lícito saltarse las leyes y el estado de derecho para castigar a los “cabrones”. Sólo hace falta que vosotros decidáis quien es cabrón y quien no. La única diferencia es que para ti los cabrones son unos, y para ellos los cabrones son otros. Pero la manera de pensar es la misma, exactamente la misma.

  36. Ioputa dice:

    “¿Cómo? ¿Apuntándose a un partido que condena explícitamente la violencia? Nah, eso no sirve, si tú estás contaminado y te apuntas a ese partido, lo contaminas y entonces toda la lista ya pierde sus derechos.”

    ¿Crees que eso es lo que ocurre? ¿Entonces qué pasa con Aralar, con todos los “reciclados”, con los que se distanciaron del terrorismo y hoy forman parte de otras organizaciones (independentistas y no independentistas) sin que éstas sean criminalizadas o ilegalizadas en absoluto?

    No toques las narices con demagogia barata, que soy mayorcito para distinguir perfectamente entre un partido que, como partido, actúa como una extensión política y un perrillo faldero de los terroristas, y por otra parte, individuos particulares de ese partido que no aprueban dicha línea.

    “La única diferencia es que para ti los cabrones son unos, y para ellos los cabrones son otros. Pero la manera de pensar es la misma, exactamente la misma.”

    Sí, claro. La misma que entre alguien que emplea los votos para defender sus opiniones y aquel que emplea el terrorismo para lo mismo. Unos matan a inocentes y otros los justifican, jalean o callan como respuesta. Los otros, los asesinados, no matan a nadie. Exactamente la misma manera de pensar, oiga.

    La puñetera equidistancia que no se sostiene por ninguna parte porque, para tu información, hablamos del País Vasco y no del Ulster o del conflicto entre Israel y Palestina.

    El juego de los espejos no se da siempre. No puede aplicarse a ciertas situaciones. Hay mucho demagogo vendiendo espejos trucados que en realidad sólo son marcos sin cristal.

  37. Ioputa dice:

    Respecto a lo de saltarse la ley: yo no he dicho que haya que saltarse la ley para combatir a los “cabrones”. Lo que digo es que resulta dudoso que las medidas que se llevan a cabo para combatir a ETA (incluyendo la ilegalización de Batasuna) puedan considerarse antidemocráticas. E incluso si lo son, desde luego no tienen comparación alguna con el propio terrorismo.

    No se trata siquiera de que la ley de partidos no sea discutible, que lo es. Se trata de que la mera comparación de dicha ley con los terroristas y sus palmeros, en plan “tus ideas son iguales a las de los terroristas”, es una burla cínica y perversa.

    Se trata, en definitiva, de que ya me sé yo por dónde vas. “Pacifista” con boina, estrellita y puño en alto.

    Una respuesta de un Estado al terrorismo que puede considerarse abusiva es la ocupación de territorios (Israel) o la represión y el asesinato de disidentes políticos (lo que en el caso etarra sólo ocurrió con el GAL, y además la mayoría de sus víctimas no eran precisamente unos santitos que digamos). La ilegalización de un partido, en cambio, no es un hecho tan escandaloso ni antidemocrático dadas las circunstancias. Y menos CUANDO EXISTEN OTRAS OPCIONES INDEPENDENTISTAS MÁS DEMOCRÁTICAS A LAS QUE ADHERIRSE. Aquí no se está hablando de joder ni “reprimir” a ningún individuo, sino de desarticular un aparato político que FUE CREADO POR ETA y que no se ha alejado nunca de ella. Igual de nefasto, inmoral, injusto y no-democrático, igualico igualico, que hacer volar por los aires a dos personas inocentes y toda una terminal de aeropuerto.

    Por cierto, pásate algún día por las sedes de los partidos democráticos de izquierdas en Euskadi, a ver qué te dicen de Batasuna. Casas del pueblo quemadas, amenazas, pintadas, constantes pretensiones de monopolización de lo “rojo” y lo “vasco”… Verás qué risa.

    Si es que en el fondo son unos incomprendidos, pobretes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.