Madeleine McCannFrecuentemente, a todos nos llegan mensajes de correo electrónico con cadenas para que las sigamos, con promesas de pingües beneficios si ingresamos una cantidad más o menos grande en una cuenta domiciliada en Lesotho o de la salvación eterna si distribuimos entre nuestros amigos y conocidos el caso de alguien que está sufriendo mucho. No suelo hacer caso de esos mensajes, que en la mayor parte de los casos están escritos en inglés y huelen a distancia a fraude, estafa o virus.

Hoy, sin embargo, me voy a hacer eco de uno de ellos, por si sirve de algo. Está en inglés y aunque habla de alguien que desgraciadamente está sufriendo, viene de la mano de un amigo mío -lector habitual de esta bitácora- al que conozco hace ya casi veinte años, en el que confío plenamente, y que, al parecer, tiene algún tipo de relación con la familia afectada. Por eso lo publico.

Se trata de un mensaje de la familia de Madeleine McCann, la niña de 4 años secuestrada en Portugal hace dos semanas, que ha pedido a sus amigos en España que difundan la foto de Madeleine, cosa que he decidido hacer, además de por la credibilidad que me merece la fuente, porque estamos hablando de una noticia real, que está saliendo estos días, quizás poco, o al menos de eso se queja la familia de la niña, en los medios de comunicación. Y porque los blogs los lee mucha gente, y cuanta más gente vea la foto, más posibilidades hay de que alguien reconozca a Madeleine si la ha visto.

Si este es su caso, pónganse en contacto con Pat Perkins, (Pat.Perkins@skillsforhealth.org.uk)

Venga... meta ruido por ahí