No son rebeldes, son gamberros

Posted · 23 Comments

gamberros.jpgMiren, yo estoy en contra de la Ley Antibotellón, por varias razones:

1.- El botellón no es nada nuevo. Todos los que estamos hoy vivos, e incluso los que nos precedieron en esta tarea, han practicado el botellón en uno u otro momento, en una u otra forma, con una u otra intensidad. En los años ochenta aquello se llamaba tomar unas litronas en la calle.

2.- No hay a disposición de los jóvenes otras alternativas de ocio que las privadas, ni tienen otros lugares de encuentro en los que realizar actividades que no sean la calle o diferentes tipos de locales de pago. Incluso se han suspendido las fiestas del Dos de Mayo que se venían celebrando tradicionalmente en Madrid desde hace décadas.

3.- Llama la atención que lo que resulta especialmente molesto del botellón no es que los jóvenes beban, sino que beban en la calle, que la ensucien, que hagan ruido. ¿No sería mucho más productivo preguntarnos por qué beben y no intentar echarlos a guantazos de la calle, que es de los vecinos, pero también es suya?.

Dicho todo eso, hay que señalar, para evitar excesos que lo que hemos visto estos días en Malasaña no es comparable con lo que vimos hace un año en París, donde realmente hay un sector de la población francesa que no tiene otra salida que el paro, la delincuencia o la rebelión. Lo que hemos visto en Malasaña es, simplemente a amplios grupos de jóvenes haciendo el gamberro, enfrentándose a la policía no por sus puesto de trabajo, ni por sus derechos civiles, sino por un inexistente derecho a beber el la calle y ese derecho no existe.

23 Responses to "No son rebeldes, son gamberros"
  1. Rosas Verdes dice:

    Hola, Ricardo

    Completamente de acuerdo contigo en cuanto a los desmanes. Pero Madrid hace años que se ha convertido en una ciudad hostil, sin locales de esparcimiento y creación cultural como antaño, y con los jóvenes en la tesitura de elegir entre jugar al ping-pong, dejarse la paga en una sola copa en local de moda, o tomarse calimochos en la calle. No hay más. Aquí o eres abstinente y vigoréxico, o si lo tuyo es la pintura, la música o el baile, no te queda otra que pintar paredes, vocear en la calle o danzar entre los coches.

    En los 80 nos poníamos hasta las cejas, y el ocio lo resolvíamos en la calle, sí, pero también -y sobre todo- en los locales, porque los había. En teatros con precios populares, en tugurios de ensayo, en las universidades, en salas y bares, en asociaciones vecinales o en nuestras propias casas. Todo eso se lo hemos quitado a los jóvenes de ahora.

    Y lo que hemos visto en Malasaña es, además, la demostración de que con políticas represivas, de desinformación y publicidad grosera del consumo de alcohol, solo se consigue consumo irresponsable, y conductas de rechazo por parte de la juventud.

    No sabemos educarles en positivo, les engañamos con campañas alarmistas, les cerramos los locales, las casas ocupadas, los pueblos autogestionados … y, para colmo, no les dejamos acceder a una vivienda. ¿Cómo pretendemos que se diviertan?.

    Esta sociedad se la hemos diseñado nosotros, Ricardo, y no parece serles muy amable. Y nos lo dicen así, como cuando un infante llora y patalea sin motivo aparente.

    Un abrazo

  2. Suscribo su entrada. Si lo que moviliza a la juventud es el botellón apañados vamos. De todas formas seguro que hay quien justifica lo injustificable. No me imagino viviendo en la plaza del Dos de Mayo con una hija pequeña.

  3. Nikolái dice:

    Buenas

    Sobre la “Ley del Botellón”, resulta tan absurda que todavía no he encontrado quien sea capaz de defenderla tal y como es, porque a la hora de la verdad el problema no es que los jóvenes beban, sino que estén en la calle “molestando”, ensuciando, etc… como ya no es aplicable eso del “dispérsense” cuando se van formando grupitos, han encontrado otra manera de conseguir un efectos similar solo que guardando las apariencias. Así, resulta patético que si alguien está tomando una cerveza en un banco sea multado con 300

  4. Luis dice:

    La bronca en la calle, que se moleste en masa por sistema a los vecinos no es admisible. De acuerdo. Pero prefiero las puntualizaciones anteriores que le hacen a Don Ricardo.

    Admitamos que Madrid se ha vuelto en grna parte horrible, hostil, represiva. La policia y los seguratas, con mucha frecuencia, resultan especialmente agresivos y abusones hacia los jóvenes, hacia los emigrantes, hacia los indigentes, hacia los distintos. Prueben Vds. a pedirles explicaciones cuando hostigan o maltratan a alguien y después me cuentan.

    Los medios de comunicacion, por su parte, contribuyen utilizando el latiguillo fácil de las tribus urbanas, terminan deprisa y corriendo articulos vacios e irresponsables, destinados a satisfacer a las masas conservadoras, usuarias intensivas del sofá y la telebasura de Belen Esteban y Julian Muñoz.

    Son el caldo de cultivo de doña Desesperanza y otros conservadores que luchan por el voto de centro disfrazados con el manto de la izquierda.

    A mi me dan más miedo la superprolífica y subvencionada a todo trapo familia real; los banqueros y financieros opantes y el Ministerio de Hacienda – que permite año tras año que empresarios y profesionales declaren de media la mitad de ingresos que los asalariados,…. que alguna esporádica algarada de jovenes parados o precarios que no ven futuro ni legitimidad en esta sociedad.

    ¡Que alarma social, que sofoco¡, dicen los votantes del PP y otros cursis. Yo, la verdad, me alarmo e indigno más por la insensibilidad social reinante.

    Supongo que Don Ricardo intentaba hoy, más bien, provocar el debate, pero yo habría preferido que hablara del 1

  5. Francisco Muñoz dice:

    La ley del botellón en nuestro país es totalmente absurda y una de las consecuencias de esta ley son los pasados hechos en el barrio de Malasaña.

  6. Napartheid dice:

    historicamente algunos de los motines más graves empezaron por una aparentemente nimiedad, véase Esquilache

  7. Yo dice:

    Un apunte, porque he visto que varios de los lectores/comentaristas no le ven la lógica a la ley del botellon.
    La llamada Ley Antibotellon se enmarca dentro de algo más amplio como la Ley de Drogodependencias (y otros trastornos adictivos). El objetivo primordial de de esta ley no es impedir que los jovenes mayores de edad puedan beber en la calle, sino evitar el consumo de alcohol entre los menores de edad (que es en los botellones donde más beben, porque en teoría en los bares no les dejan), y asi intentar evitar que se formen futuros alcoholicos.
    He visto en mi generación (tengo 28 años) los estragos que hace el alcohol, yo mismo me he pillado unos cebollazos de ordago, quedandome inconsciente en charcos de la calle, vomitando varias veces cada vez que salía, y considero que si mediante esta serie de medidas se evita que chavales de 13 años hagan lo mismo bienvenidas sean.
    El problema está que nosotros mostramos a los chavales nuestra concepción del ocio, y se reduce basicamente a beber como cosacos, asi que considero que todas esta medidas (no solo la ley antibotellon) necesarias, no para nosotros que podemos beber en bares o en casa de alguién, sino para evitar que las generaciones posteriores sigan nuestros pasos.

  8. seto dice:

    Buena la foto de la destartalada calle de MAdrid. los jóvenes nos reunimos en las calles a beber, a privar,a chuzarnos, y no nos comportamos con respeto: gritamos, rompemos y ensuciamos. Y yo soy de los que menos, pero la masa es estúpida y en la que se forma en los botellones los discretos se transforman en capullos. Que yo diga que el respeto ya no existe en una sociedad que prima el individualismo ya es todo un tópico y es patético que tal afirmación haya obtenido esta graduación.La manera más fácil de acabar con el botellón y los problemas de muchos para poder dormir y estar convenientemente productivos al amanecer es prohibir beber o fumar porros en la calle, porque como somos unos tarados, no sabemos estar ni un momento sin consumir algo, sea lectura, tabaco, alcohol o lo más al uso y triste, televisión.Así que si no hay nada que gastar en la calle uno entra en casa o donde sea. RICARDO, ¿sueles llegar a casa y estar, sin más? A mi me da pereza el sosiego, pero es lo que me han dicho que se hacía antes. Los sensatos, los que miran y hablan con las manos vacías y la mirada perdida, ya no tienen nada que hacer: nadie los comprende y más les valdría empezar a drogarse ellos también si no quieren sufrir más.

  9. peon negro dice:

    No son gamberros, son antisistema, armados y peligrosos.
    Armados con toneladas de adrenalina violenta, dispuestos a destruir lo que se les ponga por delante; el motivo o causa: cualquiera, y si no lo hay se busca o se crea.
    Utilizan tácticas de guerrilla urbana, frente a los polis con zapatitos de charol, que se quedan sorprendidos.
    Más de uno aprobó el cursillo de kaleborroka después de ser debidamente adiestrado, y trasladado tomando como base de partida alguna casa okupa.
    Fotocopia de los que arrasaron el carrer de Sants en Barcelona un 12 de octubre de hace poquito.
    No hay gamberros, sino violentos guerrilleros.
    Apuesto a que ninguno de los que incineraron contenedores era no fumador.

  10. Botellín negro dice:

    ¿Estás borracho, mamarracho?

  11. Jorge F. dice:

    ¿Recordáis el libro La Europa de los jóvenes de Jesus Torbado (1969)?

    Hablaba de los jóvenes gamberros de postguerra: “O eran… inmigrantes sin suerte, obreros en paro, gentes sin oficio ni patrimonio, o eran señoritos aburridos, huérfanos de cariño y educación, vagos porque tenían el porvenir resuelto.”

    Para el autor, si en el momento de escribir el libro ese tipo de joven, el gamberro, estaba disminuyendo era, implicitamente, por el acceso generalizado a la educación y el aumento del nivel de vida.

    ¿Estaremos volviendo al gamberrismo a causa de la precarización económica y cultural causada por el neoliberalismo?, me pregunto.

    Termino recordando las últimas líneas del libro. “Nos acusáis de que carecemos de ideales. ¿Acaso habéis sabido vostros proporcionárnoslos?

    Políticos profesionales, especuladores inmobiliarios, sindicalistas amarillos, funcionarios privilegiados, empresarios desalmados, ¿qué ideal estáis dando a nuestros jóvenes?

  12. Anónimo dice:

    “Políticos profesionales, especuladores inmobiliarios, sindicalistas amarillos, funcionarios privilegiados, empresarios desalmados, ¿qué ideal estáis dando a nuestros jóvenes?”

    Te pregunto ?Quien queda normal en este pais?
    Que maldita mania de culpar al liberalismo de los males de la sociedad de bienestar si realmente ésta existe gracias al liberalismo. Vete a hacer botellón a La Habana, Pyongyang o a cualquier ciudad de los llamados paraisos de la igualdad y enemigos del liberalismo. Seguro que te forran a hostias y te hacen limpiar las botellas de las calles con los piños.

    “Para el autor, si en el momento de escribir el libro ese tipo de joven, el gamberro, estaba disminuyendo era, implicitamente, por el acceso generalizado a la educación y el aumento del nivel de vida”
    Nunca hubo tanto nivel cultural (generacion de mileuristas, enseñanza obligatoria y gratuita)como ahora y el nivel de vida de Iberia (para no ofender a nadie) está en buenisima posición en el hit parade. Busca las causas de la violencia, gamberrismo, etc por otros lados. Mas en concreto en cierta clase politica, siempre en la oposición democratica, que ante la imposibilidad de llegar al poder via votos invierte todo su tiempo en hacerse con esta gente y buscar aqui arraigo. Cuantos hij@s de la clase politica catalana están como militantes activos en los grupos de okupas y antisistema? Papa siempre acaba pagando la fianza. La antisistema Imma Mayol con su segunda vivienda y que gana mas que el presidente del gobierno. Dicotomias o esquizofrenias que hacen daño los jovenes.

  13. Jorge F. dice:

    Haga el favor de firmar, Peón Negro.

    Y haga el favor de hablar con el profesorado de Universidad, a ver si no han notado la caída imparable del nivel cultural de los alumnos universitarios.

    Por último, ¿usted cree que el liberalismo de los años 50-60, el de la sociedad del bienestar, se parece al neoliberalismo actual, el de la precariedad generalizada?

  14. Anónimo dice:

    Si preguntamos al profesorado de la Universidad o al de los Institutos sobre el fracaso en general seguro que le dicen que el motivo ha sido la puesta en marcha de determinadas leyes educativas, alguna de ellas todavia vigentes. Lo que le van a decir tambien es que el acceso a la cultura es el mejor de toda la historia de España. Cambia la gestion de esa cultura y ahi está el problema y por lo que yo hacia antes mis comentarios.

    No tengo el gusto de conocer a Peon Negro ni al Alfil Blanco.

    Me dice cual es el liberalismo de la sociedad de bienestar actual. Se lo voy a decir; es el responsable de que España y el entorno occidental sean capaces de mantener una sanidad universal y gratuita, educacion basica obligatoria, residencias para ancianos, etc. Vaya usted a sus paraisos y me dice que tienen ellos en estos terminos. Y, en el aspecto social, estos liberales permiten que usted y yo tengamos puntos diferentes y podamos dialogar sin la existencia del partido unico igualitario. De ser tan malos estos liberales y lo que han creado, usted cree que tendriamos tantos sinpapeles y cayukos como tenemos.

  15. jotajota dice:

    Desde las últimas Elecciones Municipales y Autonómicas habrá habido unos 400 Botellones en mi barrio (Malasaña) y no hubo intervención policial ninguna.Ni siquiera cuando los propios vecinos llamamos noche tras noche.
    Sea cual sea el resultado de las próximas Elecciones,les aseguro que seguirá habiendo botellones en mi barrio…escepto los dias de “limpia” preelectorales.

  16. Jorge F. dice:

    1. No son lo mismo los liberales que los neoliberales.
    2. ¿De qué paraísos me habla? ¿He hablado yo de paraísos?
    3. Nuestra sociedad del bienestar, se basó en aumentar el malestar en los países colonizados o neocolonizados.
    4. ¿El acceso a la cultura es el mejor de toda la historia de España? Sí, ¿quizás, pero a qué cultura? ¿Ha oído hablar de las subculturas? ¿Ha oído hablar de la cultura basura?
    5. ¿Quién queda normal en este pais? Se lo dig0. Millones de personas y entre ellas: Políticos al servicio de la gente, trabajadores esforzados, sindicalistas vocacionales, funcionarios cumplidores, empresarios honrados… Pero esos millones, ¿pintan algo?
    6. ¿Cuantos hij@s de la clase politica catalana están como militantes activos en los grupos de okupas y antisistema? Pues en mi ciudad ninguno, se lo aseguro, pues conozco personalmente a los más destacados. Puede haber alguno en otras partes, es cuestión de probabilidad. ¿Usted habla con conocimiento o va repitiendo leyendas urbanas?

    No me da tiempo para más.

  17. Pero lo de Malasaña no había sido un re-enacting de la revuelta contra las tropas napoleónicas?

    (esto, dicho así, puede parecer una frivolidad, y lo es. Pero es que si, efectivamente, el sarao lo hubiese montado el Ayuntamiento o la Comunidad de Madrid, en plan “homenaje” a la leyenda de Manolita Malasaña, aunque el resultado hubiese sido el mismo, los que ahora están diciendo pestes estarían meando colonia, y hablando de las “glorias nacionales”. Y a mi es eso lo que más me subleva)

  18. Es una buena semana para revisar “La naranja mecánica” de Kubrick.

  19. Cordura dice:

    Oggg… al bueno de Ricardo le salió la vena de progre revenío: ya se sabe, eso de “prohibido prohibir” y demás.

    Como si lo progresista no fuera combatir toda esclavitud, incluida la del alcohol. Y toda opresión, incluida la de los niñatos que molestan a los vecinos y arman bronca.

    Un cordial saludo.

  20. Cordura dice:

    Hombre, Lucien, ¿te gustó ‘A Clockwork…’? A mí en su día, siendo un crío, me impactó sobremanera.

  21. Avedepaso dice:

    En mi opinión,los jóvenes no hacen más que repetir las conductas que vieron, que ven en su casa, en su entorno. Beben porque ha sido y es socialmente atractivo, conducen y se conducen alocadamente porque, casi seguro que su “papá” que estrenó coche, también lo ha hecho. Ensucian y no les preocupa porque su “mamá” estuvo y está detrás con la fregona. Ni les importa que para su diversión tengan que padecer molestias otras personas porque siempre fueron los “reyes” de su casa y sus deseos fueron y son ley. Son irresponsables y con una buena dosis de infantilismo e inmadurez porque nadie les ha obligado a madurar.

    Son los jóvenes que hemos querido, los hemos creado nosotros, es nuestro producto, así que ajo y agua, señores.

    Me pregunto si los futuros hijos de éstos seran educados con la misma laxitud.

    En fin, por suerte sólo es una minoría, aunque incordian lo suyo.

    Saludos.

  22. Ioputa dice:

    “3. Nuestra sociedad del bienestar, se basó en aumentar el malestar en los países colonizados o neocolonizados.”

    ¿Sí? ¿Que aquí tengamos una democracia, un estado que promueve tanto los servicios públicos como la iniciativa privada, el respeto tanto a la derecha moderada como a la izquierda moderada, un sistema político equilibrado y eficaz… ello tiene mucho que ver con que en África una etnia se enfrasque en genocidios sanguinarios con otros o que en Latinoamérica se haya tenido y se tenga en un pedestal a caciques funestos como Castro, Chávez, Videla o Pinochet?

    ¿Por qué los países antaño del Tercer Mundo que han progresado son naciones como Chile, que han abrazado una VERDADERA democracia?

    La colonización terminó hace mucho, y desde entonces los países antaño colonizados disponen libremente de sus destinos. Si ellos han querido perpetuar luego POR PROPIA VOLUNTAD las pautas enfermizas heredadas de la etapa colonial, eso es su problema. No el mío.

    Yo responsabilizo a mi país, mi continente y mi cultura de la colonización. No de la situación de unos países que actualmente están puteados sin que eso tenga nada que ver con que aquí, en el nuestro, hayamos sabido crear unas instituciones de gobierno eficaces, parlamentarias y respetuosas. Porque eso es el Estado de Bienestar.

    Mucha gente habla del Estado de Bienestar sin tener ni idea de qué es ni de cuánto ha supuesto (en esfuerzo previo y en resultados posteriores) en materia de armonía y reconciliación políticas, estabilidad económica y social y (sobre todo) rechazo del totalitarismo que tanto y tan horriblemente ha caracterizado al siglo XX.

    Venga, no jodamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.