QuiqueNo es ésta la anotación que me han dicho algunos de ustedes que esperan. Ésta la quiero dedicar a poner de manifiesto la pobreza de espíritu de algunos bloggers. Antes, quiero que lean esto. Es el análisis electoral -al menos así lo presenta su autor con una ilimitada generosidad hacia sí mismo y hacia su producción literaria- que hace uno de esos bloggers que tanto abundan y que dedican mucho tiempo a decirnos a los demás lo que tenemos que escribir para ser buenos bloggers -¿qué es un blogger, por cierto?-, pero no consiguen que su propio blog despierte el más mínimo interés. Me refiero a Quique 2.0.

Quique 2.0 quiere ser un gurú de los blogs, que es lo que son los bloggers que no consiguen ser bloggers. Se fue de la Red Progresista con un golpe sobre la mesa a las pocas semanas de su fundación, cuando se dio cuenta de que no podía controlarla y desde entonces intenta hacer méritos para que alguien le nombre Gran Timonel de la Blogosfera Socialista, según he oído decir por ahí. Pero nadie le hace caso al pobre. Siempre está hablando de la web número punto número, siempre está descubriendo tendencias, y explicándonos por qué hacemos mal o bien las cosas. Pero todo este caudal de conocimientos no es capaz de utilizarlo en beneficio propio, de ahí su pobre blog, de ahí fracasos estrepitosos como aquel encuentro digital con Miquel Iceta que organizó -dicen las malas leguas que con interés pecuniario- y que no consiguió ni que comenzase porque fue incapaz de poner en marcha un simple chat.

Pues bien. Ahora, Quique 2.0 -que como van viendo ustedes es un chico muy listo- ha hecho un análisis electoral. Después de recomendarnos como “la biblia de todo este tinglado que se llaman (sic) campañas electorales” un documento en el que a Internet se le llama todavía como “red de datos”, nos explica que quien realmente tiene la culpa de lo que sea que le ha pasado al PSOE en estas elecciones -que yo, personalmente, no tengo aún muy claro qué ha sido, aunque Quique 2.0 considera, a juzgar por lo leído, como un fracaso- es todo el mundo, menos el propio PSOE, porque lo hemos crispado todo mucho. Yo mismo, e incluso algunos bloggers socialistas que no le rinden pleitesía, sépanlo ustedes, tenemos una parte de culpa de lo que le ha ocurrido al PSOE. En lo que respecta a mí, no lo veo yo claro, porque lo cierto es que he escrito poco durante la campaña. Quizás al pobre Quique 2.0 no le ha gustado que haya criticado al PSOE por participar en esa maniobra antidemocrática que es la ley de Partidos, o que haya puesto mi blog a disposición de mi partido, Izquierda Unida, en contra del voto útil que él propugna. En fin, aquí lo dejo, porque si lo dice Quique 2.0, por algo será, que Quique 2.0 es mucho Quique, que cualquier día nos amanece como Quique 2.7 o algo.

No tengo claro qué es un blogger, ya lo he dicho antes. Y además, no pienso dedicar nada de mi tiempo, ni de mis ilimitadas energías a intentar averiguarlo. Pero sí les diré que por lo que tengo visto, muchos los bloggers compartimos una característica común: tenemos el ego muy elevado. Consciente de que eso es una limitación más que una virtud, yo procuro nivelar esos niveles de ego tomándome a mí mismo un poco a chufla. Quique, en cambio, se toma a sí mismo muy en serio.

Él sabrá por qué lo hace.

Tagged with →