Algunos se indignaron, con razón, cuando hace unos días atacaron unos militantes de PP anunciaron que abandonaban la política como consecuencia de las amenazas recibidas. Quisiera saber si esa ira es extensible a otros casos similares. No me sorprenderá saber que no.

NOTA: Don EP se ha cabreado.

Tagged with →