¡Que vienen los malos!

Posted · 12 Comments

Hugo Chavez y Ahmadineyad, los malosNo, si yo sé que es un tipo chungo, que es la encarnación de mal, que lo ha dicho un periódico americano y todo, un periódico independiente -este sí, de verdad-, que tituló la llegada del presidente Iraní a EEUU como “Aterrizó el Diablo”, y todo eso. Si serán idiotas. Pero es que a mí el Ahmadineyad este -o como se diga- me resulta simpático. Que sé que está maaaal. Que sé que estoy jugando con fueeeeego. Pero me resulta simpático. Sé que es chungo que el presidente de un país como Irán -todo un auténtico presunto dictador de una república islámica, vamos, de un régimen satánico- en el que se ahorca a los homosexuales -que no existen en Irán, por cierto, según ha dicho en sede universitaria el propio Diablo, y a mí me queda la duda si es que no existen porque los han matado a todos o porque el islam libra a los pueblos de la sodomía, que todo puede ser- me caiga simpático. Pero me lo cae. Oigan, a gente de orden de aquí mismo, de mi barrio -hay varios por aquí cerca, en la calle Génova- les cae bien George Bush y le consideran junto al borrachín Aznar, como al lider del atlantismo. Bush es la encarnación del bien, y no consideran contradictorio que tenga como hobby la electrocución de negros y de hispanos. Pues qué quieren que les diga. A mí es que me resulta muy gracioso ver cómo ciertos personajes como Hugo Chávez, Mahmud Ahmadineyad o Evo Morales sacan a los americanos bienpensantes de sus casillas por cosas tan elementales como hacer valer los derechos de sus países a, por ejemplo, investigar la energía nuclear -e incluso a tener armas nucleares, como las tienen muchos países, entre otros, Estados Unidos, el único que en toda la historia las ha usado contra sus enemigos- o a regir su propio destino declarando el socialismo del siglo XXI o cualquier otra cosa que les parezca conveniente.

Pues me voy a dormir, ea.

12 Responses to "¡Que vienen los malos!"
  1. A man from mordor dice:

    Señor Royo Vilanova leyendo su artículo he recordado que, hace ya un par de años, leí un cómic que le recomiendo encarecidamente: “Persépolis” de Marjane Satrapi. No se, me ha venido en gana recomendarle a usted un cómic, que tiene poca cara de leerlos, ea.

  2. La verdad don Ricardo es que, si de Ahmadinejad hablamos, estoy en sintonía con sus palabras. Cuando no se conoce la relidad de un país (Irán), como es mi caso, no hay mejor modo de reaccionar intelectualmente ante aquello que se dice de dicho país que poniendo frente a los opinadores más virulentos y categóricos un espejo para aplicar el mismo análisis crítico a esos mismos países, cuna de dichos opinadores, donde se originan las citadas críticas u opiniones.

    En EEUU hace ya tiempo que hay una campaña de pura satanización del presidente iraní. Se ha dicho de todo y no estoy en condiciones de corroborarlo o desmentirlo. La verdad es que no sé muy bien lo qué pasa en Irán en muchos aspectos sobre los que existe gran controversia, aunque soy consciente de algunas declaraciones de su presidente que ciertamente son dignas de controversia.

    Pero, mira por dónde, sí sé lo que pasa y lo que ha pasado en EEUU en muchos aspectos, y no únicamente dentro de sus fronteras, y es entonces cuando salta la banca de la hipocresía, que sería mayúscula de no ser porque, para ser exactos, no es hipocresía o no es una hipocresía espontánea o instintiva: se trata de una línea de actuación nítidamente premeditada y con pleno conocimiento de causa de su miserable condición. Se trata de una hipocresía consciente, pública y planificada.

    La historia ha demostrado a lo largo del s.XX que los EEUU, mientras intervienen en países donde nos presentan a temibles y abtectos tiranos, colaboran y dan todo su apoyo a otros países donde otros temibles y abyectos tiranos se califican por sí mismos, sin necesidad que nos lo diga o recuerde el tío Sam. ¿qué diferencias hay entre unos países y otros? Es muy sencillo de entender: unos tienen algo que le interesa al tío Sam y no puede controlarlo y otros no tienen nada o, de tenerlo, ya está bajo control del tío Sam. Es así, tal y como suena.

    Anoche estuve viendo las nueve partes de un vídeo colgado en YouTube en el que se puede ver la conferencia que anteayer dio el presidente iraní en la universidad de Columbia. No tiene desperdicio. Podemos darle mayor o menor credibilidad a este señor pero algo me impactó. Con Ahmadinejad sentado, esperando a pronunciar su conferencia, el rector de la universidad hizo una discurso inicial trufado de críticas durísimas, un discurso sin concesiones en el que, por ejemplo, calificó al invitado como un dictador cruel. Cuando Ahmadinejad inició sus palabras recordó que en Irán, cuando alguien es invitado a dar una conferencia o un discurso a una universidad, centro del saber, no se le insulta ni se le trata de modo ofensivo antes de haber escuchado lo que dicho invitado tenía que decir.

    Otras palabras del presidente iraní merecerían ser criticadas (“en Irán no hay homosexuales”) pero… recordemos lo del espejo. Si quieren ver la conferencia (transmitida en directo por FOX, el canal más crítico con Irán y más cercano a las tesis neocon) sólo han de escribir en el buscador de YouTube “ahmadinejad columbia”. Eso sí, más vale que entiendan inglés.

    Sobre Chávez, de momento, pefiero no decir nada.

  3. Simon dice:

    recordó que en Irán, cuando alguien es invitado a dar una conferencia o un discurso a una universidad, centro del saber, no se le insulta ni se le trata de modo ofensivo antes de haber escuchado lo que dicho invitado tenía que decir.

    Claro, cuando lo han escuchado es cuando lo insultan y va la carcel. ¡vamos hay que ser cinico! es como de que no hay homosexuales…¿como los va a haber? si los ahorcan en las plazas publicas o les dan latigazos.

  4. Lüzbel dice:

    “Señor Royo Vilanova leyendo su artículo he recordado que, hace ya un par de años, leí un cómic que le recomiendo encarecidamente: “Persépolis” de Marjane Satrapi. No se, me ha venido en gana recomendarle a usted un cómic, que tiene poca cara de leerlos, ea.”

    “Persépolis” es un buen comic…pero en él se deja claro y se recalca que los fundamentalistas islámicos son la ultraderecha de allí, que es la izquierda iraní la que más se opuso y la primera que sufrió la persecución de los locos del Corán…

    Porque Bush Jr. tiene más en común con Mahmud Ahmadineyad de lo que suele decirse…

  5. Entiendo el sentido de sus palabras pero, aun así, no me hace ninguna gracia el presidente de Irán.
    Saludos,
    Diego

  6. luchino dice:

    Sr. Royo, comprendo sus palabras y sus sentimientos, aunque no los comparta del todo. El presidente iraní, entre alguna tontería, dijo, al menos, dos cosas muy puestas en razón :
    1 – cuando le reprocharon la vigencia de la pena de muerte en Irán, contestó que lo mismo pasaba en muchos estados de EEUU, y
    2 – hablando del Holocausto, afirmó que los palestinos no tienen porqué pagar por eso.
    No puedo estar mas de acuerdo, en especial con el 2º punto . Es evidente que los palestinos están pagando el sentimiento de culpa que Europa tiene con los judíos por lo que los nazis les hicieron . Y eso no es justo.
    Saludos, Luzbel. Le leo aunque últimamente no participe. “Persepolis” es un excelente comic , sin duda, veo que ha sabido Vd. leerlo correctamente.

  7. musmushi dice:

    Sr. Royo: Entiendo su simpatía por Ahmadineyad, es el mismo tipo de simpatía que yo sentiría por Bush si solo supiese de él que tiene un scottish terrier al que quiere y trata muy bien. Canes aparte, y como bien dice Luzbel, Ahmadineyad y Bush tienen muchos puntos en común, demasiados como para que me caiga bien ninguno de los dos. Le aclaro que Ahmadineyad no es un dictador, ni presunto ni activo, ya que su poder dentro de Irán está tan limitado como lo tuvo su antecesor, el “progresista” Jatamí. El poder en Irán está en mano de los religiosos.
    La izquierda iraní también miró “con simpatía” a la revolución islámica porque estaba dirigida contra el sha, y pagó muy cara la simpatía. Acabo de leer un libro “El despertar de Irán” de Shirin Ebadi que me ha encantado. Se lo recomiendo.

  8. Oigan aprendan a leerme: no me cae simpático el Amadine este, pero tiene razón en muchas cosas que dice y que hace. Sobre todo lo de joder a los americanos.

    Hay dos formas de joder a los americanos, ¿saben ustedes?. Una de ellas es subirse a un avión lleno de pasajeros y estrellarlo contra un edificio emblemático de una metrópolis emblemática y montar una carnicería de cuidado. Esa forma no me parece adecuada, no la comparto, es poco inteligente, moralmente reprobable y lo pone todo perdido.

    La otra forma es hacer lo que hacen algunos políticos internacionales- como el Amadiyito este. Les pone de los nervios haciéndoles ver cuál es el límite de su poder y poniéndoles ante sus contradicciones.

    Don Mushmu, tomo nota del libro. Pero oigan ¿qué les ha pasado que no hacen otra cosa que ponerme deberes?

    Ala, a seguir bien, señores amigos míos -as -as -as -as.

  9. musmushi dice:

    Don Ricardo : En mi caso es por puro cariño.

  10. Jorge F. dice:

    Pues a mí me cae simpática la Camila esa de Inglaterra. A ver si no va a tener derecho a casarse con el principe Carlos porque no tenga cara de mosquita muerta como la Diana de Gales.

  11. EPMesa dice:

    1.- Reconocer que se mata a los homosexuales y reconocer que, sin embargo, a uno le cae simpático.
    2.- “tiene razón en muchas cosas que dice y que hace. Sobre todo lo de joder a los americanos.”
    Fino análisis político. Que no decaiga.

  12. Pero don EP: le falta la introducción al comentario. Sólo por intuición comprendo el punto 1. Ahora, le respondo punto:

    1.- ¿Todavía no sabe leerme?

    2.- ¿Todavía no sabe leerme?

    ¿Acaso la pieza que comentamos se ha presentado como análisis político, ni fino ni grueso?

    Pues eso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.