Habrán comprobado ustedes que han cambiado un poco las cosas por aquí. No me terminaba de convencer el aspecto con que quedó A Sueldo de Moscú tras el cambio a wordpress, así que he decidido realizar un rediseño un poco más profundo. Son cosas que pasan. Esa, junto a un pequeño atracón de trabajo han sido las razones de que durante los días pasados no hayan podido ustedes disfrutar de mis siempre acertadas opiniones.

Creo que este diseño es más claro y más limpio, facilita la lectura, debido a que tiene un cuerpo de letra más grande, pone a disposición de mis queridos lectores herramientas para que difundan mi trabajo en eso que se ha llamado -de manera un poco cursi, en mi opinión, la web social y facilita la suscripción las fuentes RSS, que se diversifican. Además, da la posibilidad al amable lector de identificarse desde la propia portada -ahí tienen ustedes el formulario, en la columna de la izquierda- e incorpora un formulario de contacto, para enviarme correos, que evita que esté mi e-mail publicado, con lo que espero dejar de recibir esos molestos correos en los que lo mismo me ofrecen viagra a precio de saldo, que me recomiendan vivamente que juegue al poker en no sé que modalidad americana.

Además, estoy cambiando las secciones por un sistema de etiquetas, cosa que iré haciendo poco a poco. Soy consciente de que la cosa está sin terminar, aunque todo se andará. Paciencia, mis queridos polluelos (y polluelas, claro está, a ver si me voy a buscar un problema con la policía del lenguaje).

El cambio ha sido posible gracias a Javier García, creador del magnífico tema para wordpress 1 Blog Theme.

Tagged with →