Ninguno de ustedes merece las palabras hirientes y mentirosas de periodistas abyectos, de políticos cobardes, que –no nos queda duda de ello– pronto extenderán su sevicia y mendacidad a los miembros del tribunal. No merecen ni la calumnia ni el sarcasmo ni el cuestionamiento continuo y gratuito de su capacidad profesional ni de su honorabilidad. Lo que merecen, y es lo que intentamos en la medida de nuestras posibilidades hacerles llegar, es gratitud, reconocimiento y solidaridad. Tengan por seguro que en caso de que decidan ustedes emprender acciones que por la vía legal en contra de los calumniadores, les daremos todo nuestro apoyo. Por la salvaguarda del honor, por el bien de la justicia y por salud democrática. Y porque ofendiéndoles a ustedes nos han ofendido a todos. Tengan por seguro que somos muchos los que caminamos a su lado, confiados en que la verdad prevalecerá, orgullosos de tenerles como conciudadanos, como funcionarios que con su desempeño dignifican las instituciones a las que pertenecen, y como garantes de la justicia en España.

Apoye con su firma a los jueces, fiscales y miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que han investigado los atentados del 11-M y que por ello han sido víctimas de las lenguas envenenadas de algunos portavoces de la derecha y de la Iglesia.

Es una iniciativa de Desiertos lejanos.

Tagged with →