De la Callas a Brassens. La poesía y la literatura tienen vida propia. Y es que una vez que la obra sale de la pluma de su autor ya no es suya, sino que es de su público y de sus lectores, y pueden hacer con ella lo que quieran, se pongan como se pongan Ramoncín y el viejecito ese… Teddy, Teddy Bautista. El otro día, 11-S, me sorprendió don Berlin Smith con un uso inesperado por mi sectario y cuadriculado cortex cingulado anterior de esta manida pero maravillosa canción de Brassens que es La mala reputación. Como todos conocemos su letra en castellano, aquí se la dejo en francés, un idioma que es música en sí mismo y que lamento no conocer. Y por supuesto, interpretada por su autor.

Y aquí tienen ustedes una versión curiosa, pero que mola.

Tagged with →