Caudillo Guevara

Posted · 43 Comments

Che GuevaraEl País no necesita hacer el payaso para sobrevivir. El País es un periódico serio, muy bien hecho, profesional y respetado. Quienes compramos otros periódicos en ocasiones, o recientemente todos los días, no vamos a dejar de comprar El País. Soy suscriptor de El País. El País es mi periódico y es poco probable que vaya a dejar de serlo. Y por lo que tengo hablado con otras personas que también son lectoras de El País, esa es la actitud de mucha gente. Por eso, dan mucha pena cosas como el editorial innecesario, gratuito y enteramente desprovisto de razón en el que hoy glosa la figura de Ernesto Che Guevara.


Ernesto Che Guevara no es un santo de mi devoción. No tanto por él mismo, como por el uso contradictorio que se hace de él como icono comercial por una parte, y por otra como “santo civil” de ciertos sectores de la izquierda que dicen con mucha seriedad y desparpajo que deberíamos aprender de cómo se hacen las cosas en Cuba. Sin embargo, el editorial de hoy de El País me parece falso e injusto, y sobre todo me parece innecesario, porque da la impresión de que está escrito sin convencimiento, pero con la necesidad de abrirse camino a codazos en cierto sector del mercado más escorado a la derecha.

Ernesto Che Guevara no era otra cosa que un hombre de su tiempo, un personaje que percibió la terrible injusticia en que vivía la mayor parte de la población en América Latina y actuó como creía que tenía que actuar. Tenía razón, por lo tanto. Me dirán algunos que Pinochet o Franco también actuaron como creían que tenían que actuar, y probablemente sea cierto. Lo que ocurre es que estos dos personajes no tenían razón, porque lo que buscaban era perpetuar la injusticia. ¿Se equivocó Che Guevara? Quizás, como todos. ¿Era un criminal? En mi opinión, no.

Los norteamericanos, los ingleses, los soviéticos, los franceses ocuparon Alemania y mataron a mucha gente durante la segunda guerra mundial, guerra que según la versión edulcorada que nos ha contado Hollywood estalló porque las potencias democráticas decidieron que muchos de sus jóvenes ciudadanos entregaran sus vidas y se las quitaran a otros por las ideas de la libertad y la igualdad. No sé si eso, a juicio del editorialista de El País, convierte en caudillos iluminados a todos los soldados aliados que murieron y mataron en dicha guerra.

Juzgar a los que vivieron y actuaron en la historia antes que nosotros con nuestros criterios actuales es una grave falta de rigor que convierte -por citar un ejemplo- a los monarcas ilustrados en sanguinarios tiranos. Juzgarles por lo que pudieron haber sido de no haber muerto en el momento en que murieron, es una terrible injusticia. Y eso es, precisamente, lo que ha hecho el editorialista de El País, en mi opinión, movido por motivos que van más allá que el simple impulso editorial y que se acercan a los intereses empresariales de la empresa para la que trabaja, algo que es un pecado muy grave en un periódico que se presenta como independiente, a pesar de que dichos intereses puedan ser legítimos y perfectamente defendibles con mayor transparencia.

43 Responses to "Caudillo Guevara"
  1. Jorge F. dice:

    Yo aborrecí ese periódico hace bastantes años. No sé qué tiene que les tiene tan engañados.

  2. sergi dice:

    Pues yo he leído hoy el artículo de EL PAIS y estoy totalmente de acuerdo.
    No puedo defender a un tío,como bien decía el artículo,que da su vida por unas ideas y que a la vez quita la vida de quien no comulga con ellas!
    El CHE estaba equivocado porque era un totalitario,y su único “legado” es el patético régimen castrista…
    No,lo siento pero no me parece un personaje reivindicable.

  3. Mausis dice:

    Uno de los errores más cometidos por cierta historiográfica moderna, o mejor dicho, por ciertos historiadores (o los que alardean de ser historiadores, muchas veces sin serlo, otras, sin implantar un método realmente científico en sus tesis), es intentar valorar una situación, un acto, un régimen o un personaje, con los valores hoy imperantes. Uno puede considerar que en la antigua Atenas no existía una verdadera democracia, comparada con la que hoy en día nosotros disfrutamos, y por eso, la puede menosprecia, pero hay que ser consciente, que para las circunstancias de la época, era todo un milagro.

    Algo parecido pasa con la figura de Ernesto Guevara, es del todo improcedente intentar valorar las acciones del Che, con los valores actuales. Para entender y valorar a un personaje como el, se tiene que valorar desde la situación y la historia que en aquel momento se estaba fraguando en latino América.

    En cuba, el general Fulgencio Batista había derrocado al presidente democrático Carlos Prío Socarrás, tras un golpe de Estado el 10 de marzo de 1952. Batista instaló una sangrienta dictadura con el argumento de combatir al comunismo, pero realmente quería regocijarse en poder y dinero, lo demuestran los escandaloso niveles de corrupción y la violación de derechos humanos.

    El che pensaba que solo generalizando la lucha armada en América Latina, Asia y África sería posible derrotar al imperialismo y extender los derecho de una clase obrera que como siempre estaba inmersa en la más absoluta miseria.

    Hoy podemos acordar que la lucha armada no lleva a ningún sitio, matar es una atrocidad, el dialogo es la única solución, y todo lo que a ustedes se les ocurra. Pero en aquel contexto, matar y luchar era la única manera de cambiar las cosas, y de conseguir un mundo mejor.

    Ha alguien se le ocurre de tildar de asesinos a los olvidados Maquis españoles (o los franceses en la Segunda Guerra Mundial)? Seria del todo improcedente, porque para asesinos ya estaba el régimen imperante en aquella época.

    Creo que la historiográfica no debe poner en el mismo saco a todas las lucha. Hay unas, que se iniciaban para ahogar aun más a una clase obrera ya falta de aire, para poder conservar y aumentar su poder y su dinero, otras para intentar hacer un mundo mejor y más igualitario.

    Es mi opinión, ya pueden criticarla si ustedes quieren.

  4. Don Sergi: La lucha armada no es necesariamente agresiva. También puede ser defensiva. Quien vive en condiciones miserables y no tiene la menor perspectiva de salir de esas condiciones porque una minoría controla la riqueza y paga matones para que escarmienten -maten, aterroricen- a quienes les cuesionan su poder ilegítimo y su derecho a explotar a la mayoría miserable, tiene sin duda derecho a organizarse y a defenderse con todos los recursos a su disposición, que no suelen ser muchos, por cierto. Y ese derecho pasa por la lucha armada.

    NOTA PARA LA MASCOTA: no se moleste, que esas condiciones no se dan en España, que tiene un estadodederecho que ampara las libertades de todos, incluidos los vascos. freeloqueustedquiera y saludotes.

  5. Don Güevos dice:

    Pues yo suscribo el editorial del País al cien por cien.

    Relata verdades históricas; atina cuando explica las razones; y acierta cuando confirma los resultados.

    Ocurre en la izquierda lo que ya hemos dicho aquí muchas veces:

    Que huérfana de método y descabezada por ausencia de logros, circula como un misil sin control, como un reptil sin cabeza.

    La contradicción (como leemos por aquí) entre lo que se dice, se propone y sus resultados es hoy día, la característica dominante.

    Y que les recuerden sus fracasos y se pitorrén de los pocos ídolos en los que han depositado sus esperanzas, como Chavez, les irrita sobremanera.

    Que se nota mucho.

    PD: No me dice nada de la ley de la memoria del abuelo de ZP: Es una burla? o no? u otra contradicción?

  6. Jorge F. dice:

    “Juzgar a los que vivieron y actuaron en la historia antes que nosotros con nuestros criterios actuales es una grave falta de rigor…”

    Creo que esa es una afirmación irrefutable, pero se podría complementar con otra:

    Juzgar a contemporáneos que viven y actúan en otros contextos sociales con criterios adecuados para nuestro contexto, pero no para los suyos, es una grave falta de rigor…

    Ejemplo: El activista político y poeta Lionel G. Fogarty, aborigen australiano, me sorprendió al defender el uso de incisiones punitivas en los aborígenes culpables de ciertos delitos.
    Al ver mi cara de sorpresa, alegó: “Si a vosotros os parece brutal clavarle al delincuente un cuchillo en la pierna, a nosotros nos parece más brutal privarle de su libertad durante diez o más años. El dolor de la cuchillada sólo durará unas semanas, la cicatriz le recordará toda la vida su error y su dignidad habrá quedado a salvo”.

    Naturalmente, la “justicia” australiana no respeta ese punto de vista .

    ¿Quien tiene razón? ¿El estado australiano? ¿La tradición aborigen? ¿Ambos criterios son adecuados para sus respectivos contextos?

  7. Jorge F. dice:

    Hablando de totalitarios y patéticos:

    http://www.juicioaaznar.net

  8. Don Jorge, tiene razón, pero no me contradice, ni tiene nada que ver su intervención con el tema propuesto. si no le he entendido mal.

  9. Jorge F. dice:

    No le contradigo. Le doy absolutamente la razón. ¡Absolutamente!

    Aparte de eso, al margen de estar de acuerdo o no con lo que dice, ¿no les parece que el editorial de El País está mal redactado? ¿No les parece que el primer párrafo carece de coherencia interna?

    “El romanticismo europeo estableció el siniestro prejuicio de que la disposición a entregar la vida por las ideas es digna de admiración y de elogio. Amparados desde entonces en esta convicción, y a lo largo de más de un siglo, grupúsculos de las más variadas disciplinas ideológicas han pretendido dotar al crimen de un sentido trascendente, arrebatados por el espejismo de que la violencia es fecunda, de que inmolar seres humanos en el altar de una causa la hace más auténtica e indiscutible.

    1. ¿Quien entrega su vida por un ideal comete un crimen? ¿Acaso Martín Luther King fue un criminal?
    2. ¿Quien entrega su vida por un ideal inmola seres humanos? ¿Acaso Mahatma Ghandi inmoló a otros seres humanos?

    ¿Acaso luchar por la libertad de su gente, en el caso de King y Ghandi, fue luchar por un ideal? ¿No fue más bien luchar por la dignidad de personas concretas? ¿Acaso el luchar por la dignidad de la gente de la calle es un siniestro prejuicio postromántico?

    ¿Es mejor la indiferencia? ¿Es mejor la cobardía? ¿Es mejor la alienación? ¿Es mejor ser un exhombre?

    No sólo me parece mal escrito, sino que me parece revelador de que su redactor se encuentra poseido por una repugnante mezquindad postmoderna.

    ¡A la mierda con el pestilente conformismo postmoderno!

  10. eloi dice:

    lo del che sólo es una muestra de la línea del diario desde hace un tiempo. por ello, con enorme lío personal dejé de comprarlo hace unos meses después de más de 20 años desayunando con él. he de confesar que Público aún o es lo que esperaba. pero no tiene la soberbia, pretenciosidad y mal periodismo de El País.

  11. Toni dice:

    Don Ricardo, totalmente de acuerdo con usted. La editorial es de vómito, casi en competencia con el banner de Libertad Digital de hoy sobre el Che…. Y si no, supongo que El País debería pensar lo mismo de Churchill o De Gaulle, otros que mataron por unas ideas de libertad…pero todavía no he visto escrito nada semejante…

  12. Independiente dice:

    Recuerdos a sus “niños” palurdo.

    saludotes

    freebatasuna.

    P.D. La violencia siempre es justificable, sea para usted, su estadodederecho, las avutardas, yo, Franco o DIOS, no sea mas palurdo de lo que aparenta.

  13. TOTALMENTE DE ACUERDO… con Jorge F.

    Parcialmente de acuerdo con Don Ricardo y con los que critican el editorial del que pronto dejará de ser diario independiente de la mañana.

    No es que ahora El País se desmarque con un artículo demencial que convierte la lucha (armada, vale) contra una dictadura en algo de lo que avergonzarse, por aludir a una parte del miserable escrito.

    Son muy jocosos los comentarios que aplauden el esperpento editorial de ese imperio (PRISA). ME pregunto si también lo habrá aplaudido Pedro J, ese energúmeno que ayer mismo cargaba contra la ley de memoria histórica porque, a su juicio, falseaba la historia porque el levantamiento franquista fue un hecho necesario para frenar los excesos de la república. ¿Cuántos aduladores del Levantamiento suscribirán el infumable esperpento editorial que comentamos aquí?

    Levantar contra un sistema democrático fue algo necesario, pero levantarse contra el dictador Batista (por citar un ejemplo) sólo podía ser digno de un caudillo. ¡El mundo al revés! o, quizás, ¡los ideales de muchos revelados!

    Por otro lado, reconociendo una debilidad propia, sevidor queda en evidencia ante estas palabras de Don Jorge F, que iniciaban los comentarios:

    Yo aborrecí ese periódico hace bastantes años

    Reconozco que tardé en darme cuenta de hasta qué punto EL País firma parte de un imperio mediático cuyos intereses sólo responden al capital. Hasta hace un par de años compraba asiduamente el ejemplar y me agarraba inocentemente a la columna de Haro-Tecglen, último bastión de izquierdas, último reducto progresista (¡¡¡un anciano!!!) si es que alguna vez fue verdaderamente progresista El Pais, que debo suponerlo.

    Hace meses que vengo analizando concienzudamente todo aquello que El Pais publica sobre América Latina. Créanme si les digo que el editorial sobre el Che es una bazofia de lo más modesta. no es que muestren una ideología reaccionaria y neoliberal que les acerca a la derecha, sino que han mentido vilmente como ya ha sido demostrado.

    El que no quiera ver que no vea, pero a día de hoy es éticamente insostenible decirse de izquierdas y agarrarse a El Pais, como algunos se empeñan en hacer. El Pais no es de izquierdas, como el PSOE (su inspiración a pesar del reciente fuego amigo) tampoco lo es.

    El problema es que no hay alternativa intelectual a El Pais en la prensa escrita y física diaria de izquierdas. Permítanme un pequeño y acelerado repaso personal y subjetivo: Público, por lo que estoy viendo, sólo sirve como alternativa ideológica (es más progresista, como se está demostrando en apenas dos semanas, pero sus contenidos están severamente subdesarrollados además de pecar de cierto sensacionalismo). Le Monde diplomatique o El Triangle, que son opciones ineludibles para mí, son de edición mensual y semanal respectivamente. A ritmo diario, la única alternativa que conozco es internet y algunos artículos sueltos de El Pais (algo hay a veces, pocas, que no todo es demencial), La Vanguardia y, raramente, El Periódico. El resto de medios apenas los consulto por falta de tiempo. En cuanto a El Mundo, ABC y La Razón sólo diré que para ver la visión de la derecha ya tengo suficiente con mis esporádicas escapadas a El Pais.

    Por último decir algo que debemos reconocer o que al menos yo reconozco: es muy difícil dejar de comprar un periódico que ha sido poco menos que todo, punto de referencia informativa y santo y seña durante muchos años. No es fácil, por ejemplo, romper con El Pais y menos si no te das cuenta o no percibes el ingente grado de corrupción informativa e intoxicación del que son capaces.

    Internet me ha salvado, qué duda cabe.

  14. Simon dice:

    Se cae el muro de berlin, se cae EL PAIS, se cae EL CHE GUEVARA…

    Es muy español esto de la fidelidad numantina a los ideales, como si fuera una cuestion de honor. En la decadencia es cuando se defienden con mas brabura. A pesar del Macdonall y las hormonas que le echan al pollo, Tras los resoldos la raza sigue viva.

    Sera que se acerca el dia de la hispanidad.

  15. Simon dice:

    ¿La lucha armada contra una dictadura es algo de lo que avergonzarse?

    Pregunteselo al famoso trio de las azores.

  16. J G Centeno dice:

    A raíz de la increíble campaña proatlantista que nos regaló EL PAÍS hace años, cunado se produjo el referendum que obligamos a convocar a felipe González, deje de comprarlo, pero al ausencia de alternativas me obligó a volver a él, espero que ahora con la aparición de PÚBLICO, no me ocurra lo mismo.
    ¡Hasta la Victoria Siempre!

  17. Paddy dice:

    Por desgracia este editorial del País no es más que un reflejo de la idiotez supina en la que anda inmersa la soiedad occidental actual, por desgracia no ha habido cambio en la historia de la humanidad que se haya dado sin violencia, hasta nuestro sistema democrático necesito sus Robespierres para triunfar. Claro que es deplorable la violencia pero a veces es el único camino para destruir otra violencia cotidiana y brutal.
    La lucha del Che era para la emancipación, la justicia y la igualdad de los pueblos oprimidos, para lograr esto muchas veces hay que luchar con los opresores que rara vez se resignan a renunciar a sus privilegios.
    El editorial del País, en su linea, repugnante.

  18. Simio dice:

    Pero es que eso de “La lucha del Che era para la emancipación, la justicia y la igualdad de los pueblos oprimidos” no se lo cree nadie.

    Los cubanos siguen oprimidos… ¿Y el CHE llego a Director del Departamento de Industrialización del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), Ministro de Industria y presidente del Banco Nacional.

    Esta es la realidad.

  19. Simio dice:

    Ahora si lo que quieren ustedes es que le sigan ocultando la verdad y tener una prensa que les halague (con ache ) sus oidos…pues van a acabar como estos señores mayores que “hicieron la guerra” y leian “El Alcazar” porque era el unico periodico que no cambio la sintonia.

    ¿Se estaran haciendo mayores?

  20. Ciertamente Paddy,

    el faro que encendieron el Che y Fidel, la lucha por la emancipación del imperio que continúa este último (a pesar de todas las dificultades y palos que les han puesto en las ruedas) sigue encendido y cada vez tiene más fuerza gracias al liderazgo de Chávez y a la savia nueva: Morales y Correa.

    Es una lucha que sólo ganarán los hechos (como ya han empezado a ganar) y no las palabras. Y menos las que, como en el caso de El Pais, intentan contaminar y ya sólo convencen a los que vagan perdidos.

  21. Independiente dice:

    Hay más prensa de “izquierda” , tanto escrita como electronica, si siguen dando euros a prisa es por que les gusta.

    Saludotes.

    freebatasuna.

  22. Paddy dice:

    Hombre, Simio, más lejanos están los ideales de liberte, egualite y fraternite que fueron los que inspiraron la revolución burguesa y eso que ya han pasado más de 200 años para por lo menos habernos acercado a ellos, y yo aún los sigo considerando validos.

    En cuanto a personajes prefiero admirar al Che, que a Franco o Kissinger por poner dos ejemplos.

  23. Roman Afleca dice:

    Por partes:

    1) Es cierto el viraje que ha pegado el País en los últimos tiempos, es cierto que, al igual que el resto del grupo PRISA, quienes lo dirigen se han liado la manta a la cabeza y han decidido a poner sus intereses empresariales por encima de la información veraz o independiente (véanse ambas guerras del fútbol o el caso Polanco vs. Liaño). Su editorial mezcla a los que matan con los que sólo mueren (como dice don JorgeF), pero…
    2) Por esa misma diferencia, durante el franquismo, en la oposición hubo quien decidió seguir la Guerra Civil (maquis, ETA, con sus diferencias de grado y ocasión) y quien decidió hacer las cosas de manera pacífica para recuperar la democracia. Este último grupo tiene bastante relación con el hecho de que disfrutemos una democracia como la actual (aunque a algunos de por aquí les parezca insuficiente, o prefieran la República), y no sólo no mataron sino que en muchos casos sufrieron persecuciones, torturas, privaciones de libertad, etc. Así que siempre hay al menos dos maneras de oponerse a la barbarie de las dictaduras: con o sin violencia.
    3) El Ché se opuso a las dictaduras CON violencia, es cierto que el contexto en que lo hizo no hacía fácil el derrocamiento de la dictadura sin usar la violencia, pero no por ello debemos legitimar dicho uso, y menos aún en el nombre de ideales de “liberación de la clase obrera” ni demás retórica que ha derivado en una dictadura como la cubana.
    4) El Ché fue ministro de Cuba, pero luego se largó a hacer la guerrilla a África y Latinoamérica, si no lo hubiera hecho así, a lo mejor seguiría vivo, y hubiera pasado los últimos 40 años fumando puros a cuerpo de rey. Eso demuestra que era coherente, pero también lo era Hitler (que murió en Berlín en el último momento, a pesar de que sus generales le pidieron que evacuase la ciudad y se salvase), y también lo son los terroristas suicidas, sin por ello ser buenos ni dignos de elogio.

    En definitiva: el País ha escrito un desafortunado editorial, algo que no debe sorprender a nadie, dada su trayectoria, pero no caigamos ahora en ensalzar a alguien que, por mucho que pueda ser ideológicamente próximo a algunos de ustedes, utilizaba la violencia como método y pretendía extender el caos por todo el mundo.

  24. Roman Afleca dice:

    Don Paddy:

    Que le den a elegir entre admirar al Ché, Franco o Kissinger es como aquello de “susto o muerte”, así que yo prefiero no admirar a ninguno de ellos. Aunque para gustos, los colores…

  25. zurich dice:

    Qué panda de desagradecidos son ustedes.

    Hasta que llegó Don Jesús y les puso un periódico bien hecho debajo del sobaquillo, lo único que hacían era leer el hermano lobo y tapear con vinos asquerosos y cacahuetes reveníos. Y oir la BBC.

    Y ahora, después de tantos años, resulta que ustedes se pueden tapar los huevos con un calvinklein, beber güiski del caro y escribir en un bloj… pero los herederos de Don Jesus no pueden renegar de un icono iluminado, psicópata y asesino.

    Cómo se les nota a ustedes la esencia cazurra y traicionera. Que eso no se quita tan fácil como la chaqueta de pana, pringaos.

  26. Jorge F. dice:

    Lucien, además de Le Monde Diplomatique, leo también Diagonal y Directa. ¿No los conoces?

  27. greips dice:

    #15 sensacional! :-O

  28. Jordi dice:

    Vergonzoso, ese diario está infiltrado de neocons que no paran de dar la brasa con américa Latina…será por las inversiones de Prisa por ahí….
    Felicidades por el blog!

  29. Don Jorge F,

    conozco Diagonal. He caído por allí más de una vez. Muy recomendable. Si es que hay medios dignos hasta en la sopa.

    En cuanto a Directa no tengo el placer. Tomo nota.

    Saludos.

  30. XABIER ATAURI dice:

    El editorialista de El País es imbécil. ¿Qué desafío armado hubo en el Chile democrático que eligió como presidente a Salvador Allende para dar excusas a Pinochet para su golpe de Estado? Los fascismos no han necesitado nunca excusas para imponer su sistema profundamente injusto y que no digan que la contribución del Che fue reforzar sus posiciones.

  31. Por cierto, quien disponga de suscripción a El País, que busque el editorial del 17 de Julio de 1997, con motivo del traslado de los restos mortales del Che a Cuba.

    ¿Qué ha cambiado en El Pais? ¿O es que no ha cambiado nada?

    Sobran comentarios por mi parte. Quizás, convenga leer los comentarios de Pacual Serrano en Rebelión hoy mismo. Pulsen en mi nombre y accederán al oportuno artículo.

    Ayyy, las hemerotecas, que oportunas pueden ser. Retratado, así es como ha quedado El Pais.

    RE-TRA-TA-DO.

  32. sergi dice:

    “«Juzgar a los que vivieron y actuaron en la historia antes que nosotros con nuestros criterios actuales es una grave falta de rigor…»

    Segun esta teoría (que evidentemente no comparto) tampoco podríamos criticar cosas como la inquisición o la esclavitud,porque claro,con los criterios de su época eran cosas totalmente normales y aceptables.

    Lo que no es de recibo,es pedir a personajes históricos de épocas pasadas que se hubieran comportado ateniéndose a la ética y moral actual,pero si que se puede criticarles y decir que HOY no se puede reivindicar y defender lo que hicieron.

    “La lucha armada no es necesariamente agresiva. También puede ser defensiva”
    Ese argumento también lo empleará un Franquista,que le dirá que ellos tambén se “defendían” de la “agresión” que suponía la amenaza revolucionaria.
    Los etarras tambén dicen que ellos sólo “se defienden” de la “agresión” del estado español.
    Que conste que yo creo que los Franquistas veían revolución inminente cuando la verdad es que la provocaron ellos mismos y decir que los vascos actuales,como dice ETA ,están oprimidos es algo sencillamente demencial..
    Sólo pongo estos dos ejemplos para demostrarle que estos argumentos hay que manejarlos con sumo cuidado…es muy fácil caer en la demagogia.

  33. Jorge F. dice:

    Una cosa es juzgar a una persona (por ejemplo, un ciudadano romano) sin tener en cuenta el contexto (contexto en el que la esclavitud era juzgada como admisible) y otra cosa es juzgar la costumbre (la de practicar el esclavismo).

    Condenaremos sin atenuantes el esclavismo, pero entenderemos que el ciudadano romano del pasado no puede ser condenado individualmente en el presente por algo que era una práctica socialmente admitida.

    No defenderemos el esclavismo, pero si defenderemos al ciudadano romano, Séneca, por ejemplo, de la acusación de ser un monstruo maligno cuya filosofía debe ser rechazada de pleno a causa de su conducta condenable.

  34. sergi dice:

    No me parece necesario tener en cuenta la conducta condenable del Che para condenar su filosofía,porque como era un totalitario esta se condena por sí misma…

  35. Jorge F. dice:

    O no te entiendo o no me entiendes.

    Don Ricardo dijo: “Juzgar a los que vivieron y actuaron en la historia antes que nosotros con nuestros criterios actuales es una grave falta de rigor…”

    Yo estoy absolutamente de acuerdo con él y tú estas empeñado en una visión etnocéntrica de la historia.

    Esas es la cuestión que ha sobrepasado ya el estadio de si el Che sí o el Che no.

  36. sergi dice:

    Vamos a ver,amiguete Jorge F.:

    Insisto,no podemos pretender que personajes históricos de épocas pasadas se comportasen con nuestra ética y moral actual,pero sí juzgarles con nuestros criterios actuales y decir si hoy es defendible o no lo que hicieron.
    Si no,tampoco podríamos criticar a Batista y los otros dictadores contra los que combatió el Che…por la misma regla de tres habría que disculparles y decir que sería “una falta de rigor” juzgarles con nuestros criterios actuales.
    Mucho más importante en el caso del Che es valorar su “legado”,esto es,el régimen Castrista….

    “¿”Visión etnocéntrica de la historia” me dices?
    No mira,es mucho más sencillo que eso…lo que pasa es que en nuestros “acomodados” países occidentales, (casi) nadie es tan gilipollas como para preferir un régimen como el Cubano antes que nuestras democracias (por muy revolucionario que fueran en su juventud);pero muchos consideran que para los cubanos dicho régimen “ya está bien”.
    ¿Por qué algunos piensan que lo que no es bueno para nosotros si tiene que ser bueno para los Cubanos?
    Sólo desde esta óptica se puede seguir teniendo al Che como un mito hoy en día.

  37. Jorge F. dice:

    No creo que el legado del che sea el regimen castrista, más bien creo que no dejó ninguno porque no pudo. En cuanto a lo de ser un mito, yo díria que es un personaje popular a secas, mediático sin haber tenido voluntad de serlo, popular de una manera superficial.

    Volvamos al inicio: “El romanticismo europeo estableció el siniestro prejuicio de que la disposición a entregar la vida por las ideas es digna de admiración y de elogio. Amparados desde entonces en esta convicción, y a lo largo de más de un siglo, grupúsculos de las más variadas disciplinas ideológicas han pretendido dotar al crimen de un sentido trascendente, arrebatados por el espejismo de que la violencia es fecunda, de que inmolar seres humanos en el altar de una causa la hace más auténtica e indiscutible”.

    Lo de “siniestro prejuicio” me parece una expresión muy poco apropiada para el editorial de un periódico que pretende ser serio.

    Lo de “la disposición a entregar la vida” es algo que elogiaríamos en un policía, en un bombero o en el padre Damian de Molokai. ¿Tú no?

    Lo de “grupúsculos de las más variadas disciplinas ideológicas han pretendido dotar al crimen de un sentido trascendente” me parece una incoherencia estúpida. Implica que cualquier altruista dispuesto a sacrificarse (pues manifiesta disposición a entregar la vida) es en realidad un criminal mas bien deseaso de derramarla.

    Lo de la “violencia es fecunda” lo dice el editorialista. Alguna vez he oído decir que “en determinadas situaciones la violencia es necesaria”, pero eso no es lo mismo que decir que sea fecunda. Esa última frase no hace falta que la diga algún siniestro visionario sediento de sangre, la puede decir tranquilamente cualquier ministro del interior de cualquier país y muchos le darían la razón. Pero es que pensándolo bien, resulta que si como dijo Ghandi “la violencia engendra violencia” entonces es que es fecunda aunque sus frutos sean amargos.

    Lo de “inmolar seres humanos en el altar de una causa la hace más auténtica e indiscutible” me parece difícil que alguien lo sostenga . Si se trata de inmolar a un contrario, todos sabemos que se estará creando un héroe en el bando contrario con lo que lo fortaleces. Los genocidas no matan para hacer su causa más auténtica, matan porque el contrario estorba. Si se trata de enviar a la muerte a un inocente del propio bando para añadir mártires a la causa, eso lo han practicados muchos gobiernos con excelentes resultados propagandísticos, pero no diría que los gobiernos de un estado puedan calificarse de grupúsculos maligno. O… ¿sí?

    A mí si Cuba sí o Cuba no, o si es san Che o es terrorista che, me la repampinfla. Lo que quería decir es que el editorialista de El País es un memo que mezcla el romanticismo europeo de finales del XVIII con el yihaidismo terrorista del siglo XXI para hablar de un marxista de mediados del siglo XX y todo lo adereza con unos adjetivos y unos expresiones que creo que cualquier profesor tacharía en el ejercicio de un alumno de Ciencias de la Información.

    En cuanto a su crítica de quienes no creen recomendable una visión etnocentrica de la historia y de la geografía política me parece muy simplicadora: ” Si esto es bueno y posible para mí, a la fuerza tiene que ser bueno y posible para todos”.

  38. Jorge F. dice:

    Y a ver que día hacemos una crítica de la infalibilidad de El País, que eso sí que es un mito cansino.

  39. MAGYAR dice:

    visca el barça…!!!

  40. sergi dice:

    En fin amiguete Jorge f..no creo que te la repanpinfle tanto el Che como pretendes aparentar,porque en ese caso no sería necesario que fueras buscándole los tres pies al gato- editorialista del País…

    Si es todo mucho mas sencillo…o se está de acuerdo con el artículo o no se está!
    Yo lo suscribo enteramente y punto ..y no creo en la infalibilidad del País como tampoco creo en la infalibilidad del papa!

    Pues hala,no quiero discutir mas esta nadería contigo,si ya sabes que con algun matiz vemos el mundo por el mismo canal.

    Saludotes.

  41. Jorge F. dice:

    Bueno, es que a veces soy un poco quisquilloso. Soy de esos que le discuto una palabra al locutor de las telenoticias.

    Veo que lo de saludotes va a hacer escuela.

    ¡Salud!

  42. juanma dice:

    Siempre me ha dado asco la intolerancia y la justifiación del crimen tan común entre los gobernatnes de derechas, pero por ser soy de izquierdas, más asco me da esa misma intolerancia y justifidación del crímen entre gente que dice serlo igual que yo. El editorial de El País gustará más a unos y menos a otros, pero está escrito desde el ejercicio de la libertad de expresión y el mero hecho de censurarlo ya pone de manifiesto una cosa: que muchos falangistas se creen que son de izquierdas. A muchos mujeres y hombres de izquierdas nos producen náuseas aquellos que, pistola en la mano, quieren implantar en el mundo “su” concepto de igualdad y justicia, como si tal cosa fuera posible sin preservar la vida de las personas. Y los que quedan fascinados por el brillo de tales héroes, a mí al menos, me mueven a algo que queda entre la misericordia y la lástima. La misericordia por espíritus endebles que son engullidos por otros más fuertes, y lástimas por mí mismo, por mis hijos, por mis nietos, por el mundo en el que vivimos y seguiremos viviendo, mientras que la justicia social tenga cara de pistolero.

  43. Jorge F. dice:

    Pues que nos dejen ejercitar la libertad de expresión a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.