¿Es legal la consulta que promueve Ibarretxe?

La propuesta es legítima, porque corremos el riesgo de anteponer el rechazo. Además, comparto con los compañeros de Euskadi que las cosas no se pueden subordinar a lo que diga ETA y la política debe tener autonomía para actuar al margen de la organización terrorista. Hay procedimientos democráticos para encauzar esas aspiraciones. Recuerdo los dos principios de Elkarri: No imponer, no impedir y los aplicaría al futuro del autogobierno en el País Vasco. Defenderemos el máximo acuerdo entre partidos nacionalistas y no nacionalistas y que cuando se celebre el referéndum resolutivo haya una situación de paz.

¿Qué posición mantendrá en ese referéndum?

Hay una primera parte que es la consulta, pero luego en ese referéndum resolutivo defenderemos que se mantenga la relación dentro del Estado español y, si acaso, haya un desarrollo estatutario con una mejor inserción de Euskadi en el resto del Estado y rechazaremos una posición independentista.

¿Existe el derecho de los vascos a decidir?

Sí, con muchas fórmulas. De hecho los vascos vienen decidiendo de muy diversas maneras desde hace años en el Estatuto, las convocatorias electorales, etcétera.

¿Si el Gobierno impide la consulta, usted apoyará a Ibarretxe o al Gobierno?

Hay que ver cómo evolucionan los acontecimientos. En la primera consulta tiene competencia el Gobierno vasco, porque no es con referéndum, en el que sí tiene la competencia exclusiva el Estado. Si no hay autorización del Gobierno el referéndum posterior no se podrá hacer.

¿Hay diferencia entre consulta popular y referéndum?

Sí la hay. De hecho la propia Constitución y el Estatuto vasco hablan de consulta con referéndum y consulta, pero nunca se ha experimentado la alternativa al referéndum, con muchas posibilidades.

Pero si hay censo y urnas ya es ilegal, ¿no?

Sí, y debe estar autorizado por el Gobierno.

¿Habrá que terminar dialogando con ETA?

En estos momentos me parece un error hablar del diálogo con ETA. Se podrá hablar de eso en el momento en el que ETA deje de matar y atentar, pero ahora, que hay una ofensiva terrorista, no me parece el momento para hablar más que de la unidad de las fuerzas políticas y la primacía del Estado de derecho y para emplazar al mundo abertzale a liberarse del mundo de ETA. Hemos aprendido mucho y la próxima vez ya no será con una tregua o un alto el fuego y como dijo Patxi Zabaleta lo único creíble a largo plazo será el fin definitivo e irrevocable de la violencia, es decir, el fin de la estrategia violenta.

Lea la entrevista completa en Público, hombre de Dios. Que ya está tardando.

Tagged with →