Isabel San Sebastián y Pedro J.

Como es ya tradición en esta bitácora de conocidas tendencias liberticidas, anuncio que busco abogado para entrullar a Isabel SS, reconocida insultadora de este Reyno que en cambio, tiene la honra frágil y se siente ofendida cara vez que alguien le mira torcido o incluso recto. Lean ustedes esta interesante entrevista que le hace El Periódico de Catalunya a la reputada periodista, en condiciones de vigilancia como mínimo muy poco profesionales, según relata la sufrida entrevistadora en la entradilla.

La entrevista, interesantísima, en la que se revela el carácter eminentemente utilitarista que tiene para Isabel SS la lucha contra ETA, ha sido citada en su blog por don José Luis Prieto, reputado blogger socialdemócrata -pero muy a mi izquierda- que está, por cierto, siendo presionado presuntamente por unos propios de la periodista que insulta poco para que no hablé más de ella. Les destaco aquí las dos últimas preguntas de la entrevista. En la primera insulta a media España, así en bloque, para ahorrar tiempo y esfuerzo, y en la segunda anuncia una querella por injurias contra el periodista y víctima del terrorismo por el famoso ratito de tensión en 59 segundos

Usted llamó ratas a los compañeros de Abc cuando se fue del periódico; ratas a los que no compartieron la idea de la conspiración en relación con el 11-M, y miserable a media sociedad vasca. ¿Eso no es insultar?

– Llamé ratas en una ocasión a aquellos que sacaron el vídeo de Pedro J., y ratas también a los que montan un determinado montaje periodístico intelectual sobre los que pedimos que se investigue. Los que nos acusan de conspirar por pretender buscar la verdad. Y respecto a llamar miserable a media sociedad vasca, la mitad es cobarde y miserable, sí, y la otra mitad son heroicos y es encomiable cómo le plantan cara a la violencia y al terror a pesar de las enormes presiones que sufren.

¿Qué va a hacer a partir de ahora?

– Voy a presentar una demanda civil por vulneración del derecho al honor contra Calleja, y que decida la justicia si hubo o no injuria. Y a partir de ahí, con una demanda de conciliación previa, puede pasar que rectifique y lo retire, o que yo le pida una cantidad económica que no será para mí sino para una oenegé, posiblemente relacionada con el País Vasco y las víctimas.

Venga... meta ruido por ahí