Quiero agradecer a mi querida clientela de derecha e izquierda el apoyo que me han dado en mi escaramuza con Menéame, pero debo reconocer que he sido un poco histérico en mis posts contra ellos. Vistas las explicaciones que dos superkármicos dan un par de hilos más abajo, me doy cuenta de que no hay censura, sino que hay mucha gente en Menéame, y que muchos de ellos se dedican de manera enfermiza a ser “seguratas” y maestrillos, más papistas que el papa, y a poner votos negativos a todo lo que, por una razón u otra, no les gusta. No hay censura directa, pero quizás si que hay una especie de vista gorda por parte de los responsables, que miran para otro lado y no quieren ver el abuso del voto negativo que practican algunos.

Quiero aclarar también que no creo haber hecho SPAM. Sí he pecado, quizás, de mandar muchas cosas mías, y pocas cosas ajenas. Pero este blog tiene 120 posts y tres años de existencia. No creo que 43 envíos de 1200 posts -si no me equivoco- pueda considerarse SPAM. Mi práctica ha sido enviar aquello que creía que era interesante para los lectores de Menéame, y que tenía más posibilidades de salir a la portada. Evidentemente creo que muchas de las cosas que escribo tienen interés. de los contrario, no las escribiría. En la sección de “meneatiqueta” de la wiki de Meneame se dice lo siguiente sobre el autobombo:

Autobombo. Así se le suele decir al hecho de enviar una noticia propia. No hay que darle importancia mientras no sea spam evidente, si la noticia es interesante o merece la pena no importa quien la envíe, si la noticia es irrelevante, spam, provocación, o errónea, será frenada por la comunidad pero que sea solamente autobombo no es razón para votarla negativamente, intenta no prestar atención a quien envía la noticia, lo que importa es su calidad. Blogmemes, por ejemplo, tiene una sección llamada AUTOBOMBO.

Me gustaría hacer una última reflexión: Menéame se presenta como una de las herramientas principales en España de la llamada web 2.0 y también web social. En mi opinión debería favorecer los formatos y los medios propios de la web 2.0 e introducir parámetros que penalicen la presencia de los grandes medios. Por que si no, con el abuso evidente que se está produciendo por parte de muchos usuarios del voto negativo, y la multitud de recursos que tienen los grandes medios, corremos el riesgo que apuntan algunos de que el que se considera punto de encuentro de la web 2.0 se convierta en realidad en un altavoz de los medios tradicionales.

Pues ahí queda eso. Ceso en mis hostilidades, anuncio que seguiré participando en Menéame con un sólo usuario, que seguiré mandando aquello que escriba que considere que es de interés -si alguna vez me levantan el veto-. igualmente manifiesto que don Tumbadito ya está autorizado para escribir en este blog y en cualquiera de sus hilos lo que le parezca oportuno, a favor o en contra mío, con educación o sin ella. Porque, como ha sido siempre hasta ahora, en ASM queda abolida la censura.

Tagged with →