Susana CamareroMiren ustedes que cosa más indigna. Susana Camarero, portavoz parlamentaria del PP en materia de mujer, afirmó ayer en el Congreso de los Diputados que «los medios de comunicación no tienen la culpa» de la violencia de género. Es algo muy discutible. Cuando cada asesinato se trata con unos niveles de fomento del morbo que asustan, cuando se estiran los asesinatos machistas -todos los asesinatos por lo general- mucho más allá de lo que exige el deber de informar y se convierten en objeto de ganancia económica, se adquiere cierta responsabilidad sobre lo que ocurre. En las pelis de polis, cuando el detective busca al ignoto asesino, una de las primeras preguntas que se hace es ¿quiénes son los beneficiarios del crimen? Es evidente e indiscutible que los medios de comunicación -algunos medios de comunicación, para ser justos- son beneficiarios directos de la violencia machista -de la violencia en general- que les sirven para incrementar sus arcas vía ingresos publicitarios. Y esa responsabilidad tienen que asumirla.

A juicio de Camarero, Svletana, la chica a la que asesinó su ex-novio la semana pasada después de que un programa de Antena organizara un reencuentro de la pareja a la que acudió engañada, habría sido asesinada de todas formas. Es posible. Lo dije yo ayer. Pero ello no libera a Antena 3 y al programa El Diario de Patricia de ninguna responsabilidad. Engañaron a una mujer para que acudiera a un encuentro con su ex-novio, y este, pocos días después la degolló. Pero Camarero, que es esa chica tan mona de la foto, ofrece datos nuevos sobre el tema, y arroja luz inesperada en el asunto: la culpa la tiene el Gobierno, que es responsable de la inseguridad ciudadana. Vaya. Y lo pueden leer aquí.

En fin. Yo creo que lo que hay en realidad detrás de este curioso pronunciamiento de la diputada popular es una defensa de la televisión basura, un modelo que tan querido es para el PP, porque mantiene a la gente alejada de los asuntos públicos, incluso ofreciendo formatos destinados a la política, donde lo que prima en realidad es el espectáculo, como es el caso de 59 segundos. El PP, que es un partido basura, necesita la televisión basura para poder prosperar en su sociedad ideal: la sociedad basura en la que todos nos tragamos lo que nos dan sin cuestionar nada.

Me voy a clase. A la vuelta, les quiero aquí en plena degollina intelectual.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →