Consciente de la responsabilidad que tengo contraída con los españoles (ceutíes y melillenses incluidos, así como catalanes, vascos, gallegos y andaluces de Jaén y de las otras siete provincias sureñas) pongo en marcha hoy una nueva sección mensual: el Moscuscopio. Gracias a él, cuando el marzo del presente año -si no lo impide Z con un autogolpe o con cualquier otra treta infecta- se acerquen ustedes, con emoción ciudadana y patriótica en el corazón y su voto en una mano, hacia la urna, lo harán con conocimiento de causa, y sabiendo lo que opina ese selecto grupo de desequilibrados que son los lectores de esta bitácora. A partir de este mes de noviembre, pondré a disposición de mis señores lectores una encuesta los primeros días de cada mes que recogerá la intención de voto de los 200 primeros votantes, con un error de 5 votos arriba y abajo, y podremos ir comprobando cómo evoluciona la intención de voto en esta casa. Se trata de una iniciativa loable, que pongo en manos de los estudiosos de ciencia política para que saquen conclusiones o para cualquier otra cosa que se les ocurra hacer con ella.

NOTA: Como veo que están ustedes votando con alegría y patriotismo, y ya que he añadido partidos a última hora al objeto de que nuestros amiguitos liberalpinochetistas puedan también dar su opinión, es posible que amplíe la muestra del Moscuscopio a 300 votos. También es posible que no lo haga, porque mi voluntad es caprichosa o porque IU pierda posiciones.

Tagged with →