Estos días hemos descubierto que en España hay dos tipos de republicanos: los de guante blanco, que consideran que en ciertas ocasiones está justificado que el Rey llame paternalmente la atención a los inditos salvajes y maleducados -la mayoría de los republicanos “con firma” y algunos sin ella se están comportando así, con más o menos intensidad, estos días, y un claro ejemplo de ello es el baboseo ordinario y bien pringado de nacionalismo español de Sardá con que ilustro esta entrada- y luego están los republicanos de guante rojo, que para mí son más realmente republicanos. Entre los republicanos “con firma” no he encontrado más que a Javier Ortíz y a Rafael Reig. Honrosas excepciones.

Oigan y qué patético y especialmente baboso lo de Pedro J. dándole la enhorabuena al Rey “por lo del sábado“.

Tagged with →