Tengo el orgullo de ser vecino de don Hugo Martínez Abarca, un compañero de Izquierda Unida que ha decidido hacer uso de su ciudadanía y poner una denuncia contra este sujeto, que entre otras cosas ha dicho que “Franco no liquidó a los rojos, los escarmentó” en una entrevista sobre su nueva deposición intitulada Años de Hierro realizada por el diario Público. Don Hugo considera que el pseudohistoriador iletrado Pío Moa ha cometido sendos delitos de injurias y de humillación a las víctimas del terrorismo, tipificados ambos en el Código Penal -artículos 208 y 578 respectivamente-, que como sabemos todos, bien es cierto que unos más que otros, es de obligado cumplimiento, y pide a la fiscalía que actúe en persecución de estas actitudes miserables y presuntamente delictivas. Como yo estoy de acuerdo con don Hugo, y además, como soy un reputado liberticida que quiero reabrir heridas del pasado, y como es conocido por todos que me corroen el odio antiespañol y anticristiano (vean la entrada que hay bajo esta), pues he decidido apoyar la denuncia presentada por don Hugo, no sin cierta envidia por no haber tenido yo los reflejos necesarios.

Lean el texto completo de la denuncia, preséntenla por vía telemática, como he hecho yo ya, y apóyenla en el blog de don Hugo, que es muy bueno, por cierto. Es el imperio de la Ley lo que está en juego, oigan.