Este fin de semana se va a violar por primera vez la ley de Memoria Histórica, al permitirse a los fascistas nostálgicos de la Dictadura que se congreguen en el Valle de los Caídos, donde legalmente no se pueden ya hacer actos políticos como el mencionado. Entre las cuatro y las seis de esta tarde, unas 2.000 personas se han congregado en la Puerta del Sol, en la capital del Reyno, para protestar contra la permisividad de las autoridades contra los grupos fascistas que apalean inmigrantes y asesinan a militantes y a simpatizantes de la izquierda. Como es lógico, los antifascistas han estado sometidos a presión policial toda la tarde, ha habido registros, cacheos y se ha identificado a numerosas personas. Es posible que incluso haya habido una detención. ¿Qué va a pasar mañana, cuando los putos nazis y el benedictino de turno intenten decir una misa por elterno descanso del enano del Pardo en el Valle de Los Caídos? ¿Va a ir un aguerrido agente a pedirle el carnet al benedictino? ¿Van a interrumpir a porrazos la Santa Eucaristía, como debieran? No, claro, supongo que no.

Venga... meta ruido por ahí



Tagged with →